Turismo Domingo, 20 de octubre de 2019 | Edición impresa

Magallanes: la región de las maravillas

Testigo de la primera vuelta al mundo, este sitio está postulado para que sea declarado Patrimonio de la Humanidad.

Por Télam

La región del extremo sur de Chile, con las maravillas naturales del Parque Nacional Torres del Paine, la cordillera Darwin y los Campos de Hielo, entre otras, será en 2020 testigo silencioso de los festejos de los 500 años de la primera vuelta al mundo encarada por Hernando de Magallanes y completada por el marino vasco Sebastián Elcano. 

“La Patagonia tiene que ser protagonista porque el paso y el estrecho están allí. Si no hubiese existido ese paso se habrían tenido que volver, pero no lo hicieron, y así se pudo continuar con la aventura y demostrar, como pensaba Colón, la redondez de la tierra”, aseguró Emilio Boccazzi Campos, presidente de la Comisión de Turismo de la XII Región de Magallanes. 

Boccazzi fue además intendente de la ciudad de Punta Arenas, la más antigua de la Patagonia, fundada el 18 de diciembre de 1848, que ha conservado su arquitectura y posee un bellísimo casco histórico. “En Punta Arenas se puede reconocer el esplendor de la explotación ganadera de la década de 1880 a 1890, y la impronta cosmopolita producto de la llegada de europeos por la fiebre del oro que se daba en Tierra del Fuego a finales del siglo XIX”, explicó. 

 

La ciudad forma parte de la denominada Ruta de Magallanes, junto con Sevilla (España), Lisboa y Sabrosa (Portugal) -donde nació Magallanes-, Puerto San Julián (Argentina), y Cebú (Filipinas). En Europa, y con un fuerte impulso de Portugal, se está trabajando para incluir al Camino en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. 

“Estamos preparándonos para ese festejo, probablemente no con la pirotecnia que tienen los españoles o los portugueses, pero creo que vamos a tener una muy bonita celebración para el 2020”, dijo. Reveló que durante una reunión que mantuvo en 2015 con el Papa Francisco, junto a los entonces jefes comunales de Sevilla, Lisboa -el hoy Primer Ministro, Antonio Costa- y Puerto San Julián, se invitó al Pontífice a presidir un oficio en esa ciudad santacruceña, donde se celebró la primera misa en territorio argentino organizada por la expedición de Magallanes. 

Glaciares, montañas y praderas atrapadas en el indómito clima patagónico permiten descubrir “la octava maravilla” que es el Parque Nacional de las Torres del Paine, en la provincia Última Esperanza. “Y creo que la novena maravilla del mundo está en la Cordillera de Darwin, cubierta por campos de hielo, en el Parque Nacional Alberto de Agostini, la parte suroeste de la isla Grande de Tierra del Fuego”, describió Boccazzi. 

 

A pesar de reconocer que no es un experto operador, recomendó distintos formatos para recorrer la región; desde uno corto de 3-4 días, “para conocer algunas pinceladas de la región”; 7 días, “para poder hacer Torres de Paine y Tierra del Fuego”; o de 12 a 15 días, “para hacer Calafate, Perito Moreno, Torres del Paine, Punta Arenas, y hasta Ushuaia” lo que daría una “mirada general de la Patagonia sin fronteras”, subrayó. 

 

Boccazzi destacó que Chile se ha consolidado como el principal destino de turismo aventura del mundo, y que en Magallanes “la aventura es permanente, la vivimos todos los días. Acá en el sur la cordillera se desdibuja, lo que nos obliga a tener paradigmas diferentes a los del centro de ambos países. En esta simbiosis, somos un poco de argentinos y mucho de chilenos. Nuestro personaje no es el guaso, sino que es el gaucho, el ovejero, muy parecido al de la pampa argentina”, comparó. Télam