Sociedad Lunes, 2 de diciembre de 2019

Martiniano Grasso, a días del trasplante: "El cariño de la gente me ha dado mucha fuerza"

El joven mendocino recibió un nuevo corazón la semana pasada luego de estar 38 días en lista de espera por consecuencia de una miocarditis.

Por Redacción LA

Martiniano Grasso habló esta mañana luego de su reciente trasplante de corazón, el cual le realizaron la semana pasada luego de casi 40 días en la lista de espera, y agradeció "el cariño" de todos los mendocinos.

 

El pedido de un corazón para Martiniano fue de urgencia debido a la gravedad que presentaba por consecuencia de una enfermedad cardíaca irreversible.  Afortunadamente, el órgano llegó y el joven se está recuperando en Buenos Aires.

Andrés Grasso, en comunicación telefónica con Canal 7 contó que Martiniano ya ha superado la primera semana del trasplante y que todos los días evoluciona “un poquito mejor”.

Martiniano no nació con ese problema cardíaco sino que se lo descubrieron hace un tiempo pero debido a la gravedad degenerativa que presentaba su corazón quedó en una lista de espera. Gisela Campos le preguntó al padre del joven qué sentían ellos al saber que la vida les había dado una segunda chance, a lo que Andrés respondió que de a poco van tomando conciencia del significado de lo que es tener un "segunda oportunidad".

 

Luego, los periodistas hablaron con Martiniano quien expresó que está emocionado por todo el apoyo que le brindó la gente en Mendoza y que está contento de que todos los días su mejoría avance.

Además, contó que los compañeros de la escuela lo llaman todos los días y que a él le hace muy bien sentir la calidez y el apoyo de todos. Contó que ha pasado por todos los estados de ánimos pero que el cariño de la gente le ha dado "mucha fuerza" para sentirse “cada día un poquito mejor”

Martiniano aún sigue internado, aunque ya está sin respirador artificial, y evolucionando favorablemente en el hospital Italiano de Buenos Aires.

 

El joven mendocino de 13 años sufrió una miocarditis que se le complicó y por ello su corazón se afectó con una lesión irreversible. Durante 38 días estuvo en lista de espera nacional de donación de órganos hasta que el 25 de noviembre pasado pudo recibir la donación que le salvó la vida.