Editorial Viernes, 29 de noviembre de 2019 | Edición impresa

Mendoza y su destino turístico

Por Editorial

La especializada y famosa revista internacional National Geographic ha considerado a Mendoza, en una reciente edición, como uno de los 25 mejores destinos para 2020, el año que se avecina.

Es una decisión de enorme valor y trascendencia para la provincia, porque el prestigioso medio internacional eligió a nuestro territorio como el único lugar de la Argentina para visitar y uno de los únicos tres de América en la selección realizada.

Asignamos mucha importancia a esa decisión porque el medio que llevó a cabo la investigación tiene una trayectoria más que centenaria y es autoridad indiscutible en la investigación sobre diversos lugares, historia y cada rincón del planeta, apoyada en una reconocida calidad de edición y por sus estándares en las fotografías, que la ha convertido en el hogar de los mejores periodistas gráficos en el mundo.

La National Geographic difundió un listado con los 25 mejores destinos turísticos para 2020 e incluyó a Mendoza. La provincia es el único lugar de la Argentina y uno de los tres de América incluidos en el ranking.

“Nuestros editores y exploradores eligieron los 25 destinos más emocionantes del planeta para el próximo año”, citó recientemente un artículo en el que aparecen ciudades de todo el mundo.

Según explicaron en el popular magazine, esos sitios fueron elegidos por los equipos editoriales de las 17 ediciones internacionales de National Geographic Traveler y experimentados trotamundos.

“Respaldada por la cordillera de Los Andes y el mejor (vino) malbec del mundo, la provincia argentina de Mendoza es un lugar espectacularmente pintoresco para recorrer viñedos y satisfacer el paladar”, destacó la publicación.

También habla del típico sol cuyano y hace un repaso por las variedades de vinos y las tres principales regiones vitivinícolas: Maipú, Luján de Cuyo y el Valle de Uco. 

Por último, sugieren como fecha ideal para visitarla de marzo a abril, justamente en el inicio del mágico otoño mendocino, arrancando con la Fiesta Nacional de la Vendimia, con una bien ganada fama mundial por su despliegue, coreografía y escenario, en el teatro griego Frank Romero Day, espectáculo que la misma revista internacional considera como la segunda celebración de la cosecha más importante del mundo.

La lista de este medio especializado, que ya cumplió 131 años y se traduce a más de 130 idiomas, incluye a ciudades o áreas de los cinco continentes, entre los que podemos citar a Mostar, Bosnia y Herzegovina; provincia de Guizhou, China; Sendero Azul Nacional, Hungría; Islas Magdalena, Canadá; Fort Kochi, India; Filadelfia, Pensilvania; Puebla, México; Desierto de Kalahari, África del Sur; Parque Nacional del Gran Cañón, Arizona; Tasmania, Australia; Asturias, Guatemala, y Canarias, España.

Entonces estamos ante una muy buena noticia para nuestra tierra, que la pone en el escenario internacional de opciones en materia de viajes por ocio y esparcimiento. 

Este galardón actual se contrapone a una decisión que no nos favoreció en ocasión de la pasada campaña online Siete Maravillas Argentina, en la que también compitió la provincia con dos escenarios de mucho atractivo de nuestro suelo: el Parque Aconcagua y la reserva natural Laguna del Diamante (San Carlos), que formaron parte de los 28 escenarios de la naturaleza preferidos del país, pero que no llegaron a la instancia final.

En síntesis, y yendo a la cuestión de fondo, con prescindencia de este último espaldarazo que aportó NatGeo con su selección, y que seguramente abrirá las puertas a nuevos visitantes nacionales y del exterior, la provincia debe esforzarse por mantener altos estándares de calidad turísticos –buenas rutas, lugares con prestaciones básicas disponibles, limpieza de lugares públicos,  estaciones de ómnibus y aeropuerto modernos y, sobre todo seguridad para el viajero, etc-, porque está comprobado que los beneficios económicos que genera la actividad turística son altamente redituables y mejoran las condiciones generales de la comunidad y apuntalan su desarrollo. 

Claro que para que la industria sin chimeneas se apuntale hay que tener cada vez mejor infraestructura y servicios.