Sociedad Martes, 13 de agosto de 2019

Murió uno de los dos hipopótamos del Ecoparque

Se trata de "Chiquitita", que en las últimas dos semanas presentó pérdida de apetito. Estaba por ser trasladada a Sudáfrica.

Por Redacción LA

Murió una de las dos hipopótamos hembra que habitan el Ecoparque de Mendoza. En las últimas dos semanas se le había detectado una pérdida en el apetito y, pese a ser atendida por el personal, falleció el domingo tras una falla en el hígado.

El deceso de "La Chiquitita" -como la conocían en el ex Zoo provincial- se produjo en horas de la mañana del domingo, tras varias semanas de tratamiento y monitoreo para detectar su evolución.

Incluso, los veterinarios notaron una mejora importante en su salud, notándose recuperación en la ingesta. Pero durante el fin de semana, el animal volvió a deteriorarse sin mostrar ninguna lesión y síntoma externo y dejó de existir.

 

Durante las primeras horas de este martes, todo el equipo veterinario del actual Ecoparque realizó el procedimiento de necropsia para lograr detectar el causante del deceso. 

Los resultados de este procedimiento médico dieron como resultado una falla grave en hígado, con evidente degeneración del tejido. Esto condujo a una falla multisistémica que lleva a un cuadro neumónico que desencadena la muerte. El personal veterinario continúa realizando estudios complementarios para determinar la falla hepática avanzada, indicaron desde la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial.

"La Chiquitita" había llegado al entonces zoológico de Mendoza en 1992 desde Estados Unidos, con 27 años de edad.

 

El año pasado, la Dirección Ecoparque Mendoza había iniciado las gestiones para el traslado de los dos especímenes a SanWild Wildlife Sanctuary & Rehabilitation Center, en Sudáfrica, traslado que se estaba coordinando en conjunto con Ecoparque Buenos Aires, desde donde también enviarían un ejemplar.

Con la información sanitaria ya enviada sobre los dos hipopótamos desde Mendoza al mencionado santuario, se esperaba que Sudáfrica culminara la elaboración de las condiciones sanitarias finales requeridas para el ingreso de esta especie a su país, las que serán directamente transmitidas al Senasa para que supervise el cumplimiento de las cuarentenas necesarias.

 

Las tratativas del traslado continuarán con la hipopótamo que permanece en el predio del Ecoparque Mendoza, con el objetivo de lograr su reubicación en su continente de origen y garantizarle una mejor calidad de vida con otros animales de su misma especie.