+ Deportes Lunes, 20 de agosto de 2018 | Edición impresa

Murialdo de América

Con goles de Franco Ferruccio y Joaquín Vargas, los canarios derrotaron a los Azules de Concepción Patín, último campeón continental.

Por Gonzalo Tapia - gtapia@losandes.com.ar

El 18 de agosto de 2018 será una fecha imborrable para todos los hinchas del club Leonardo Murialdo, porque por primera vez en la rica historia del hockey  re patines de la escuadra del distrito de Villa Nueva, los Canarios levantan la copa de los mejores del continente.

Puerto de Santos mediodía del domingo del niño en Argentina: los jugadores, algunos hinchas y el cuerpo técnico todavía no bajan desde la nube que horas antes y gracias a la magnifica actuación de los orientados por Néstor Pera lograron quedarse con la final sudamericana ante uno de los prestigioso de este deporte: Concepción Patín Club.

Y como toda epopeya histórica el dolor no puede estar ausente, el equipo tuvo que sufrir la baja importante de Adolfo Isoler y eso también fue una motivación extra.

“Todavía no caigo, pero estamos muy contentos ¿qué hicimos en los festejos? fuimos a cenar todos y algunos hinchas  ”, dice uno de los referentes del elenco de Villa Nueva: Francisco Nardi.

El DT del elenco campeón de América es Néstor Perea. “Nos dimos cuenta que podíamos lograr el campeonato, después que le ganamos a UVT, además nos sacamos una espina, porque perdimos con ellos la final de la Liga nacional en su última edición y después cuando le ganamos  Inter con toda su gente y después ante Talleres que le ganamos bien y así demostramos el alto nivel que tenemos”.

Luego Perera destacó: “la final la jugamos para salir campeón, los jugadores hicieron los que les propuse, estuvieron muy bien en los físico y mental. Nos propusimos partido tras partido y demostramos ser un equipo equilibrado. Tuvimos jugadores de alto nivel y grandes individualidades, todos rindieron bien”.

Uno de los pilares de la escuadra Amarilla es Germán Nacevich: Desde que salimos de Mendoza teníamos ganas de ganar esto, somos en su gran mayoría de Murialdo. Para mi el más difícil que tuvimos y lo jugamos como una final fue ante UVT, era bisagra ganar, fue el juego clave del campeonato y también en la final, ahí no podés especular”. 

Después Joaquín Vargas líder del elenco murialdino agregó: “Tengo una felicidad enorme. Estamos viviendo un sueño del cual no queremos despertar. Uno de chiquito siempre aspira a lograr grandes cosas con el club del que es hincha, y la verdad que a medida que fuimos creciendo nos imaginábamos y nos veíamos cada vez mas cerca de lograrlo. Sentimos que esta era nuestra oportunidad y no podíamos desaprovecharla como nos paso el año pasado con la liga nacional. Las claves de este grupo sin duda que fueron la unión y el trabajo, siempre estamos sonrientes y la verdad que la  unión es la que nos hace mas fuerte y nos hace sacar energías de donde no tenemos para apoyar al compañeros. Murialdo tiene grandes hockistas jugadores pero sobre todo grandes personas”.