+ Deportes Lunes, 6 de mayo de 2019 | Edición impresa

Mauricio Asenjo “Les estoy devolviendo algo de la confianza depositada en mí”

El “9” habló de la gran victoria Azul ante Chicago. Se mostró agradecido del cuerpo técnico, dirigentes, compañeros e hinchas.

Por Gustavo Villarroel - gvillarroel@losandes.com.ar

Recibió los abrazos que se le venían negando desde hace tiempo. Tanto él como el equipo le debían al hincha un partido como el que finalmente se dio. Y fue especial para Mauricio Asenjo, no solamente por las salutaciones que recibió una vez finalizado el encuentro. Es que además abrió la cuenta del 4-1 que le puede permitir a Independiente eliminar a Nueva Chicago y dar un paso más en el sueño de llegar a Primera División.

Entonces la alegría, para un hombre que “vive del gol”, fue doble. Aunque para ello debió luchar mucho. Mostró su cuota solidaria cuando sus compañeros lo necesitaron y después hizo lo que mejor sabe, convertir, más allá de que en esta temporada erro más de las que convirtió. Sin embargo, eso cuenta como algo del pasado porque ahora la Lepra, con un tanto suyo, está en una posición inmejorable para llegar a las semifinales del Reducido.

 

-¿Fue un partido perfecto, en lo colectivo e individual?

-Se nos dio un partido abierto y pudimos resolverlo, aunque por momento, se nos había complicado. Quedan noventa minutos y sabemos que estamos cerca de dar otro paso. Pero si jugamos de esta manera, seguramente vamos a clasificar. El equipo estuvo sólido y efectivo.

-¿Lo disfrutas de manera especial?

-Puede ser, porque venía teniendo buenos partidos y no convertía. Se lo debo a mis compañeros. Ellos me dieron la confianza que necesitaba para reestablecer el nivel que yo tenía, así que gracias a Dios, lo estoy disfrutando mucho. Lo importante es que se abrió el arco. Estoy de racha: Olimpo, Midland (Copa Argentina,) ahora Chicago). Ojalá siga así.

 

-Pasaste de criticado en algún momento a ser pieza clave.

-Pasa siempre en este deporte cuando las cosas no salen como uno las planifica. El hincha sabe que pongo mucho sacrificio y me lo reconoce. Me mato en los entrenamientos y trato de brindarme al máximo en los partidos. Fue un proceso duro donde tuve que trabajar demasiado desde los psicológico y emocional porque las cosas no salían como quería. Y en cuanto a las críticas, no estoy pendiente de eso. Como dije, trato de hacer lo mejor para el equipo, y que a los goles lo haga cualquiera.

-¿Esperaban un partido como el que se dio con Chicago?

-Nosotros estamos preparados para jugar este tipo de partidos. El resultado se dio en base al buen trabajo que hicimos durante los noventa minutos. Fuimos superiores, aunque ellos también tuvieron sus posibilidades. Esto es fútbol. Chicago se puso inmerecidamente 1-1 y eso los hizo crecer. Pero lo remontamos rápido. El esfuerzo de todo el equipo se vio reflejado en el resultado final. 

 

-Festejaste mucho con integrantes del cuerpo técnico ¿tiene que ver con que te bancaron en las malas?

-Estoy muy agradecido con todos los integrantes del cuerpo técnico porque nunca dejaron de confiar en mí y eso lo reconozco. Lo valoro mucho. Y la gente también es especial. Esparaba mucho de mí y le estoy devolviendo algo de la confianza depositada. La fiesta que se vivió en el estadio fue infernal. Yo entré con una nena a la cancha y me apretaba la mano y me decía ‘me encanta esto’ y yo le decía tranquila, esto es una fiesta, disfrutalo vos también.

-¿Coincidís con que fue tu mejor partido desde que llegaste a Independiente?

-Tuve varios partidos buenos, aunque quizás tengas razón, por el contexto y lo que nos jugamos, además porque hice el primer gol. Sinceramente me siento muy bien. La verdad es que la confianza que me da el cuerpo técnico, mis compañeros y la gente no tiene precio y poner en orden la cabeza mía me hizo muy bien.

-Es un resultado justo y ¿decisivo?

-Para nada. No tenemos nada asegurado. Jugamos un partido como lo teníamos que jugar, dejando todo. Con actitud hemos logrado un buen resultado.

-El partido pasó ¿recordás como fue tu golazo?

-Algo...(risas). El Flaco Imperiale me la da, engancho, vuelvo a enganchar y me queda para la derecha. En ese momento veo al arquero que se tira porque pensó que iba a tirar el centro atrás y le pegué, se metió al ángulo.