Emprendedores Jueves, 6 de julio de 2017

Negocios con enfoque de género: el objetivo de las emprendedoras de Argentina y Chile

También abordaron los retos que enfrentan dentro de las empresas durante el seminario "Derribando fronteras" que se organizó en Buenos Aires

Por Agencia EFE

Empresarias y líderes argentinas y chilenas apostaron en Buenos Aires por incorporar al mundo de los negocios un enfoque de género y reivindicaron el papel de la mujer en un sector que las sometió históricamente, tal y como apuntaron durante un foro organizado por el país transandino.

El seminario "Derribando fronteras", que se celebró en el centro cultural de la Embajada de Chile en Argentina, estuvo centrado en el papel de la mujer en el mundo empresarial, con la participación de emprendedoras que aportaron sus experiencias de éxito dentro de un ámbito abiertamente machista.

Nicole Verdugo, titular de Género de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales de Chile, centró la conversación en los retos a los que se enfrentan las mujeres dentro de las empresas, como el denominado "techo de cristal" o lo que calificó de "escalera pegajosa".

Más del 93 % de los directorios de las 100 empresas más importantes de América Latina están conformados por hombres

Esto es, la imposibilidad para la gran mayoría de las mujeres de ascender a los altos mandos de las compañías, una dificultad que no pasa, dijo, por la falta de "capacidades" sino de "oportunidades", y recordó que más del 93 % de los directorios de las 100 empresas más importantes de América Latina están conformados por hombres.

"Estamos jugando con la mitad del equipo, así no podemos ganar el partido", dijo Verdugo, quien explicó que su departamento tiene el objetivo de "transversalizar" el enfoque de género tanto dentro como fuera de las empresas.

Laura Albornoz, exministra del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam) de Chile y que en la actualidad integra el directorio de la estatal Corporación del Cobre de Chile (Codelco), apuntó que en el mundo de los negocios se incluye a la mujer porque está bien visto y entendió que el siguiente paso, más difícil, es que "se lo crea".

En este sentido, denunció las "microcosas" a las que las mujeres se tienen que enfrentar en el día a día a causa del machismo imperante, como que se asuma que son secretarias y no directivas o como que se desprecien sus argumentos en las reuniones empresariales por el hecho de no ser varones.

Además, esperó que los cambios positivos que impulsó la presidenta chilena, Michelle Bachelet, en materia de género no sean "una felicidad de unos pocos años" que revierta el próximo Gobierno, y destacó que la falta de oportunidad para la mujer está cambiando en su país, algo que calificó de "luz de esperanza para el futuro".

"Las mujeres pueden lograr cambios y no dejarse someter", concluyó.

Por el lado de Argentina, la empresaria Debbie Mac Donald recalcó la necesidad de políticas públicas que cambien la situación actual de la mujer, que, recordó, "no está inserta en ningún ámbito de la sociedad" de forma completa, y puso el ejemplo de la televisión argentina, donde las mujeres conducen sólo el 33 % de los programas.

Además, habló en clave positiva de las elecciones legislativas argentinas, donde buena parte de las listas presentadas a las primarias de agosto cuentan con al menos un 50 % de mujeres: "Hay un cambio en el discurso, que aunque sólo sea marketing, al menos está", opinó.

Durante la jornada también expusieron sus experiencias mujeres emprendedoras como Alejandra Mustakis, que dirige la Asociación de Emprendedores de Chile (ASECH) o la consejera delegada de la empresa aseguradora Coris, Pilar Lozano, quienes lanzaron un mensaje de optimismo a las asistentes al evento.