Espectáculos Miércoles, 19 de junio de 2019

Marcos Witt, pastor y cantante cristiano: "Dios usa el rap para llegar a otra generación"

El compositor cristiano se presenta esta noche en el Arena Maipú. Su mensaje y su opinión de la industria musical, en esta nota.

Por Martín Castillo - mcastillo@losandes.com.ar

El compositor, cantante y pastor estadounidense Marcos Witt llega por primera vez a Mendoza con su tour que une la música y el mensaje cristiano. Se presentará a las 21.30 en el Arena Maipú.

Ganador de cinco Gramys Latinos y dos premios Billboard, editó más de treinta discos. Es reconocido en toda Latinoamérica como uno de los cantantes cristianos más importantes del habla hispana. En su faceta como escritor, publicó más de diez libros.

 

Witt se dedica a viajar por el mundo para capacitar y ayudar a otros a lograr su máximo potencial. En el marco de su gira sudamericana, el pastor se presentará esta noche junto a sus músicos para realizar un recorrido por sus canciones más conocidas. Antes, conversó con Los Andes y dejó una reflexión sobre su música, el mensaje que busca dar y la relación con la industria.

-¿Cómo describís tu labor como pastor, desde una mirada artística?

-Como artista y músico cantante puedo utilizar el poder de la música para traer ánimo, esperanza y consuelo al corazón del oyente. La música me facilita mucho el trabajo de pastor porque a través de las canciones puedo traer ánimo espiritual a las personas.

-¿Qué es lo que ves proyectado en la gente cuando recibe tu música? ¿Cómo creés que desde su lugar podés transformarles la vida?

-Es increíble como la música cristiana y la música de alabanza acompaña a las personas en sus momentos de dificultad, de tragedia y tristeza. Por eso las personas se sienten tan identificadas con una canción. La gente me dice que los acompañé en un momento de duelo cuando despidieron a su abuelo, a su papá o a su mamá. Es increíble que la música pueda traer esa clase de sosiego, de descanso a las personas y por eso creo mucho en el poder de la música unida a la palabra de dios. Eso es lo que cambia la vida de las personas.

 

-A la hora de componer, ¿cómo encontrás la inspiración, más allá de lo que representa Dios, para escribir las canciones?

-Muchas veces tiene que ver con lo que yo mismo estoy procesando como ser humano, como individuo cristiano seguidor de Jesús. Muchas veces mis propias inquietudes encuentran eco en el corazón de muchas otras personas. Es muy interesante como cuando tengo un pensamiento o una idea de una canción y termina en una que después escuchan millones de personas, que después me dicen: “Dijiste exactamente lo que yo estaba queriendo decir”. No sé si sería como inspiración, pero es simplemente describir lo que yo mismo estoy viviendo.

-Hay género que son cuestionados fuertemente como el reggaetón y el rap, por distintos sectores de la iglesia. ¿Qué opinión tenés de estos artistas y de la música que producen?

-Creo que lo de los géneros es un asunto muy personal. Creo que la molestia de mucha gente con estos estilos tiene que ver con que no es de su gusto personal. Muchas veces confundimos un gusto musical con lo que muchos dicen que es música de Dios o no. Simplemente porque no sea de mi gusto, no significa que no sea música que Dios pueda usar. He visto a muchísimos de los artistas de reggaetón como de rap, que Dios los usa para alcanzar una subcultura y una generación de personas que no van a escuchar a alguien como Marcos Witt. Sí van a escuchar a esos artistas y a través de su música, tienen un acercamiento con Dios y una concientización espiritual. Igual que cuando Dios usó un burro para hablarle a un profeta, Dios puede usar cualquier instrumento dispuesto para hablarle a la gente. Esos géneros son para hablarles a esas subculturas.

-¿Cuál es el mensaje que buscás dar? ¿Cambia con los contextos, lugares, etc.?

-Mi mensaje principal es que volteemos la mirada hacia arriba y miremos a Dios. Mucha gente está mirando las noticias, los sucesos, lo que está pasando aquí en la Tierra, se angustian y pierden la esperanza y es ahí de donde viene la palabra “desesperación”. Hay mucha gente muy desesperada. Entonces mi mensaje  es de esperanza, que la gente mire hacia arriba y cobre esperanza en Dios nuestro Señor, que si ponemos nuestros ojos en él, las cosas van a estar mejor.

 

-¿Creés que el mundo de la música cristiana es distinto al resto de la industria? ¿Cuáles podrían ser las diferencias o las similitudes?

-Las similitudes son que necesitamos ser prolijos, necesitamos atender nuestros asuntos de copias, regalías, licencias. Seguir las leyes que rigen la industria de la música para que podamos estar pagándoles las regalías a los compositores para que puedan seguir componiendo. En ese sentido somos similares.

La música cristiana se diferencia en el hecho que la música de la industria es entretenimiento: la gente se identifica, se alegra, se emociona. La música cristiana tiene un contenido tan distinto que acompaña a las personas en sus momentos de tristeza, de dolor, de angustia de desesperación y de duda. Eso es lo que destaca mucho  y diferencia a la música cristiana. Cuando las personas tienen un encuentro con dios a través de una canción, es muy distinto a nada que se la esté pasado lindo en un concierto. Y eso es lo que nos hace diferentes.

-¿Cómo ves el futuro de la música cristiana y su influencia en las personas? ¿Ha habido cambios en los años que modifiquen su fe y sus esperanzas?

-No hay nada que modifique mi fe o mis esperanzas, porque no las tengo puesta en cosas temporales, las tengo puesta en Dios y en su presencia. Nunca cambiarán. Creo que el futuro de la música cristiana es brillante porque cada vez estamos viendo más personas consumadamente excelente. Componiendo canciones muy buenas, grabando música de alta excelencia, creo que la música cristiana va a seguir creciendo porque las personas cuando se dan cuenta que hay una música que no solo entretiene y disfrutan, sino que tiene un contenido de esperanza y de fe, son las razones por lo que crece. La gente está escuchando música independientemente de sus religiones. Hay muchos que me dicen que les encanta mi música a pesar que soy de equis religión. La gente encuentra una música bien hecha y elaborada con mensaje positivo centrado en Dios nuestro Señor.

La Ficha

Marcos Witt en Mendoza

Día y hora: hoy, a las 21.30.

Lugar: Stadium Arena Maipú (Maza y Emilio Civit, Maipú).

Entradas: $600, $900, $1200 y $1500 en la boletería del Arena, Eko Point (San Martín), locales Ficción (Ciudad), Maxi Mall (San Martín 1465, ciudad), Musimundo (jumbo) y www.tuentrada.com