Sociedad Lunes, 21 de octubre de 2019 | Edición impresa

Meningococo: no se sabe cuando estarán las vacunas para retomar la campaña

Sin embargo, están frenadas en Aduana y no hay información oficial sobre cuándo estarán disponibles.

Por Verónica De Vita - vdevita@losandes.com.ar

La vacunación contra el meningococo para chicos de 11 años fue suspendida por el gobierno nacional en agosto de 2018. Desde entonces, son más de 30 mil los chicos que en Mendoza no fueron vacunados.

No se dieron más argumentos que demoras en el proceso de fabricación. La provisión de Menveo, la marca que se estaba utilizando, había comenzado a escasear durante ese año y alcanzó al sector privado también.

 

Tras reclamos de entidades médicas, incluso con presentación de medidas judiciales - la última, esta semana- que instan a cumplir con el Calendario Nacional de Vacunación, aseguran que hay avances para retomarla luego de que se hiciera una compra de 400 mil dosis para todo el país de otra marca: Menactra, elaborada por el laboratorio Sanofi Pasteur.

Cuando ya suman casi 14 meses desde la suspensión, desde la empresa informaron que están disponibles aunque con una nueva dilación. “Son las que pudieron gestionarse pero están en la Aduana hace un mes”, expresó Juan Martín Meli, Gerente General para Cono Sur. 

 

Esta vacuna contra el meningococo es tetravalente e incluye los serogrupos A, C, Y y W. Justamente de este último es que se ha notado un brote y por eso la preocupación de los especialistas.

Se trata de una bacteria que provoca patologías graves e invasivas. Entre ellas meningitis, la inflamación de la membrana que cubre el cerebro;  bacteriemia, una infección de la sangre y sepsis, una infección generalizada. 

 

En aproximadamante 10% de los casos el cuadro puede ser fatal mientras que se estima que entre 1 y 2 de cada 10 afectados pueden quedar con secuelas irreversibles como amputaciones, la pérdida de audición o daños neurológicos graves. La enfermedad meningocócica puede afectar a cualquier edad pero en particular a los menores de 5 años.

Obligatoria

Esta vacuna fue incluida en el Calendario Nacional en 2017 lo que implica que es obligatoria y gratuita.

 

Para los bebés se indica un esquema de 3 dosis: la primera a los tres meses de vida, la segunda a los 5 meses y la última es un refuerzo a los 15 meses. La vacunación de lactantes tiene el objetivo de proteger de la enfermedad al grupo etario más vulnerable y con mayor riesgo de enfermar y morir. La siguiente es la de los 11 años y apunta mayormente a reducir la circulación ya que son los principales portadores de la bacteria.

A nivel nacional se estima que suman unos 750 mil los chicos de esta edad que no la recibieron. Pese a esto, diferentes fuentes tanto a nivel de entidades de salud como médicos, dijeron que respecto del tema no hubo ni hay precisiones. Los Andes consultó a la secretaría de Salud de Nación pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta. Sin embargo, hace unos días habían anticipado a un medio nacional que esperaban poder tener dosis disponibles antes de fin de año.

En la dirección de Inmunizaciones de Mendoza dijeron que no tienen ningún comunicado oficial al respecto. 

 

En este plano surgen interrogantes:  si vuelve a vacunarse a este segmento ¿qué pasará con los chicos que durante este tiempo no fueron inoculados?. Iris Aguilar, directora de Inmunizaciones dijo que si llega antes del comienzo del ciclo lectivo 2020 ve difícil que se realicen campañas en las escuelas por lo que los padres deberían acudir por iniciativa propia.

“Desconocemos si se va a poder hacer la recuperación de esquemas en adolescentes porque no ha habido información oficial al respecto”, expresó la doctora Silvia González, miembro de la Comisión Nacional de Inmunizaciones. Lo hizo en el marco de una reunión médica realizada en Buenos Aires y organizada por Sanofi Pasteur para dar información. Participaron referentes de todo el país y Los Andes estuvo en la convocatoria.

