Brand Content Home Domingo, 19 de enero de 2020

Malargüe, tierra mágica que sorprende

Al sur de la provincia de Mendoza, en el corazón de la Ruta Nacional 40, este territorio ancestral se abre a quienes saben disfrutar.

Por Espacio patrocinado

El nombre del departamento proviene de dos vocablos de origen mapuche: “Malal-Hue”, que significan “lugar de bardas rocosas” o “lugar de corrales naturales”. Lugar mágico caracterizado por la tradición y la calidad de su gente, tranquila y amable, en Malargüe podemos encontrar distintos santuarios naturales, refugios de biodiversidad y formaciones geológicas únicas. Necesitamos más de una semana para poder vivirlo y todo el tiempo para descubrirlo.

Este bello departamento cuenta con la Reserva Provincial Payunia, verdadero patrimonio por su valor universal excepcional, compuesta por diferentes estilos eruptivos y una concentración de más de 800 volcanes que han originado campos de bombas y lapillis emanados por las grandes erupciones. Posee la colada de lava individual más larga de la tierra y una variedad de escoriales y colores que ha dado a Payunia una extraordinaria belleza escénica y paisajística para disfrutar de una caminata en las Pampas Negras o en el mismo cráter del volcán El Morado.

Al suroeste nos encontramos con el Volcán Malacara, el cual tiene una altura de poco más de 1.800 metros sobre el nivel del mar. Su erupción fue de características hidromagmáticas. La coloración que se aprecia, además del negro, son los amarillentos, rojizos y verdes que se generan por este tipo de erupciones en contacto con el agua. Últimamente el volcán ha sido erosionado por la lluvia y el viento, lo que deja al descubierto grandes cárcavas de casi 30 metros de altura por las que ingresan las excursiones, ideal para realizar safaris fotográficos.

Un poquito más al sur, en plena Ruta 40, nos encontramos con la Cascada Manqui Malal. Ahí podemos observar restos fósiles tales como amonites y bivalvos, a través de un trekking guiado. Allí también hay un restaurante donde se degusta la gastronomía regional.

Las opciones de aventura cuentan con un lugar destacado: Turcará Aventura, enclavado en medio de bardas rocosas de la Cuesta del Chihuido, sobre la extraordinaria Ruta 40. Un parque con actividades para todas las edades que invita a disfrutar de tirolesa, puente comando, vía ferrata y puente tibetano, entre varias actividades más. Posee un lugar para disfrutar de paisajes montañosos con su flora, fauna y un maravilloso espacio de recuerdos regionales malargüinos. El sabor llega con la exquisita hamburguesa de chivo, que se disfruta en el restaurante.

La Caverna de las Brujas está formada por rocas calizas de origen marino. La filtración de agua ha generado a través de miles de años hermosas formaciones minerales como estalactitas, estalagmitas, columnas y coladas que son las protagonistas de la magia que se siente al ingresar. 

Nuestro nuevo atractivo, Llano Blanco Geoparque, tiene un alto valor paleontológico, arqueológico e histórico. Podemos citar, entre otros puntos de interés, los corrales, el molino, el bosque pétreo, los asentamientos de pueblos originarios y la capilla. Se ubica a 8 km de Bardas Blancas, en la Ruta 40, y comprende actividades de trekking paleontológico, arqueológico, historia y cultura regional, bajo la premisa del cuidado y preservación del patrimonio local.

Cajón Grande, sin lugar a dudas, es otro de nuestros fabulosos puntos turísticos pensados para el verano. En él disfrutarás de las asombrosas termas al pie de la Cordillera de los Andes, con la vista exclusiva del Cerro Campanario. Cuenta con servicio de camping agreste y proveeduría.

Real del Pehuenche es un complejo de modernos domos que brinda, al límite con Chile sobre la ruta Internacional 145, la posibilidad de combinar la mejor gastronomía, esquí de travesía, cabalgatas, caminatas y paseos al pie del cerro Campanario. A pocos metros se encuentra el Paso Internacional Pehuenche.

