Sociedad Lunes, 17 de junio de 2019 | Edición impresa

Mega apagón: la falta de energía no afectó los servicios esenciales

Sólo se reportaron problemas domésticos y desde el gobierno destacaron que como la provincia produce energía, se pudo normalizar la situació

Por Carla Romanello - cromanello@losandes.com.ar

El despertar del Día del Padre del 2019 quedará en la historia. Entre fiacas mañaneras y celebraciones en la cama, los mendocinos se fueron dando cuenta paulatinamente que algo no andaba bien. A pesar de la repetición de intentos, las luces no encendían, la pava eléctrica no calentaba y el microondas no atinaba a girar.  La curiosidad por saber qué pasaba los llevó a “desayunarse” con la noticia del apagón generalizado. Se trató de un colapso masivo en el sistema de interconexión que dejó sin energía eléctrica a toda la Argentina y Uruguay. Tal como informaron desde Edesur, el problema se originó en una conexión de transporte de electricidad entre las centrales de Yacyretá y Salto Grande, en el Litoral argentino.

 

Así desde las 7.07 de ayer los mendocinos tuvieron que buscarle alternativas a la luz eléctrica y se volcaron a las hornallas, el horno convencional y la calefacción a gas.

Recién a partir de las 8.30 la energía fue volviendo de forma paulatina y escalonada a los hogares. A las 16.45 quedó completamente restablecido el servicio, tal como apuntaron desde Edemsa (que sirve a 11 departamentos de la provincia).

A pesar de la magnitud del corte, en la provincia no se registraron graves inconvenientes, más allá de la incomodidad de muchos y del cambio de rutina de más de uno.

 

Desde la Secretaría de Servicios Públicos, remarcaron que Mendoza respondió con generación propia lo que permitió minimizar el tiempo del apagón. “El sistema eléctrico en todo el país es solidario, la energía que consumimos puede ser generada en cualquier otro punto. Nosotros pudimos aislarnos y funcionar con la energía que generamos en la provincia”, comenzó a explicar Natalio Mema, secretario de Servicios Públicos quien detalló que al mediodía de ayer, cuando en todo el país se había restablecido el servicio al 15%, Mendoza ya estaba al 50%. “El hecho de habernos aislado nos dio la posibilidad de recuperarnos rápidamente. Ya a las 15.30 estábamos arriba del 80% y al poco tiempo llegamos prácticamente al 100% con generación propia”, informó. Tal como subrayó el secretario, la Central Anchoris fue muy importante para estabilizar el sistema, a lo que se sumó la energía generada en Los Nihuiles, Los Reyunos, Potrerillos, así como en microturbinas.

Apagón histórico: varias horas sin luz. Mendoza fue la provincia donde el servicio se reestableció más rápido.

Con respecto a las consecuencias del apagón, Mema aclaró que no afectó ningún servicio esencial. “No tuvimos ni 5 minutos a los hospitales sin energía, pudimos asistir rápidamente a las personas electrodependientes y el sistema de comunicaciones Tetra funcionó en todo momento”, aseguró.

 

En la provisión de agua potable se presentaron algunos inconvenientes aislados sobre todo en el departamento de San Martín, tal como informaron desde Aysam. De todas formas durante la tarde de ayer ya se había normalizado el servicio prácticamente en su totalidad. 

Problemas domésticos

La falta de luz cambió la rutina de algunos hogares mendocinos. Por ejemplo Álvaro Díaz tuvo que recurrir al jarrito hervidor para calentar el agua para los mates, ya que desde hace tiempo se quedó sin pava de acero inoxidable. “Tampoco pude salir de mi casa en el auto, porque tengo portón eléctrico. Tuvieron que buscarme para el festejo del Día del Padre”, relató.

 

María Esther López también tuvo un problema con su vehículo pero no para salir, sino para cargar nafta. “Por la noche dejé el tanque vacío y cuando lo quise cargar esta mañana (por ayer), recorrí varias estaciones de servicio y no tuve suerte. Para que no me tuvieran que remolcar volví a mi casa y me tuve que ir en taxi”, comentó entre resignada e indignada.