Economía Viernes, 14 de febrero de 2020 | Edición impresa

Malargüe es productor de gas pero le cortaron la provisión de GNC

Ecogas interrumpió el suministro a la única estación de servicio que lo vende.

Por Eduardo Araujo - Especial para Los Andes

Hay un viejo refrán que dice: “en casa de herrero cuchillo de palo”. Es lo que viven por esto días los vecinos de Malargüe. En la tierra donde se produce gas, increíblemente se quedaron sin GNC.

Ecogas notificó a la única estación expendedora de GNC en el departamento sureño que cortó el servicio de manera permanente. El argumento es que la petrolera no le entrega gas natural según las normas de calidad que exige en Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas).

 

La medida, que comenzó a regir el lunes, puso en aprietos a los propietarios de Servicentro Malargüe S. A. y corren riesgo los puestos de trabajo de los cuatro empleados de la firma.  

Mediante una nota, fechada el 31 de diciembre, Ecogas notificó a los propietarios de la única estación de carga de GNC de Malargüe el corte del suministro de gas. 

Según la empresa distribuidora “a pesar de los reiterados pedidos y gestiones, Petrolera el Trébol S. A. sigue sin adecuar a los parámetros de calidad establecidos y requeridos por Enargas en la Norma Argentina del Gas, el gas natural que requiere la estación para ser comercializado”.

 

“Como consecuencia de la situación expuesta y por imperio del Marco Regulatorio a la actividad, esta licenciataria se ve obligada a proceder al corte del servicio de gas natural a la estación de carga, a partir del 7 de febrero del corriente año”, dice la misiva.

La noticia cayó como una bomba en la empresa malargüina y si bien movieron cielo y tierra para revertirla, las gestiones no han llegado a buen puerto. 

 

“Ecogas nos comunicó el cese definitivo de la provisión de gas natural para Malargüe, porque el gas que se nos estaba mandando, que es el mismo de siempre, no condice con el medio ambiente”, dijo a Los Andes Arnaldo Bujaldón de Servicentro Malargüe S.A. 

“Nosotros hemos tenido comunicación con el intendente y con el subsecretario de Energía de la provincia (Emilio Guiñazú) para buscar alguna solución, estamos a la espera de que se pueda hacer algo. Hoy no podemos hacer nada, nos han cortado la válvula de ingreso de GNC. Se ha despresurizado la estación porque no podemos tener gas almacenado y nos han dicho que van a proceder a despresurizar el gasoducto de Cerro Mollar”, agregó el empresario.

 

La estación de carga de GNC está habilitada desde 1996 y llegó a vender más de 5.000 metros cúbicos de combustible por día. Cuando el yacimiento Cerro Mollar empezó a disminuir su caudal (en el 2000) y gran parte de la ciudad sureña comenzó  a consumir GLP por las mismas cañerías que recibía el gran natural, a la firma se le puso un máximo de comercialización de alrededor de 1.200 metros cúbicos por jornada.

Con esta medida se ven perjudicados cerca de 500 usuarios malargüinos, más los visitantes, que en esta época del año se incrementan por las vacaciones.

“Hemos estado vendiendo entre 700 y 1.200 metros cúbicos de gas por día, manteniendo abierto cuatro horas diarias para poder comprimir el gas, colaborando socialmente con la gente de Malargüe. La estación contaba con personal las 24 horas por una cuestión de mantenimiento. Ahora tenemos que replantearnos empresarialmente qué decisión tomamos. Si no tenemos la materia prima es difícil seguir. Vamos a continuar luchando para que Malargüe tenga gas natural porque es un departamento productor de gas y petróleo”, sostuvo Bujaldón. 

 

Bronca contenida

La medida cayó como un balde de agua fría en la comunidad en general y en particular en los usuarios de GNC.

“Hoy es un día muy triste para los malargüinos y para la gran familia de usuarios de GNC. Hace más de seis años que venimos insistiendo con este tema del gas. El Concejo Deliberante declaró al departamento en estado de emergencia del gas, pero no tuvo ningún tipo de repercusión en la provincia y en la Nación. Somos productores de gas y petróleo y esta medida perjudica el crecimiento del departamento porque así no hay industria que venga a radicarse. Estamos muy dolidos con esto. Cómo puede ser que la estación termoeléctrica de Anchoris se construyó en nueve meses para usar el gas de Malargüe y nosotros que lo producimos no tengamos nada”, expresó Jorge González, usuario de GNC.

 

Andrés Palleres, otro usuario del servicio, indicó que “esto me perjudica por mi trabajo y el de mi señora que usamos el vehículo para ir y venir. Ahora esto se agrava porque comienzan las clases y es el medio de transporte que tienen mis hijos para ir a la escuela. En invierno, por los grandes fríos que tenemos, un auto es indispensable en Malargüe y el gas ayuda mucho al presupuesto familiar”.

Raúl Parasécoli, al tomar conocimiento de la medida, dijo “esto es un daño terrible al pueblo de Malargüe porque no solo usamos el GNC quienes vivimos aquí sino también los turistas. Yo soy jubilado y esto me afecta económicamente. El gobierno tiene que obligar a la empresa El Trébol que nos dé el gas en las condiciones que necesitamos”. 

 

Finalmente, opinó el presidente de la Cámara de Comercio y actividades afines de Malargüe, Gustavo Miras, quien dijo “una vez más el departamento se ve afectado en su desarrollo económico. La provisión de GNC es vital para quienes realizan fletes a la ciudad y al campo, para los taxistas y el comercio en general. Es difícil de entender que el resto de la provincia cuente con estos servicios y nosotros somos afectados directamente, a pesar de tener gas en nuestro suelo. No es en lo único que nos vemos perjudicados, nos pasa con el turismo, la minería, petróleo, la ganadería, afectada fuertemente por la gran presencia de pumas y zorros. La economía de Malargüe no crece y la ciudadanía tampoco”.

 

Después acotó “cuando el dueño de la estación de servicio, que es socio de nuestra entidad, nos informó lo sucedido inmediatamente empezamos a realizar gestiones ante el intendente y el Subsecretario de energía de la provincia. Creemos que el servicio debe ser restituido a la brevedad y estamos trabajando para que ello ocurra”.