+ Deportes Jueves, 23 de mayo de 2019

Mundial Sub 20: expectativas sí, pero moderadas

Argentina tiene nombres para ilusionarse, pero la preparación no ha sido la mejor y eso despierta las alarmas.

Por Redacción LA

El Mundial de la categoría Sub 20 contempla a la Selección de Argentina como un oponente peligroso para todos y por qué no un candidato a llegar lejos, pero por más de una razón sería injusto deducir que está en la primera línea y que menos de la final del 15 de junio todo tendría sabor a fracaso.

Así en el fútbol en particular como en la vida en general, conocer en detalle de dónde se viene es condición necesaria de avizorar adónde se va, de cuáles herramienta se dispone, de cuál potencial y del eventual punto de cocción.

Pese al subcampeonato obtenido en el Campeonato Sudamericano que tuvo lugar en Chile, y a la consiguiente clasificación, sería excesivo embellecer aquello al punto de evocarlo como un paseo sin sobresaltos y mucho menos como fuente de garantía de lo que sucederá desde el sábado en Polonia.

Primero porque está por verse la solidez del funcionamiento inspirado por el entrenador Fernando Batista, después por lo limitada de una preparación que apenas si ha constado de un puñado de entrenamientos y un par de amistosos jugados en Alicante (sendos triunfos de 3-1 ante Villarreal B y el representativo de Honduras) y en última instancia por la propia dimensión del plantel.

Un plantel muy rico, cómo no, pero al tiempo alejado de la luminosa impronta de las mejores expresiones argentinas en una categoría en la que encabeza el ranking histórico.

Salvo Ezequiel Barco en el Atlanta United y Gonzalo Marioni en Talleres de Córdoba no hay jugadores consolidados en Primera División, sin perjuicio de la valoración que merecen suplentes calificados como Agustín Almendra en Boca, Cristian Ferreira en River y Pedro de la Vega en Lanús, por ejemplo.

Condiciones, buenas condiciones, aptitudes, potencial y horizonte próspero hay en un grado apreciable, nadie dice que no, y en ese contexto da para imaginar un espléndido central en Nehuén Pérez y un muy buen lateral en Facundo Mura, un motor aceitado en Aníbal Moreno, un wing siglo XXI en Agustín Ursi, fuentes de chispa creativa en el referido Ferreira, un animal del gol en Julián Álvarez, y así. 

Pero el sentido común y la sensatez inhiben pasar por alto que aún en el mejor de los casos se trata de proyectos destacados, pero proyectos al fin.

La Argentina debutará el sábado próximo frente a Sudáfrica en el estadio de Tichy, su segundo adversario será Portugal el martes 28 y cerrará la participación en el grupo F con Corea del Sur el viernes 31.

De los tres, los más empinados son los lusos, vigentes campeones europeos Sub 19.
Al parecer la alineación que afrontará el debut versus los sudafricanos comprenderá a Manuel Roffo; Marcelo Weigandt, Nehuén Pérez, Facundo Medina y Francisco Ortega; Fausto Vera y Santiago Sosa; Pedro de la Vega, Cristian Ferreira y Ezequiel Barco; y Julián Álvarez.

Argentina se ha quedado seis veces con el Mundial Sub 20, en las ediciones de 1979, 1995, 1997, 2001, 2005 y 2007.

Sin embargo sufre una pronunciada declinación que data de una década: en 2009 y 2013 no se clasificó, en 2011 llegó a cuartos de final y en 2015 y 2017 no pasó de la primera ronda.

Entre las celebridades albicelestes que brillaron en los Mundiales de esta categoría se inscriben Ramón Díaz, Juan Román Riquelme, Pablo Aimar, Esteban Cambiasso, Javier Saviola, Maximiliano Rodríguez, Sergio Agüero, Fernando Gago y dos de los mejores futbolistas de todos los tiempos: Diego Armando Maradona y Lionel Messi.