 

Los portadores

No es un tema menor: los adolescentes son los principales portadores del meningococo, una bacteria presente fundamentalmente en la nariz y la boca. Aunque se enferman menos pueden transmitirla y los principales afectados son los niños menores de 5 años que no han sido vacunados. El mayor impacto y riesgo es para los menores de un año y especialmente los menores de 2 meses ya que para ellos no existe vacuna.

El médico brasileño Marcos Safardi, presidente del Departamento de Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Brasileña de Pediatría, explicó que hace 9 años se implementó esta vacunación en su país con muy buenos resultados. Detalló que 9 de cada 10 casos se presentan en personas sin factores de riesgo. 

 

En cuanto a los adolescentes y jóvenes señaló que hay ciertas características de sus conductas que tienden a favorecer la circulación como la interacción cercana y habitual con otros y beber de vasos de ajenos. Agregó que actualmente hay un brote de meningococo tipo W que desde Brasil está llegando a la Argentina.

La Organización Mundial de la Salud estima que entre 10 y 20% de la población general porta el meningococo que puede ocasionar enfermedad 

Se advierte que las enfermedades que provoca la bacteria son de poca incidencia, el problema son las consecuencias. La estrategia de vacunarlos es una manera no sólo de protegerlos a ellos sino a toda la comunidad, al reducir la circulación de la bacteria.

 

“Desde 2008 se observó un aumento de casos por serogrupo W en Argentina y en 2011 esta situación también fue evidenciada en Chile con un importante brote”, informó Sanofi en un documento. 

“La Enfermedad Meningocócica Invasiva (EMI) es de difícil diagnóstico y puede causar la muerte en menos de 24 horas. La infección es de fácil contagio en contacto cercano con personas enfermas, sobre todo en lugares con hacinamiento, aglomeración de personas tales como bares, fiestas, clubes, o eventos masivos”, detalla.

 

“Si se lograse la cobertura de 80% de la población adolescente se reduciría drásticamente la circulación”, apuntó Safardi.

La doctora González, explicó que la bacteria se traslada a través de las gotitas de saliva, que la patología es de aparición brusca, aguda y letal y que afecta familias y comunidades. Dijo que es impredecible: en adolescentes se presentan unos 15 casos por año. Por último comentó que se estima que hay 0,2 casos cada 100 mil habitantes.

Jueza pide respuestas a Salud de la Nación

Desde que comenzaron a faltar dosis de vacuna Menveo se iniciaron los reclamos e incluso el jueves se conoció una nueva medida judicial que recayó sobre las autoridades sanitarias nacionales por este tema.

 

Por cuestiones de riesgos, ya que tienen más posibilidades de enfermar e incluso de que las complicaciones sean fatales, se priorizó continuar vacunando a los más pequeños (hasta 15 meses) y se suspendió la inoculación a niños de 11 años.

Esto despertó cuestionamientos por parte de las sociedades médicas ya que se entiende que la vacunación es un derecho y es un medio para lograr equidad. 

 

La Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE),la Sociedad Argentina de Pediatría, Fundación Huésped y la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) manifestaron públicamente su preocupación y esgrimieron que se estaba inclumpliendo una política de Estado.

En este contexto, el juzgado federal N°2 de La Plata ordenó al ex Ministerio de Salud de la Nación (ahora Secretaría de Salud) restablecer la vacunación. Esto luego de que la mamá de una niña de 11 años que no pudo recibir la dosis reclamase en el marco de un amparo colectivo presentado por la Asociación Civil Ajus de esa localidad.

 

En julio de este año la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley y el secretario de Salud, Adolfo Rubinstein fueron imputados por violar la sentencia firme de aquel juzgado por el fiscal Guillermo Marijuan.

El jueves, la jueza federal María Alejandra Biotti impuso a Salud un plazo de 10 días para que el área responda sobre cuál es el plan para reponer la vacuna y qué se hizo con los fondos que no fueron utilizados para comprarla.