Espectáculos Viernes, 7 de junio de 2019 | Edición impresa

Mendoza Sax Fest: Aires fuertes por artistas integrales

Hoy y mañana llega el primer festival de saxofón de la provincia. Especialistas darán clases y conferencias, cerrando con conciertos.

Por Martín Castillo - mcastillo@losandes.com.ar

La Nave Universitaria se empapará de la música dedicada a un instrumento por demás elástico. El saxo tendrá una doble celebración con dos días dedicados a su sonido en la música clásica y en el jazz, en forma de clases, presentaciones y workshops desde las 9.30 hasta las 21, en el edificio ubicado en Maza 230 de Ciudad.

El evento será una oportunidad especial para los músicos mendocinos de abrir el espectro de su carrera y aprender de profesionales nacionales e internacionales, que navegarán entre los géneros clásicos y contemporáneos, bajo la mirada de expertos. Los responsables del evento son el doctor en música y saxofonista Mauricio Agüero y el músico local, Emilio Spitz.

Mauricio Agüero, el mendocino integrante de Crux.

La apertura se llevará a cabo a las 9.30 con posterior paso a la primera clase del día, con uno de los invitados: Jonathan Helton que es doctor en saxofón, graduado de la Universidad de Florida, Estados Unidos. Su clase técnica se centrará en cómo tocar el sobreagudo en el instrumento protagonista de este evento. “El saxo tiene un registro normal de octavas, con digitaciones especiales se puede hacer una octava más aguda. Para eso necesitás un maestro que lo domine y pueda usarlo, tanto en lo clásico como en el jazz”, detalla Mauricio.

Jonathan Helton, llega desde Estados Unidos.

El día en la Nave seguirá con dos oportunidades para escuchar al organizador. Agüero primero otorgará una clase técnica y a su fin, una charla orientada a la redefinición de la enseñanza musical, por supuesto, sobre el saxofón. “Vamos a estar hablando de las técnicas en las clases, tratando de dar mi mirada con lo que pude estudiar acá en Argentina y afuera. La idea es acoplar las cosas de las distintas culturas, pero enfocado en nuestra propia identidad”, afirma.

 

Luego, resalta: “Hay que trabajar con componentes locales, con una mixtura entre el folclore y el tango. Hay que generar la posibilidad de que el músico no sea sólo concertista, sino que tenga una visibilidad más amplia y pueda hacer música en varios aspectos; poder prescindir de la partitura, si no la tenemos nos aterrorizamos; debemos actualizarnos, sobretodo en la enseñanza, y hacerlo de una forma local”.

El primer día continúa hoy con la presentación de Federico Jaureguiberry, Manuel Díaz y Augusto Viera. Los músicos procedentes de la Universidad de la Plata, del Espacio de Experimentación Tímbrica dependiente del Encuentro entre Compositores e Intérpretes de la Facultad de Bellas Artes de dicha institución. En su intervención, también estarán hablando acerca de la mixtura entre lo acústico y lo electrónico, brindando tres conferencias, además de tocar música más cercana al género contemporáneo.

Las clases de la mañana se repetirán durante la tarde, así el público puede acceder a ambas. El cierre de hoy será de la mano de un concierto clásico a partir de las 21.

Además de los profesionales que dieron sus clases, participará la gente de la Universidad de La Plata, la pianista Alejandra Sáez en formato  dedúo con Agüero y luego con Helton; además del propio Mauricio junto a Helton en un show de doble saxofón. También formará parte el Cuarteto de Saxofones Crux, formado por Mauro Bianchinelli, Brian Holtz, Emmanuel Cruz y el propio Mauricio. El ensamble realiza obras del lenguaje popular con la formación clásica de cuatro “saxs”.

El foco que quiere dársele al evento es claro: un cambio de visión en la enseñanza de la tradición europea, incorporando elementos estilísticos propios. “Los músicos locales meten el tango, por ejemplo Piazzola está muy presente, logrando volcarlo en las propias composiciones. El folclore puede mezclarse con una chacarera, técnicas que deberían enseñarse en la formación académica, dando al músico una mirada integral y generando nuevas oportunidades laborales, por qué no”, cuenta Agüero.

