Opinión Muy Tecno Miércoles, 11 de septiembre de 2019 | Edición impresa

Apple: mucha renovación, poca innovación - Por Claudio Barros

Por Claudio Barros - cbarros@losandes.com.ar

Cada vez parece más lejano ese momento en que las presentaciones de Apple revolucionaban el mercado con el lanzamiento de un producto y dejaban al usuario deseoso de correr a comprar un nuevo dispositivo. El Apple Event de este martes en California tuvo muchos lanzamientos pero pocas sorpresas. La compañía que una vez fundó Steve Jobs y que ahora comanda Tim Cook lleva un tiempo reforzando sus productos pero sin marcar un cambio radical. Y la verdad es que hay poco margen para cualquier innovación y Apple lo sabe bien. 

 

El negocio cambió y el dinero ya no está en vender productos complejos y radicalizados. El nuevo iPhone 11 así como el iPad o el Watch son productos excelentes pero lanzados casi por obligación, con características que su competencia ya posee y sin novedad debido a las filtraciones masivas que hubo en los meses previos. 

 

Apple mejora su desarrollo, sus cámaras y sus procesadores pero de ninguna forma todo eso vale la pena para que sus usuarios renueven modelos cada año. Incluso la compañía insiste en que no sea así y mantiene vivos sus equipos más antiguos. 

Las características del nuevo iPhone 11 lo hacen potente pero poco innovador | AFP

El verdadero negocio ahora son los servicios y Apple está invirtiendo millones para liderar la tendencia con su oferta de series y películas en streaming junto con su consola virtual de videojuegos online. Allí es donde de verdad busca innovar ofreciendo lo que otros ya hacen con bastante éxito -como Netflix-, enfrentándose a los que van creciendo sin parar -como HBO y Amazon Prime Video- y sin miedo a enfrentar a otras empresas tan ambiciosas como ellos, como Disney+. A decir verdad acá tampoco hay mucho margen para revolucionar pero sí para obtener mucho dinero y muy rápidamente. Pero además del dinero, ¿qué impulsa a Apple a meterse en un mercado tan saturado? Aquí reside el misterio y las únicas respuestas son especulaciones. Lo más probable es que Apple quiera sacar jugo a su característica más valiosa y de la que pocas empresas pueden presumir: la fidelidad de sus consumidores.  

 

Apple ha premiado a sus usuarios ofreciendo un entorno que funciona a la perfección cuando se utilizan sus productos en forma combinada y espera que muchos quieran pagar sus servicios para que esa integración sea una experiencia cotidiana más que una renovación tecnológica.