Política Viernes, 12 de abril de 2019 | Edición impresa

Macri y el radicalismo consensuaron un plan para contener la inflación

La reunión con los gobernadores de Cambiemos duró dos horas y media. El miércoles se anunciarán las medidas.

Por Redacción LA

Acuerdo de precios, la aplicación de herramientas de la Ley de Defensa de la Competencia para elevar los controles, créditos y descuentos para beneficiarios de la Anses, una atenuación de las subas de los servicios públicos y beneficios para las pymes. Esos ejes formaron parte de la discusión de más de dos horas y media entre referentes macristas y radicales en la Casa Rosada y serán parte central del amplio paquete que anunciará el propio Mauricio Macri el miércoles, con el objetivo de impulsar el consumo y contener la inflación en la decisiva etapa de la campaña en la que buscará su reelección.

De ese modo el Gobierno cumplió con un insistente reclamo de los referentes del radicalismo, al menos en su primer paso: los tres gobernadores del partido se metieron en la preparación de las medidas, presentaron propuestas y conocieron de primera mano los planes oficiales para intentar salir de la crisis. Fue en el despacho de Marcos Peña. Alfredo Cornejo, Gerardo Morales y Gustavo Valdés asistieron con sus pares macristas María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta. Con el jefe de Gabinete los esperaban Rogelio Frigerio y María Eugenia Vidal.

 

Cornejo, como presidente de la UCR, hizo declaraciones a los periodistas que aguardaron en el Patio de las Palmeras. “El Gobierno está receptivo sobre todo lo que le han propuesto los gobernadores, no solo los radicales”, dijo. “No pedimos un congelamiento de precios sino un acuerdo de precios”, aclaró el gobernador mendocino. 

Peña, muy hermético

“El miércoles próximo, el presidente Macri hará anuncios en el sentido de ayudar a aliviar la situación y encauzar en un camino hacia el crecimiento y el desarrollo”, dijo después en conferencia de prensa el jefe de Gabinete, Marcos Peña. La elección de ese día para que Macri haga el anuncio, cuyo horario, lugar y formato comunicativo se desconoce, no es casual: es que el día anterior, el martes, el Indec dará a conocer la inflación de marzo, que estará en torno al 4%.

 

Peña fue hermético respecto de los anuncios presidenciales del miércoles. “No se trata de un plan sino de medidas tendientes” a “aliviar la situación”, dijo, en sintonía con lo que sucedió en la reunión: cada propuesta fue confrontada con los números que aportaron los funcionarios de ministerios (Interior, Desarrollo Social, Hacienda, Trabajo) y organismos involucrados (Banco Central, AFIP), de modo de que el costo fiscal no choque con el compromiso del déficit comprometido con el FMI.

“Tomaron muchas propuestas nuestras, otras venía trabajando el propio Gobierno. Va a ser amplio, puede ser una inflexión, y hay que seguir trabajando en esta línea”, resumió uno de los radicales. Coincidieron con fuentes macristas en dejar trascender que hubo buen clima, aunque también momentos de tensión y discusiones al confrontar los datos.

 

“El paquete no está cerrado, todavía hay cuestiones para evaluar y con más información. Tienen que trabajarlo más algunos ministerios”, contó otro asistente. Por el acuerdo de precios el objetivo será ampliar la oferta de productos -de la canasta básica y otros consumos cotidianos- lo máximo posible y las negociaciones con las cadenas de supermercados seguirán en los próximos días. Durante la reunión también se decidió avanzar con herramientas de la ley de Competencia para ejercer un mayor control sobre los precios.