Política Miércoles, 26 de febrero de 2020

Nanclares abre el año judicial en medio de un clima de máxima tensión

Entre la interna dentro de la Suprema Corte y la rebelión de los jueces civiles, la Justicia inicia su actividad rodeada de conflictos.

Por Redacción LA

El clima en el Poder Judicial se torna cada vez más caldeado entre los magistrados y magistradas del fuero civil, molestos con parte de la Suprema Corte de Justicia provincial. Desde la Primera Circunscripción Judicial decidieron ausentarse del Acto de Apertura del Año Judicial que tendrá lugar mañana.

La acordada firmada por el presidente del máximo tribunal, Jorge Nanclares, además de los supremos Julio Gómez y Omar Palermo que trasladaba personal del fuero civil hacia el de familia, despertó la ira de los civiles que se le plantaron a la Corte. No sólo pidieron reuniones sino que solicitaron la derogación de la decisión.

 

Ante la falta de una respuesta satisfactoria, desde la Primera Circunscripción Judicial decidieron no asistir al Acto de Apertura del Año Judicial según expresaron en un comunicado.

La justificación radica en que entienden que “ en razón de no haber recibido aún respuesta satisfactoria alguna respecto de los conflictos generados por la implementación inconsulta de la Acordada N° 29489 , la que entendemos pone en serio peligro el sistema de la Oralidad como así también la Gestión Judicial Asociada en nuestro fuero, hemos decidido no asistir al Acto de Apertura Año Judicial”.

 

A esto hay que agregarle la complicada relación que existe entre dos partes bien diferenciadas entre los ministros. Por un lado, el ala “peronista” integrada por Mario Adaro, Julio Gómez y Omar Palermo. Mientras que Pedro Llorente, Dalmiro Garay y José Valerio conforman la parte “radical”, con Jorge Nanclares que si bien es el menos radical de los radicales, hoy cuenta con más apoyo de los tres primeros, que de éstos últimos.

La votación salió 4 a 3, en noviembre del año pasado, por lo que se acrecienta la grieta judicial. Por un lado, Nanclares se votó a sí mismo, y acompañaron los más cercanos al peronismo, como Gómez, Adaro y Palermo. Del lado contrario, Valerio también se votó a sí mismo, y lo secundaron los ministros más radicales, como Garay y Llorente.

 

La invitación de adherir se hace extensiva a “los señores jueces y personal de la justicia  de Mendoza, a la Asociación  de Magistrados  y el Colegio de Abogados”.

En el transcurso de la tarde, podrían sumarse más ausencias a un acto que tendrá puesta la lupa.