Sup. Economía Guarda14 Domingo, 9 de febrero de 2020 | Edición impresa

Cuánto cuesta pasar unas vacaciones súper top en Mendoza

En la provincia existen propuestas premium pensadas para los turistas extranjeros. Te contamos cuáles son los nuevos circuitos exclusivos.

Por Florencia Da Souza - Especial para Los Andes

Dormir en una habitación suspendida en un viñedo; disfrutar un exclusivo almuerzo gourmet en la montaña; degustar vinos con la guía de su winemaker; asistir a una comida en la que el chef a cargo es el reconocido Francis Mallman... Éstas, entre otras tantas, son las experiencias de lujo que hoy ofrece Mendoza.

Sin dudas, el vino fue el disparador para que la provincia se posicionara como destino turístico. A partir de allí, la rueda siguió rodando. “Su ingreso a la Red de Grandes Capitales del Vino en 2005 fue un paso importante para que siguiéramos consolidándonos como destino turístico. Ningún destino se desarrolla de manera solitaria”, comentó Romanella Paggi, especialista en turismo receptivo en las rutas del vino.

 

Mientras tanto, la apertura para recibir inversiones en hotelería y gastronomía favoreció este desarrollo y crecimiento turístico. A esto, se sumó la capacitación para ofrecer un servicio a la altura del destino. 

La devaluación ha hecho más atractiva a la provincia para los turistas extranjeros. Crece el interés por estos circuitos.
 

Hoy, el turismo de alta gama pisa fuerte en Mendoza y las alternativas son muchas y sorprendentes; no sólo en alojamiento y gastronomía sino también en actividades que se presentan como únicas, muchas veces hechas a medida. 

 

Entre otras, la posibilidad de observar los cielos del sur en una bodega, como parte del programa de turismo astronómico que desarrolla Ketek Eventos y Turismo para grupos, a un costo de 200 dólares por persona con traslado y degustación de vinos, fiambres y quesos. 

75 Dólares por persona. Comer en el restaurante Siete Fuegos de Francis Mallman cuesta 75 dólares por persona, más la bebida.   | Igancio Blanco / Los Andes

O disfrutar, por un valor que ronda los 120 y 150 dólares, el primer atardecer del año en Bodega Andeluna, en Valle de Uco, con el marco de la cordillera de los Andes. Una experiencia espectacular, ya que el momento se acompaña con vinos, música, catering gourmet y la opción del traslado a bordo del Bus Vitivinícola desde distintos puntos del Gran Mendoza; siempre, con el vino como protagonista.

 

La lista es interminable. Día a día surgen nuevos programas y servicios en los que el lujo es parte de la experiencia y, si bien, por sus altos costos están dirigidos al turista extranjero que llega a la provincia en busca de estas vivencias, las posibilidades para que el mendocino las disfrute están al alcance de su mano; por un lado, por su cercanía y, por el otro, porque muchas veces hay beneficios y promociones que bien valen la pena aprovechar, por lo menos, una vez en la vida.

El turismo de alta gama pisa fuerte en Mendoza | Igancio Blanco / Los Andes

¿En qué consisten y cuáles son estos servicios top de alojamiento y gastronomía? A continuación, un recorrido por la Mendoza de lujo que invita a ser vivida en cualquier momento del año.

 

Mucho más que “como en casa”

Fuera del circuito urbano de hoteles cinco estrellas, existen lugares paradisíacos a corta distancia de la ciudad y con fáciles accesos. Son espacios únicos en servicio de alta gama y donde el vino empieza a mostrar sus bondades al visitante. 

Como ejemplo, Entre Cielos Luxury Wine Hotel & Spa, en Vistalba, que hace poco más de un año sumó, a su capacidad hotelera, ocho lodges enclavados entre sus viñedos. 

 

Pasar una noche en estas cálidas e íntimas habitaciones tiene un valor de 610 dólares en base doble. Sin embargo, los valores aumentan porque el hotel cuenta con habitaciones aún más lujosas, como por ejemplo, la que más se identifica con la marca; aquella suspendida en el viñedo, denominada Limited Edition. Allí, la noche cuesta 690 dólares. 

Día a día surgen nuevos programas y servicios en los que el lujo es parte de la experiencia | Igancio Blanco / Los Andes

Claro que, con esta tarifa, está contemplado desayuno, vino en la habitación y el uso de las instalaciones como la pileta. El cuarto más oneroso es el Grand Cru, por 820 dólares la noche, con jacuzzi privado, decoración con objetos traídos de Turquía, acceso al hamam, y un cóctel diario.

 
 

“Tenemos promociones para residentes argentinos y aceptamos el pago con tarjetas en cuotas sin interés. Recibimos huéspedes argentinos pero mayoritariamente nuestro público es extranjero. Ahora, el hamam sí tiene mucha presencia de mendocinos. Del 60% de argentinos que visitan el spa, el 50% son locales”, comentó Mariana Navarro, gerente de Ventas de Entre Cielos.

