Sociedad Martes, 11 de junio de 2019

Murió "Facha", el perro al que en 2010 le explotó un petardo en el hocico

Luego de aquel hecho fue adoptado por Romina, con quien vivió hasta hoy. "Fue un compañero incondicional", dijo su dueña.

Por Federico Fayad - ffayad@losandes.com.ar

Murió el perro Facha. El 20 de noviembre de 2010, un grupo de estudiantes del Departamento de Aplicación Docente de la UNCuyo festejaba el fin de curso. Tiraban petardos en la plaza Independencia. Uno de ellos fue a parar a la boca del perro, cuando se recuperó de sus heridas y fue adoptado por Romina Bondi y Juan Diaz.

Según publicaron sus dueños en la fan page de Facebook "Facha, el perro recuperado", el perrito, de 13 años, fue internado de urgencia y horas más tarde dejó de existir. "Queremos agradecer a todos los que publicaron y compartieron. Pero lamentamos comunicarles que Fachita hoy nos dejó. Fue un placer haber amado a este ser hermoso. Gracias....", publicaron en la cuenta.

Romina Bondi contó a Los Andes que Facha además de sus años, tenía un tumor muy grande en el corazón y difícilmente iba a resistir más tiempo. "Facha fue un compañero incondicional, siempre estuvo a mi lado, hasta el último día se echó a mis pies. Estuvo tranquilo hasta el último momento. A pesar de su problema interior, su tranquilidad se veía en su mirada", comentó Romina.

También agradeció a todos los que siempre estuvieron presentes en la vida de su mascota. "Facha siempre agradeció todo con su mirada dulce. Gracias porque sé que muchos querían a Facha. Facha es de Mendoza, él pertenece acá y siempre va a estar presente", señaló.

El día del petardo

Recordemos que en 2010, uno de los adolescentes le arrojó un petardo; el can lo tomó en su boca, explotó en su mandíbula y -como consecuencia- sufrió serias lesiones.

El hecho se produjo durante la tarde del jueves 19 en las inmediaciones de la fuente de la la plaza Independencia, en pleno centro mendocino.

Según la crónica de aquella época uno de los alumnos de noveno año del DAD, quien junto a sus compañeros festejaba el fin del cursado, arrojó un petardo y “Facha”, un perro que duerme en la plaza y es muy querido por los artesanos que trabajan allí, lo tomó con su boca y allí se produjo el estallido.

De inmediato se movilizaron los artesanos, miembros de asociaciones protectoras de animales, agentes municipales y hasta los propios alumnos del DAD, quienes colaboraron para los primeros auxilios y el traslado hasta la Veterinaria San José. Una vez allí el diagnóstico fue: hemorragia nasal y fractura completa bilateral de las ramas horizontales de la mandíbula.

“El perro se acercó al petardo y cuando lo quiso morder, le estalló en el hocico, pero nunca nadie se lo tiró intencionalmente. Fue un accidente”, explicó una de las compañeras del joven que arrojó el elemento pirotécnico.