Policiales Jueves, 12 de diciembre de 2019

Nahir Galarza se agarró a “las piñas” con otra interna del penal donde está presa

Fuentes policiales informaron que se habían peleado por el uso de un teléfono que las prisioneras poseen para hablar con sus familiares.

Por Redacción LA

Nahir Galarza, la joven condenada a prisión perpetua por el asesinato de su novio Fernando Pastorizzo, se agarró a las piñas con otra reclusa de la Unidad Penal Número 6 de mujeres de Paraná.

La joven fue separada del resto de la población carcelaria y puesta en aislamiento. Según informó diario Crónica, el personal penitenciario tuvo que separar a las dos internas para evitar incidentes mayores.

 

“Nahir reaccionó y golpeó a otra interna en la boca, para después azotarla contra el suelo”, relató una reclusa.

De acuerdo a trascendidos, Galarza agredió a golpes a Silvina Romero, a quien sus compañeras describieron como “una chica que no es violenta, pero es grandota, no está para hacerla enojar”.

Fuentes policiales informaron que las dos reclusas se habían peleado por el uso de un teléfono que las prisioneras poseen para hablar con sus familiares desde el penal, el único contacto que tienen por fuera de las visitas.

 

“Nahir se colgó del teléfono a las 21 y nadie pudo hablar con sus familiares. Eso pasa un montón de veces y es el gran problema que tenía con sus compañeras en el otro pabellón”, explicó otra presa.

Cuando Romero le pidió el teléfono, Galarza se salió de su eje y comenzó a agredirla físicamente.

"Nahir dijo que las otras le pegaron primero. Pero es imposible, porque si Silvina le llega a levantar la mano a Galarza, la destroza porque es grandota. Después, nos enteramos que la guardia la enganchó a Nahir rasguñándose para tener marcas”, dijo la testigo.

 

Como consecuencia del conflicto, la joven oriunda de Gualeguaychú fue puesta en una celda de aislamiento y el resto de las reclusas se quedaron sin teléfono.