 

Y para meterse de lleno en la mixtura de géneros, un referente del jazz e integrante del grupo ganador en los Premios Gardel, Escalandrum, estará presente. Gustavo Musso participará de forma activa brindando una clase mañana entre las 9.30 y las 16, además de subir al escenario durante el concierto de cierre. Su charla se centrará en la parte técnica del instrumento, cómo estudiar el jazz y cómo se articula el trabajo en la armonía. El músico Mauro Bianchinelli tendrá su espacio además para dar su propia cátedra.

El cierre del festival será con un concierto puramente de jazz, bajo el protagonismo de muchos de los invitados y sobre todo, de músicos locales. Se suman Juan Emilio Cucchiarelli (piano), Felo Barbosa (contrabajo) y Franco Prósperi (batería), junto a Gustavo Musso y Mauro Bianchinelli en una suerte de grupo del género. El fin del encuentro será mañana a partir de las 21.30.

Gustavo Musso se sumará al concierto de cierre.

Enfocado en la academia

Con el fin de romper barreras entre los géneros y con quienes son responsables de transmitir enseñanzas, Agüero sostiene que cuando los profesionales se corren de la academia, la vida real les exige tener una cierta visibilidad: “Hay que poder manejar varios estilos. Los músicos del mundo están rompiendo las barreras para moverse en lo popular. En las clases voy a estar hablando de esa escisión, esa ‘grieta’: entre lo que pasa en la academia y lo que pasa en la sociedad”.

Las renovadas formas de consumo, los cambios de hábitos culturales y la proliferación de los géneros entre los más jóvenes, han dificultado la llegada de la música clásica a nuevos espectadores, y también, a futuros músicos. 

 

La gente joven tiene muchas ganas de aprender, pero entran a la universidad y lo que ven no tiene nada que ver con su vida cotidiana. Si bien la institución tiene el rol de subir ese nivel, no puede estar encerrada a lo que es exclusivamente académico, sin ver lo que pasa en la sociedad”, afirma el saxofonista.

Agüero se refiere al formato de conservatorio cerrado que se dedica a tocar en conciertos con un solo género, y entiende que debe haber un cambio en los contenidos. Para él, la educación musical se encuentra en una crisis a nivel universitario, donde la culpa no es del mercado ni de los gustos de los jóvenes, pero son temáticas que deben ser incluidas. Ciertamente, parte de la solución es un cambio en quienes cumplen los roles protagónicos de enseñanza, una vez que queden bien dispuestas las condiciones para que esa relación pueda darse, asegurando las condiciones laborales sobretodo.

 

“El libro de García Canclini ‘Culturas Híbridas’ explica muy bien cuáles son las cosas que ocurren en la academia: cuando uno entra, consigue beneficios, y tiene miedo de perder esos privilegios, mientras que la universidad no exige renovación. La comodidad de algunos hace que las cosas se estanquen y las autoridades tienen una nueva responsabilidad de ver cómo se pueden cambiar”, concluye Mauricio.

Cronograma

Viernes 7/6: Clásico  

9:30 hs: Apertura  

10:00 – 11:30: Clases Dr. Helton  

11:30 – 13:00: Clases Dr. Agüero  

13:00 – 14:00.: Presentaciones. Agüero :“Hacia una Redefinición de la Enseñanza Musical en las Cátedras de Saxofón de Argentina”  Jaureguiberry - Díaz - Viera con el EET, UNLP.    

Break  

16:00 – 17:30: Clases Agüero  

17:30 – 19:00: Clases Helton  

19:00 – 20:00: Jaureguiberry - Díaz - Viera con el EET, UNLP. Conferencias/Presentaciones  

21:00: Concierto Clásico  
 
Sábado 8/6 – Jazz

 9:30 – 11:30: Clases Bianchinelli  

11:30 – 13:00. Clases Musso  

13:00 – 14:00: Presentaciones. Helton: “Registro sobreagudo, de la A a la Z, clásico y jazz” Jaureguiberry - Díaz - Viera con el EET, UNLP.  

Break  

16:00 – 17:30: Clases Musso  

17:30 – 19:00: Clases Bianchinelli  

19:00 – 20:00: Conferencias/Presentaciones  

21:30: Concierto Jazz  
 
Lugar: Nave Universitaria, España y Maza.