Vendimia Sábado, 9 de marzo de 2019 | Edición impresa

Música: 50% original y 98% en vivo

El ensamble de más de cincuenta artistas que dirige la batuta de Mario Galván tiene la responsabilidad de manejar las emociones.

Por Redacción LA

“Me gusta la contundencia”, define con claridad Mario Galván, quien está a cargo de la dirección musical y de la música original de “Tejidos en tiempo de Vendimia”. Y es eso lo que promete se escuchará hoy, mañana y pasado en el espectáculo que darán en el Frank Romero Day.

Mario ya estuvo en el teatro mayor de la Vendimia, fue en 2012 cuando lo convocaron Talquenca y Mattar. Gracias a aquella experiencia, ahora se siente con solidez.

 

Tal como ha explicado en varias ocasiones, durante los preparativos, la mitad de las canciones son originales y el resto tiene arreglos pensados para explorar los diferentes matices y adecuarse a la necesidad de la puesta en escena.

“La originalidad de la propuesta se centra en combinar elementos tradicionales como el malambo o la cueca, con otros innovadores como tecno y ritmos urbanos, modernos y populares. La música de esta Vendimia está pensada como un tejido, desde los arreglos, la composición y elección de los temas, hasta los estilos que abarcan el folclórico, clásico, y la música ciudadana entre otros. Todo se entrecruza en un ensamble”, advierte como un aspecto inédito en la tradicional fiesta el dossier que ofrece el Gobierno de Mendoza, pero que sin duda resume claramente el espíritu del director musical.

 

“Además de lo tradicional, hay autores contemporáneos, clásicos nacionales... El desafío que nos planteamos es cómo manejar las emociones desde los arreglos; buscar la fibra, el romance -por ejmplo- a través de la zamba”, apunta Galván, quien asegura que 98% de la música será en vivo. “Aproveché a hacer un gran tejido musical en el malambo”, insiste a modo de cierre.

En una mirada retrospectiva, Galvan advierte que desde que empezaron a aparecer los músicos en vivo se ha crecido en cómo sostener el discurso y se ha logrado mayor claridad.
 

 

Ensamble 2019

Integrado por 52 músicos y cantantes.

Violín: Elda María Pineda Zaccara, Roger David Campos Atienzo, Fabricio Gabriel Costanza, Catalina Griselle López Martínez, José Alejandro Melo Rauque, Marina Romeo, Valentina Spina Zapata, Engel Bernard Suárez Cantor.  

Viola: José Ernesto Guevara Díaz, María Jazmín Montivero, María Virginia Palero.

Violonchelo: Ana María Caldera Angarita, Juan Ignacio Geredus, Edgar Abraham Vivas Blanco.

Contrabajo: Carlos Esteban Pérez.

Vientos: Leonardo Martín Altavilla (trompeta), Eliana Condori (flauta), Iván Gabriel Marquet (oboe), Luis Natanael Sánchez (clarinete), Ladislao Abt (trombón), Oscar Alfredo Campos (saxo tenor), Leandro Javier Riolobo Letard (corno francés).

Aerófonos andinos: Gabriel Vargas Mamani, Emmanuel Cruz, María Eugenia Moreno.  

Banda: Raúl Daniel Reynoso (guitarra), Alfredo Ramón Álvarez (guitarra), Rubén Alber
to Martínez (guitarra), Julio Alberto Tobares (guitarra), Diego Andrés Ferreira Beltrame (guitarrón), Martín Ignacio Sánchez (guitarra eléctrica), Héctor Javier (guajardo bajo), Lucas Nereo Luchetti Araya (batería), Jazmín Celia Gala (percusión popular), Franco Prósperi (percusión clásica), Ricardo Mario Vaccari (percusión popular), José Mariano Moreno (tecladista/ acordeonista), Facundo Pelaitai Cammerucci (pianista/ tecladista), Fabrizio Colombo (bandoneón), David De Mata (cantante, teclado y programación).

Cantantes: Gabriela Mariana Fernández, Luis Emilio Aberastain Zuza, Enzo Fabián De Lucca, Analía Sara Garcetti, Santiago Nahuel Jofré, Andrea Yolanda Leguizamón, Mariano Leotta, Griselda López Zalba, María Paula Neder.

Operador de Monitores: Emmanuel Alejandro Acuña.

Dirección General: Patricio Ibire (codirector musical y cantante), Mario Alejandro Galván (dirección musical y música original).