Sociedad Viernes, 18 de octubre de 2019

Nahir Galarza dijo que está embarazada: "Va a ser difícil estar en prisión con un bebé"

La joven, condenada a perpetua por asesinar a tiros a su novio Fernando Pastorizzo, tuvo una pérdida. Pero las autoridades lo desmintieron.

Por Redacción LA

Nahir Galarza, la joven de Gualeguaychú condenada a prisión perpetua por asesinar a tiros a su novio Fernando Pastorizzo, dijo que está embarazada de 5 meses. Sin embargo, el Servicio Penitenciario confirmó más tarde que el estado de gravidez, era una farsa.

La joven de 21 años, que cumple condena en la  Unidad Penal Nº 6 Concepción Arenal, la cárcel de mujeres de Paraná, sorprendió con su revelación en declaraciones al medio Ahora de Entre Ríos.

Galarza aseguró que prefirió mantener en secreto su "embarazo" porque consideró que “era lo más seguro”. “Tenía miedo”, agregó.

 

El temor de Nahir era que las autoridades de la UP6 la enviaran al pabellón de madres, lugar desde donde la insultan e intentan agredir cada vez que pasa. El abogado de Nahir, José Ostolaza, presentó esta mañana al Superior Tribunal de Justicia un pedido de atención médica urgente para la joven, ya que anoche sufrió pérdidas y aún no se realiza ningún estudio médico.

Nahir dio detalles de su situación anoche, en diálogo con el periodista Elías Moreira Aliendro. “Hasta ahora estaba tranquila y me sentía segura porque la única que lo sabía era yo y tenía cómo cuidarlo. Pero hace un rato tuve una pérdida y esta vez es un montón, por eso tengo miedo. Ahora estoy mejor y ya no me duele, pero no sé qué me van a decir los médicos. Mis abogados están presentando un escrito para que me atiendan”, dijo.

 

“Sole (Yanina Soledad Lescano, su compañera de celda con la que subió las polémicas fotos). Que ella sepa me genera confianza. Me ayuda porque yo no tengo ni idea y ella es mamá, y como mamá me contiene y me da consejos, me hace sentir bien”, reveló.

Y agregó: “Se lo dije porque me generaba tranquilidad que ella, que está acá conmigo, lo supiera. Y en realidad mi idea era seguir esperando y aguantar lo que más pudiera, más que nada por este miedo, pero ahora no me quedó otra. Supongo que va a ser un escándalo cuando se entere todo el mundo, con sus críticas y sus opiniones; también quería evitar eso”.

"Me arrepiento de haber hecho lo que hice. Porque imaginate lo difícil que va a ser estar acá con un bebé", confesó. "Deseo que pueda vivir fuera de este lugar, que sea feliz, que nunca tenga que pasar por nada de lo que yo viví", senrenció.

Tras el revuelo, autoridades del Servicio Penitenciario sospechaban que podría tratarse de una farsa, lo cual fue confirmado por los estudios ginecológicos, informó El Once.