Política Jueves, 26 de septiembre de 2019 | Edición impresa

Mauricio Juan: “Mi punto de vista es el de un hombre de derecho”

El postulado por Cornejo a juez pasó la audiencia pública y los cuestionamientos por el fallo del caso Julieta González.

Por Cecilia Zabala - Especial para Los Andes

El aspirante a juez Mauricio Juan sorteó este miércoles la audiencia pública previa a la votación del Senado que lo puede convertir en juez del Tribunal Penal Colegiado. Y, como estaba previsto, recibió las críticas del colectivo Ni Una Menos y de senadoras justicialistas, que lo cuestionaron por el fallo que descartó el femicidio de Julieta González. Este abogado que actuó como conjuez en ese juicio hizo una defensa sustentada en la técnica jurídica y los alcances que tiene la ley.

La audiencia se dio dentro de lo que estaba previsto con presencia de grupos feministas y con eje en la sentencia a Andrés Di Césare por homicidio simple de Julieta González, en la que el tribunal presidido por Jorge Coussirat e integrado por Juan y Alejandra Ratto votó de forma unánime condenar a 18 años de prisión al acusado, descartando los agravantes pedidos por la Fiscalía.

 

En la audiencia hubo 15 oradores, entre adherentes a su postulación y críticos de la misma. Mientras que de manera escrita se presentaron 90 avales y 36 impugnaciones. Las adhesiones vinieron por parte de instituciones, particulares y organismos vinculados a la Justicia, que aseguraron la idoneidad y probidad personal y profesional. Mientras que las impugnantes fueron mujeres que de forma particular rechazaron el pliego elevado por el gobernador Alfredo Cornejo, por la actuación de Juan en el fallo Di Césare.

En diálogo con Los Andes, Juan volvió a defender los fundamentos y su accionar en la resolución del caso que conmocionó a la sociedad mendocina por la violencia que el condenado ejerció sobre Julieta el 21 de setiembre de 2017, cuando ella apenas tenía 21 años.

 

“Me parece bien que cada persona que quiera expresar su forma de ver lo haga. Tenemos puntos de vista distintos y el mío es el de un hombre de derecho”, dijo tras la audiencia pública en diálogo con este medio.

“El fallo es conforme a la ley. La parte acusadora tiene que tener el material probatorio para considerar los agravantes. Lo que mediáticamente se difunde no es lo mismo que en el juicio, eso hay que tenerlo en claro”, agregó el hombre que se encamina a convertirse en juez del TPC de la Primera Circunscripción Judicial.

 

Además, aseguró que la Ley 26.485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres tiene cuestiones sin delimitar. “No tuvieron el material probatorio, aseguró para dejar en claro por qué se rechazaron los agravantes de violencia de género y el vínculo, que hubiera elevado la pena a cadena perpetua.

Previo a la charla con Los Andes, durante la audiencia Juan respondió a las críticas que recibió y que giraron de manera unánime en torno a su accionar en el caso de Julieta González: “En el fallo no dijimos que no había relación, sino que no coincidía con lo que debe entenderse por relación de pareja. No es antojadizo de nuestra parte”.

 

Por parte de las senadoras, Fernanda Lacoste (PJ) le recriminó al postulado, pero abarcando a la Justicia en general, que “no está clara la ley Micaela. E indagó: ¿qué pasa si la Suprema Corte de Justicia revé el fallo”, en relación a la declaración de la fiscal Claudia Ríos que anticipó que el Ministerio Público apelarán la sentencia.

Mientras que Ana Sevilla (PJ) cuestionó que “es una justicia a la carta” y habló de la necesidad de avanzar en la perspectiva de género en este poder. En el mismo sentido se pronunció Patricia Fadel (PJ), que además dijo sentir “vergüenza” por el fallo, al que consideró “retrógrado” y que “tiene un preconcepto machista, autroritario, paternalista”.

 

Como toda audiencia, esta instancia fue de carácter consultivo y no vinculante.

Momento de tensión

Luego de la audiencia, la mamá de Julieta González, Susana González, llegó hasta el Salón Rojas del Senado para hablarle a Juan, quien al verla ingresar se acercó a ella. “Ojalá nunca pase por lo que yo he pasado, eso es lo que le pido a Dios porque ahí va a saber lo que uno siente y no actúa en la forma en que usted lo hizo”, le espetó la mujer.