Sociedad Miércoles, 15 de mayo de 2019

Mendoza aprobó una ley para brindar apoyo a chicos con dificultades de aprendizaje

Adhiere a una norma nacional. Apunta a implementar estrategias en el aula para quienes necesitan más tiempo para leer, escribir o calcular

Por Verónica De Vita - vdevita@losandes.com.ar

La cámara de Diputados de Mendoza aprobó por unanimidad (26 votos)  un proyecto de ley por el cual se brindará acompañamiento a chicos con Dificultades Específicas de Aprendizaje (DEA). Son quienes sin tener afectado su coeficiente intelectual necesitan más tiempo para interpretar textos, escribir o calcular. Los padres de estos niños venían reclamando por esta necesidad de que la escuela tome medidas simples en el aula para facilitarles el aprendizaje y la evaluación y evitarles situaciones que suelen ponerlos en ridículo y afectarlos psicológicamente.

Lo aprobado implica adherir a la ley nacional N° 27.306 que había sido publicada en abril del año pasado en el Boletín Oficial. Esta establece la necesidad de formar recursos dentro de las escuelas para su detección y adecuado abordaje. Asimismo estipula que se implementen ciertas estrategias en el aula que les permita acceder a la currícula: esto incluye por ejemplo priorizar la oralidad entre quienes encuentren ciertos obstáculos en la escritura o facilitar recursos tecnológicos en el caso de los cálculos.

¿De qué se trata?

Se estima que alrededor de 10% de la población escolar puede presentar DEA. Son alteraciones de base neurobiológica hereditarias que afectan los procesos cognitivos relacionados con el lenguaje, la lectura, la escritura y/o el cálculo matemático. Entre estas dificultades la más común es la dislexia que complica la lectura. También hay quienes tienen disgrafía (escritura) y discalculia (cálculos matemáticos).

El déficit atencional es otro trastorno que puede presentarse el cual los deja marginados, “invisibles”, según definen los padres de los alumnos.

En algunos casos este puede implicar también hiperactividad y es entonces cuando suelen aparecer las sanciones disciplinarias.

Lo que relatan es que se los suele tratar de tontos, burros, vagos y ponérselos en ridículo frente al resto del grupo. Como consecuencia suelen terminar con su autoestima dañada, avergonzados, víctimas de bullying e incuso con el tiempo llegar a autolesionarse.

Lo que sucede es que requieren más tiempo pero no es que no puedan hacerlo, por eso solicitan que se apele a estrategias sencillas en el aula para permitirles transitar la escolaridad como a cualquier otro niño.

Los padres explicaban que Mendoza era una de las pocas provincias que no habían adherido pese a que había varios proyectos en la Legislatura provincial. Ayer celebraban el logro y la aprobación del proyecto de la senadora Mariana Caroglio. Esto además les permitirá reclamar a las obras sociales la cobertura de los tratamientos que necesiten ya que hasta ahora para lograrlo les exigían que tramitasen el certificado de discapacidad.