Política Jueves, 16 de mayo de 2019 | Edición impresa

No habrá debate de precandidatos para las PASO provinciales

En Mendoza no es obligatorio y los que tienen más chances esquivan esa posibilidad. Se hará para las generales.

Por Javier Hernández - jhernandez@losandes.com.ar

Cuando falta menos de un mes para que Mendoza vaya a las PASO provinciales del 9 de junio, no existe chance de que los cinco precandidatos a gobernador por las dos principales fuerzas políticas (Cambia Mendoza y el frente Elegí) se presenten a un debate público y televisado, tal y como ha pedido Omar de Marchi a través de un proyecto de ley que ingresó el Pro en la Legislatura.

“Por primera vez habrá en Mendoza unas PASO reales, es decir con internas a gobernador y es necesario que la gente conozca y compare las opiniones”, señalaron desde el entorno de De Marchi, precandidato por Cambia Mendoza. El lujanino motorizó esta semana y a través del diputado Álvaro Martínez un proyecto para que por ley sea obligatorio el debate en las elecciones a gobernador, tanto en la instancia de las PASO como en los comicios generales.

 

Y es que más allá de que existe en la provincia una saludable tradición al respecto, en Mendoza no es obligatorio que los candidatos a gobernador debatan sus ideas públicamente, algo que a nivel nacional fue reglamentado a fines de 2016.

“Aunque no descartamos hacer un debate con los precandidatos, por tradición tenemos la premisa de hacerlo recién para las elecciones generales, es decir cuando los candidatos de cada una de las fuerzas políticas ya estén definidos”, explicó Fernando Hidalgo, periodista y conductor de canal 9, para descartar la idea antes del 9 de junio.

 

El intendente de Capital, Rodolfo Suárez, que en junio irá a internas con De Marchi y Fernando Armagnague, no ha previsto participar de un debate en esta instancia: “Hay que esperar a las generales. Es lo que siempre ha ocurrido y lo que habitualmente organizan las universidades, diario Los Andes y los canales de televisión”, argumentaron en su entorno, donde se muestran seguros de un triunfo en las primarias y por ello mismo prefieren evitar cualquier actividad que pueda traer sorpresas, como discutir ideas con los rivales directos en un escenario masivo y televisado.

En canal 7 también esperan a las elecciones generales para organizar un encuentro con los candidatos: “Vamos a tener debate como lo hacemos en cada elección desde hace años; pero el caso de las PASO es distinto y hemos previsto presentar a cada postulante por separado”, señaló Carlos Hernández, conductor con Andrés Gabrielli del programa político ‘Séptimo Día’: “Pensar en un debate previo a las primarias es complicado porque hoy existen 10 candidatos, pero algunos de ellos van a internas y otros no, entonces cómo coordinar ese encuentro para que sea justo y equitativo, pero principalmente para que resulte claro para el ciudadano. Creo que si no es obligatorio es muy difícil pensar en que se realice”.

 

La senadora nacional Anabel Fernández Sagasti, que en estos días ha participado de distintas mesas de discusión, asegura no tener inconvenientes en discutir ideas en un encuentro televisado, “siempre y cuando se presente Alejandro Bermejo”. Desde su lista señalaron que en esta instancia, “nuestro rival directo es Bermejo y no tiene sentido ir a un debate si no podemos discutir las propuestas que hoy existen dentro del frente Elegí”.

En la vereda de enfrente, Bermejo no tiene intención de debatir en las PASO y cree, al igual que el radical Rodolfo Suárez, que el debate de candidatos debe darse en las generales, con las internas ya resueltas. El diputado Álvaro Martínez (Pro), autor del proyecto que plantea que el debate para gobernador debe ser obligatorio, tanto en las PASO como en las generales, explicó que “debería realizarse en un plazo de 7 a 20 días previos a los comicios y aquel postulante que no se presente, el Estado le retirará su pauta oficial de propaganda”.  

Y cerró el legislador: “Que se apruebe el proyecto a tiempo es solo cuestión de voluntad política, hay que ver si existe el deseo de debatir”.

 

A nivel nacional es obligatorio desde 2016 

En noviembre de 2016, el Congreso Nacional aprobó el proyecto que instaura los debates obligatorios y públicos entre los candidatos presidenciales que superen la instancia de las primarias.

Estipula que haya dos debates obligatorios, uno de ellos en el interior del país, dentro de los 20 días y hasta los 7 días antes de la fecha de elección. Además y en caso de balotaje, habrá un debate adicional.

Así, el primero de los debates presidenciales de las elecciones 2019 ya tiene fecha: será el 13 de octubre en la Universidad Nacional del Litoral, en Santa Fe.