Espectáculos Miércoles, 25 de marzo de 2020 | Edición impresa

Manu Dibango: murió la estrella del afro-jazz de coronavirus

El músico, de 86 años, falleció ayer en París. Él mismo había publicado en sus redes que se estaba recuperando de la enfermedad.

Por Redacción LA

La estrella del afro-jazz Manu Dibango, conocido por el tema “Soul Makossa”, falleció ayer en París a los 86 años a causa del coronavirus, tal y como informó su familia en un comunicado oficial: “Es con profunda tristeza que anunciamos la pérdida de Manu Dibango, nuestro Papy Groove, quien falleció el 24 de marzo de 2020, a los 86 años de edad, por el Covid-19”.

Manu Dibango en el Festival de Jazz de Langourla, en 2014

El propio Dibango señaló el pasado 1 de marzo en su página de Facebook que se estaba recuperando “tranquilamente” de la enfermedad en el hospital.

Nacido en la ciudad portuaria camerunesa de Douala en 1933, Emmanuel N’Djoké Dibango, quien utilizó Manu Dibango como su nombre artístico, fue reconocido como saxofonista y compositor, y también tocó el vibráfono.

 

Sus canciones, que incorporaron jazz, funk y música tradicional camerunesa, no lograron captar la atención local y se mudó a Francia, donde obtuvo reconocimiento internacional.

En 1972 lanzó “Soul Makossa”, que se convirtió en un éxito internacional. Varios artistas, incluidos Michael Jackson y Rihanna, usaron muestras de su ‘Mama-say, mama-sa, ma-ma-ko-ssa’, que significa “bailo” en el idioma duala. Como consecuencia, Dibango presentó una demanda contra los dos artistas en 2009, argumentando que habían usado el gancho sin este permiso. La moción fue rechazada por un tribunal de París porque ya había solicitado con éxito que su nombre fuera mencionado en los lanzamientos de Rihanna de la canción.

 

Dibango fue miembro del grupo seminal de rumba congoleña African Jazz y conocido por sus colaboraciones con la fallecida estrella nigeriana de Afrobeat Fela Kuti (al que le dedicamos el podcast Album en Los Andes), el guitarrista nigeriano King Sunny Adé y el grupo de gospel sudafricano Ladysmith Black Mambazo. Su muerte implica la desaparición de un artista descomunal, referente del jazz contemporáneo y de la cultura africana moderna.

Conocido por diversos y cariñosos apodos como Papa Manu, Le Doyen (El decano) o sencillamente Manu, había sido hospitalizado a consecuencia de una infección por el coronavirus el 18 de marzo.

 

Dibango, durante setenta años, siempre estuvo en busca de sonidos que estaban más allá de su tiempo. Activo artista sobre los escenarios, publicó un último álbum “Balade en saxo” en 2014, en tanto que el año pasado se lanzó a una extensísima gira para celebrar los sesenta años de carrera.

Entre sus discos, todos extraordinarios, se lucen “Ceddo” (banda original de la preciosa película “Kirikou y las bestias salvajes”), “Afro-Soul Machine”, “African Woodoo” o “New bell”; entre muchísimos otros.

 

Eximio saxofonista; pero también vibrafonista, vocalista, arreglador y director de orquesta. Hizo de su instrumento un emblema de la que en algún momento se denominó world music sino también del pop más elegante y ocurrente. Seductor y a la vez popular, de una espesura inigualable su música arrasó las fronteras.