Política Miércoles, 22 de mayo de 2019 | Edición impresa

Macri recibió a Schiaretti antes de la cumbre del PJ Federal

El Presidente, aseguran, quiere que el gobernador cordobés intente al máximo ser el dique de contención de una tercera fuerza electoral.

Por Horacio Serafini - Corresponsalía Buenos Aires

Sin otra compañía que su secretario, el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, hizo ayer a la tarde su primera visita a la Casa Rosada después de haber sido reelecto. Entró a las 17.50 y salió 70 minutos más tarde, saludando de lejos a los periodistas que lo aguardaban tras la puerta vidriada que separa al Salón de los Bustos que da a la explanada de salida por la calle Rivadavia del Patio de las Palmeras.

Salió sin hacer declaraciones sobre la reunión que acababa de mantener con el presidente, Mauricio Macri. De la entrevista sólo hubo un par de fotos de Schiaretti y Macri abrazados, difundida por la prensa de la Presidencia. Un funcionario nacional comentó a este medio el nudo de lo conversado por ambos mandatarios: “Macri quiere que Schiaretti sea el dique de contención de una tercera fuerza electoral; que haga ese intento lo máximo que pueda”.

 

La charla duró 50 minutos y no hubo testigos sobre lo conversado. Poco después de terminada la reunión, el gobernador cordobés escribió unas series de tuits, a modo de gacetilla de prensa sobre la reunión. Lo curioso fue que un funcionario de prensa de Presidencia se encargó de informar que así lo haría Schiaretti. “Terminamos la reunión convocada por el Presidente Mauricio Macri, en la que ratifiqué mi posición sobre un eventual acuerdo nacional que hice pública en mi discurso del 12 de mayo pasado”, escribió el gobernador.

Twitter

Como era de esperar, ni Macri ni Schiaretti, iban a realizar algún comentario de tipo electoralista. La Casa Rosada no es el ámbito para anuncios de este tipo. Pero, según confiaron fuentes macristas a este medio, el alborotado escenario electoral monopolizó la conversación.

Schiaretti sigue convencido en fortalecer Alternativa Federal, pese a que gran parte de los gobernadores que adherían a este espacio manifestaron su apoyo a la fórmula Fernández-Fernández.

 

En la Casa Rosada apuestan a los esfuerzos del “Gringo” por terminar de acordar una “tercera opción electoral competitiva”, que, de algún modo, fragmente la unidad total del peronismo. No será sencillo. Anoche estaba prevista una cena encabezada por Schiaretti, en un lugar que se mantuvo en reserva, de los cuatro integrantes “originales” de AF: el cordobés; Sergio Massa, el senador  Miguel Pichetto y el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey. Allí terminaría de definirse una postura, sobre todo en torno a si Massa seguirá en ese espacio o terminará por correrse hacia el PJ oficial.

 

Será previo a una cumbre hoy de los cuatro fundadores con Roberto Lavagna y sus aliados, Margarita Stolbizer (GEN) y Miguel Lifschitz (Partido Socialista). Lavagna estuvo ayer con un grupo de radicales que se quieren cortar de Cambiemos. 

No es poco lo que resta por acordar: Lavagna quiere ser candidato, pero sin internas; Massa viene tironeado por el PJ oficial para que se sume a unas Paso para competir con los ya anotados (la fórmula Fernández-Fernández y Daniel Scioli, quien sigue firme en su precandidatura).