Castillos de Pincheira conserva un gran escenario natural. Las formaciones rocosas de origen volcánico que allí se encuentran fueron erosionadas por el viento y la lluvia, dejando al descubierto extrañas formaciones que asemejan castillos. Además del paisaje también se degustan deliciosos chivitos que se sirven en el restaurante Altos Sauces. Las actividades son para todos los gustos: paseos, safaris fotográficos y caminatas. Pincheira ofrece, para quienes deseen quedarse a disfrutar de unos días en el lugar, un completo camping con pileta.

Otro de los lugares reconocidos es la Reserva Faunística Laguna de Llancanelo, declarada sitio RAMSAR por la comunidad ambientalista internacional. Es uno de los humedales que alberga la mayor colonia de flamencos de América del Sur, además de cientos de especies de aves. Llancanelo es importante ya que es un punto de protección para el mantenimiento de la biodiversidad. Su nombre significa “Chaquira” o perla verde azulada. 

En Malargüe encontrarán dos de los ocho que hay en el país: los Laberintos Carmona, sorprendentes e impactantes. El lugar cuenta con un camping para poder pasar el día en familia.

Además, el Dique Blas Brisoli en conjunto con el criadero de truchas Cuyam-Co, brinda la posibilidad de probar variadas recetas en base a trucha. Este criadero abastece de la mejor trucha arcoiris al sur de Mendoza. Cuyam-Co también cuenta en su predio con un camping con todos los servicios.

Muy cerquita nos encontramos con la Colonia Pehuenche. Es una zona de fincas con un marco impresionante: la Cordillera de los Andes. Allí está ECO Malargüe Posada & Hostel, que ofrece la cabalgata del Atardecer, recorriendo caminos entre las fincas y disfrutando del paisaje hasta el alto que regala una hermosa vista de Malargüe y sus alrededores. Los frutos de montaña de Anita estarán a la vuelta, para ser cosechados y degustados. La experiencia y el sabor se conjugan.

Las rutas y caminos de Malargüe vislumbran postales que se manifiestan a cada kilómetro que se recorre. El circuito de los Valles atesora paisajes únicos, la Laguna de la Niña Encantada, el Pozo de las Ánimas, el Valle de Las Leñas y Los Molles con su amplia oferta de alojamientos y la posibilidad de relajarse en las termas del Hotel Lahuén-Co. Un circuito donde en este verano se suman cabalgatas, mountain bike, cuatriciclos, telesillas y demás actividades de verano para amantes de la aventura y la naturaleza. El circuito termina con otro paisaje impactante de Malargüe, Valle Hermoso, inmerso en la Cordillera de Los Andes, donde el color de las montañas, las flores autóctonas, y las vertientes hacen del Valle un paraíso incomparable. 

Para relajarte: el río, las montañas, el ruido del agua entre las piedras, una mañana con aromas de tomillo y jarilla y la invitación a pescar comienza casi como una rutina, jugar con las truchas divertirnos en el río. Esta vivencia te ofrece Malargüe para esta temporada de pesca. A diferencia de otros sitios del país, Malargüe brinda a quienes disfrutan de este deporte aguas más rápidas y de colores variables, unos 500km de ríos accesibles en cualquier tipo de vehículo ya que todos están bordeados por rutas transitables.

También tenemos la opción para aquellos a los que les gusta la ciencia: nos encontramos con tres lugares verdaderamente potenciados en turismo científico. Entre ellos, el Planetario Malargüe es el más importante del país. También existe el Observatorio Pierre Auger, cuyo objetivo es determinar la naturaleza y dirección de llegada de rayos cósmicos con energías superiores para comprender mejor el universo que nos rodea y su origen. Por último, la Antena DS3 que controla dos misiones espaciales: Gaia y ExoMars. 

La gastronomía posee dos productos bien definidos, con las rutas del chivito y la trucha. Los restaurantes de la ciudad y la zona rural tienen su plato distinguido para saborearlo de diferentes maneras, acompañado por las delicias de la miel y los frutos rojos regionales, ajo, papa semilla, chocolates artesanales y cerveza.

¡De Norte a Sur y de Este a Oeste Malargüe te sorprende y te espera para que lo vivas!.