Sociedad Domingo, 5 de abril de 2020 | Edición impresa

Micaela Sosa es la primera egresada de la UNCuyo en la modalidad virtual

Se recibió de licenciada en Ciencias Básicas con orientación en Química tras rendir con una plataforma de videollamadas.

Por Federico Fayad - ffayad@losandes.com.ar

Micaela Sosa, de 25 años, es la primera egresada de la UNCuyo bajo la modalidad virtual o a distancia. La joven, oriunda del departamento de Rivadavia se convirtió, luego de rendir su examen final, en licenciada en Ciencias Básicas con orientación en Química de la facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de Cuyo.

El pasado viernes 3 de abril Micaela tuvo que vestirse formal, para cumplir con el protocolo, pese a estar en su casa por el aislamiento social obligatorio. Así frente a la mesa evaluadora rindió su examen desde las nueve de la mañana y, una vez que terminó de exponer, esperó los resultados. La nota: 10.

 

Luego, tras la noticia, llegaron los abrazos con su mamá Patricia aunque tuvo que conformarse con las felicitaciones a distancia por parte de su novio y sus amigos. "El saludo fue raro, salimos a la puerta de mi casa y mi mamá me tiró harina. Vivo en un lugar alejado de todo, así que no había nadie cerca. Justo pasó una vecina para sacarnos la foto. Fue muy extraño", detalló la licenciada que fue becada por el Conicet donde comenzará a trabajar aunque asegura que será una oportunidad para seguir aprendiendo.

Objetivo cumplido

Micaela cuenta que al iniciar su carrera nunca imaginó este final. "Siempre pensé que iba a ser frente a la familia, con los amigos mirando y el grupo de docentes en el auditorio. Fue distinto, desde mi casa, con mi mamá. Además terminé la charla y fue todo silencio. Esperaba el aplauso por años de estudio. Pero no quita la satisfacción de haber cumplido con el objetivo", indicó la joven profesional quien agregó que el último examen lo dio por la plataforma Zoom.

 

La licenciada señaló que durante el examen mostró el Power Point que había preparado y que frente a ella, en la pantalla, se encontraba la persona que organizó la videoconferencia, tres evaluadores, el co director, la directora de la carrera y dos personas de su entorno cercano: su novio y una compañera.

"No sentí presión. Creo que no me daba cuenta que me estaban mirando. Lo hubiera sentido más si hubiera sido en el auditorio, porque ahí sentís más la adrenalina de la gente. Acá era todo muy tranquilo", comentó.

 

Cuando terminó de dar su examen, los docentes le realizaron preguntas y luego se hizo un silencio incómodo que la puso nerviosa. "Nos sacaron a mí y a la gente de mi entorno del zoom para realizar la evaluación. Fueron diez minutos de espera. Después volvieron y me dijeron cuanto me saqué", detalló Micaela.

Abrazos virtuales

La joven Química cuenta que hasta que no terminó la sesión en zoom no pudo abrazarse con su mamá, que era lo que más quería en ese momento. Según cuenta, fue raro tener que pasar esa espera.

 

Una vez que quedó libre, fueron todos festejos. "Salimos a fuera de mi casa, yo vivo en una zona rural así que no había nadie cerca. Mi mamá me tiraba cosas y justo pasó una vecina que nos sacó unas fotos con el cartel", describió.

Continuando, aclaró que a ella le habían dado la opción de esperar hasta que se reiniciara la actividad, pero le pareció que era mejor rendir para poder cumplir con su etapa de estudiante en la facultad.  

 

Cuando se retome la actividad, comenzará a trabajar en el Conicet, institución donde fue becada. "Será en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales con el grupo de investigación dirigido por el doctor Mario del Pópolo", señaló.

Estudiar en cuarentena

Micaela dijo que la cuarentena le ayudó a estudiar en el último tramo de su carrera, porque fue un plus que le permitió no distraerse de su objetivo. "Es como que decís, no hay otra cosa que hacer, entonces sigo estudiando", recordó.

 

Además, contó que de la carrera le queda el aprendizaje, el conocimiento y las ganas de estar en la universidad. "La facultad me enseñó cómo afrontar la vida, no solo te da conocimientos sino herramientas para saber manejarte. También te enseña el valor de tener conciencia como ciudadana", remarcó.

Para terminar dijo que lo que viene es más aprendizaje que le permitirá aportar a la Ciencia desde su lugar. También tiene la ilusión de descubrir cosas nuevas y seguir profundizando los conocimientos en otros idiomas.

 

"Quiero decirles a mis compañeros que inician que hay que entrar en el mundo del saber, que esta cuarentena no lo haga quedarse. No se dejen estar", terminó la joven agregando que agradece el apoyo del decano Néstor Giocco y del vice decano Mario del Pópolo.