En esta misma línea, Cavas Wine Lodge, en Agrelo, ofrece este mismo contacto con el vino, el terroir y un paisaje inigualable. Sus cuartos o lodges distribuidos entre su viñedo y con vista a la cordillera propician una estadía perfecta, soñada. 

 

Alojarse en esta propiedad boutique, que también posee spa, restaurante, actividades enoturísticas y cercanía a importantes bodegas, oscila entre los 700 y 3.200 dólares, según indica su sitio de internet. Con distintos tipos de cuartos (desde la llamada Sala de Lujo hasta la Gran Villa, ideal para una familia ya que cuenta con un gran salón y dos dormitorios), se puede disfrutar de jacuzzi y pileta privados y hasta solicitar un chef para una comida íntima.

Un poco más alejados, en Tunuyán, dos espacios indiscutidamente de alta gama son Casa de Uco y The Vines of Mendoza, ambos sobre la ruta que conduce al Manzano Histórico. 

 

En este último, pasar la noche en una habitación doble puede costar entre 770 y 1.450 dólares. El desayuno y el uso de la pileta, el gimnasio y el spa están incluidos en la tarifa.

Además, el huésped puede participar de una degustación dirigida de cuatro vinos de la propiedad que no están en el mercado. El lugar recibe entre un 60 y 70% de personas que vienen de Estados Unidos, Brasil y Europa y, en menor medida, de Argentina.

Si bien los valores son para todos por igual, en temporada baja se puede acceder a promociones como alojarse 4 noches y pagar 3. 

 

En todos los casos, se busca que el visitante tenga un servicio personalizado y que la experiencia sea única.

Sabores regionales, cocina argentina y de alto vuelo

Entre tantos, basta tomar como ejemplo dos espacios gastronómicos en los que el comensal se va con una experiencia de lujo a cuestas: Siete Fuegos, el restaurante que dirige el reconocido Francis Mallman en The Vines of Mendoza (en Godoy Cruz está 1884 Restaurante, el primero del cocinero en la provincia), y el premiado espacio de la Bodega Ruca Malén, en Agrelo, una cocina al mando del también reconocido chef local, Lucas Bustos.

 

Siete Fuegos ofrece almuerzos y cenas con un menú de tres pasos a la carta con diez opciones en cada uno. Si bien las carnes siempre fueron las protagonistas en la cocina de Mallman, aquí se pueden encontrar platos para vegetarianos, veganos y celíacos. El valor, que no incluye bebidas alcohólicas, es de 75 dólares por persona. 

La Experiencia Siete Fuegos merece un párrafo aparte. Se trata de un menú de cinco pasos -explica Agostina Radosavac, supervisora del restaurante-, en el que los cocineros utilizan varias técnicas de cocción en los fuegos y a la vista: plancha, parrilla, domo, horno de barro, rescoldo, infiernillo. Comienza a las 20, se sirve un cóctel en el bar, hay una recepción de panes a la chapa y empanadas. Posteriormente, se realiza el ritual de partir la trucha a la sal; el chef introduce a Francis Mallman (quien muchas veces está presente) y los invitados comparten la misma mesa. El valor de la experiencia es de 170 dólares por comensal y los vinos están incluidos.

 

El restaurante de Ruca Malén también propone almuerzos, todos los días, de pasos. En este caso, son seis pasos maridados con vinos de las líneas más premium de la casa.

Premiado. El restaurante de Ruca Malén fue elegido como uno de los mejores del mundo. | Igancio Blanco / Los Andes

Lo distintivo es que todos los platos son elaborados minutos antes de ser servidos para lograr que las texturas y los sabores originales lleguen intactos al paladar de los visitantes. Más de 300 productos son cosechados directamente desde la huerta orgánica de la bodega para disfrute del visitante. 

 

Aproximadamente, 3.700 pesos es el costo del menú o 65 dólares. Sin valor adicional, los comensales pueden hacer visitas guiadas seguidas de la degustación. 

Un tour de puros y vinos 

Mendoza será sede, a mediados de abril, de un acontecimiento de lujo que reunirá las mejores vitolas de Davidoff Cigars con un vino creado –para la ocasión y por única vez- por el enólogo francés Michel Rolland. 

 

El 16 de abril será el comienzo del tour y Mendoza, la anfitriona de la primera edición de The Cigar & Wine Tour, en el entorno que ofrece la bodega Clos de los Siete, en Tunuyán. Los asistentes, durante 3 días, experimentarán una propuesta única que reunirá tabaco, vinos, gastronomía, paisajes imponentes y actividades únicas. Una cita impostergable sólo para 150 personas, amantes de la buena vida, los viajes y los negocios.

Ignacio Blanco / Los Andes

Desde la ciudad, con base en Park Hyatt Mendoza -el tercer aliado del tour-, y hacia la región vitivinícola más emblemática de Mendoza, se descubrirán etiquetas exclusivas en catas guiadas por Michel Rolland; se elaborará el blend perfecto para acompañar un puro de Davidoff al tiempo que se explorarán los secretos del mejor liado de tabaco de la mano de su master blender.

 

El hedonismo y la fascinación serán parte de este encuentro y para participar habrá que disponer de 2.000 dólares, más el alojamiento.