Sup. Economía Guarda14 Domingo, 9 de junio de 2019 | Edición impresa

Mercado activo: el vino entre las góndolas y los envíos al exterior

La merma del consumo interno es la mayor de los últimos 70 años. En contrapartida, sigue en alza el  volumen de vino fraccionado exportado.

Por Mauricio Videla - mvidela@losandes.com.ar

Según el reporte de la división Vinos del banco Supervielle presentado esta semana, el mercado de vinos doméstico se sigue achicando. De hecho, el volumen de vino vendido en 2018 es el más bajo de los últimos 70 años y “esto ha hecho crujir la industria desde los viñedos hasta las góndolas”. 

Sin embargo, el mercado internacional presenta oportunidades y se cree que Argentina podría aprovecharlas con una buena estrategia comercial.  “El mercado externo tiene dos oportunidades muy claras. Una es que en los próximos años todo indica que el comercio mundial de vinos va a seguir creciendo y lo va hacer en las categorías en donde Argentina tiene ventajas competitivas por el lado de los productos”, explica Javier Merino, quien realizó el informe para el banco Supervielle. 

 

Y agrega: Nosotros tenemos oportunidades en el mercado de Estados Unidos, no tanto el mercado chino. Si bien se estima crecimiento en China, no sería tan importante para Argentina. La industria tiene que dedicarle más esfuerzo a estos mercados de lo que se ha colocado en estos años”.

En contrapartida a lo que ocurre con el consumidor nacional (se estima que el consumo per cápita caerá a 17,8 litros en 2019), la exportación de vino fraccionado sigue en alza y en el mes de mayo creció un 15,9%. Entre enero y mayo los vinos fraccionados acumulan una suba del 9,2%. 

 

De mantenerse el tipo de cambio alto, el aumento de volumen de exportación de vino fraccionado se continuará incrementado en 2019 gracias a una fuerte política de difusión y conquista de mercados. El malbec representa la mayor proporción de los vinos, con casi el 66% del total enviado al exterior; mientras sigue dominando las preferencias del consumidor en el mercado interno. 

Sin atenuantes

El crecimiento del mercado externo de vinos se hace evidente en toda clase de envases. En el acumulado de los primeros cinco meses del año, los envíos en botella mejoraron 8,9% para las bodegas argentinas, pasando de 663.881 hectólitros en 2018 a 722.762 hectólitros en 2019. 

 

En términos porcentuales fue mayor el incremento de las exportaciones de vino Tetra Brik, que en el período enero-mayo mostró una mejora del 14,5%. Por su parte, el bag in box repuntó 2,6%. 

Así mismo, las exportaciones de vino a granel, que ya habían mostrado signos de recuperación en 2018, continuaron con la tendencia alcista y lograron un aumento del 142% entre enero y mayo.  No se quedó atrás el mosto concentrado, que logró un incremento del 36,4% en sus exportaciones durante el período analizado. Se enviaron 32.442 toneladas de ese producto en los primeros cincos meses de 2018 y 44.253 toneladas en igual período de este año.