Política Miércoles, 14 de agosto de 2019 | Edición impresa

Macri prepara medidas para volver a seducir a la clase media

Surgieron de una reunión ayer en la Casa Rosada y serían dadas a conocer hoy.

Por Juan José Domínguez - Corresponsalía Buenos Aires

Suba del mínimo no imponible de Ganancias; alivios para las pymes, con líneas de créditos; aumento del salario mínimo, que actualmente es de 12.500 pesos; venta de reservas del Banco Central y suba de tasas de interés para contener al dólar; y hasta un nuevo acuerdo de precios.

 

Esas son algunas de las medidas que el gobierno de Mauricio Macri evalúa proponer en las próximas horas, como una forma de reivindicarse ante la clase media, tras la dura derrota en las PASO del domingo último a manos del Frente de Todos.

Elisa Carrió anunció anticipadamente parte de ese posible paquete de medidas: “Le pedí expresamente una reunión formal al presidente del interbloque (Cambiemos), Mario Negri, para tomar medidas legislativas en materia de impuesto a las Ganancias, moratorias impositivas y suspensión de ejecuciones”, dijo Carrió en Twitter.

Sin embargo, en el resto del oficialismo aún no saben bien cuáles son esas medidas ni cómo se instrumentarán. Algunas de ellas serán por ley; otras, por disposición del Poder Ejecutivo, dicen.

 

“El equipo económico y, en especial, el ministro (de Hacienda, Nicolás Dujovne) están reviendo una serie de medidas, como le pidió el Presidente”, afirmó el jefe de la AFIP, Leandro Cuccioli, al salir ayer de la Casa Rosada, tras una reunión con Macri, Dujovne y el ministro de Producción, Dante Sica.

En el Congreso, la diputada macrista Cornelia Schmidt-Liermann sostuvo que el Gobierno y el oficialismo van a “hacer propuestas concretas”.

“Las medidas que se necesitan son una tasa de interés más baja y alivio para las pymes, y eso es lo que vamos a trabajar pero vamos a esperar lo que diga el Ejecutivo para no hacer falsas promesas”, dijo Schimdt-Liermann antes del inicio de una reunión del bloque Pro para consagrar presidente de la bancada a Álvaro González en reemplazo de Nicolás Massot, quien pidió licencia para realizar un curso en Estados Unidos.

 

El radical Negri ya se puso en contacto Carrió, tras el mensaje que la diputada publicó en Twitter. Según pudo saber Los Andes, la idea de la líder de la Coalición Cívica-ARI es discutir estas medidas con proyectos de ley en el Congreso.

En el oficialismo ven con buenos ojos esta idea, aunque evalúan el riesgo que supondría reabrir el recinto tras la derrota electoral, con el dólar y el riesgo país por las nubes y la posibilidad de que la oposición, unida, junte los votos para insistir con una rebaja de las tarifas de los servicios públicos, algo con lo cual el Gobierno no transige.

 

De todas maneras, la mayoría de estas próximas decisiones para aliviar los bolsillos de la clase media no pasarán por el Congreso. “Excepto Ganancias, que debe ser por ley, lo más probable es que todas sean decisiones del Ejecutivo y el Central. Además, ¿por qué el peronismo vendría a votar una mejora de Ganancias que ayudaría a Macri en octubre?”, se preguntaron en el interbloque Cambiemos.

Retenciones no se tocan

En la tarde de ayer algunos medios periodísticos señalaron que el Gobierno nacional analizaba una suba de las retenciones a las exportaciones para financiar las futuras medidas de oxígeno a la clase media y las pymes.

 

Sin embargo, el ministro de Agroindustria, Miguel Etchevehere, salió pronto a desmentirlo en Twitter: “En el anuncio de medidas que prepara el Gobierno, no se contempla el aumento de los derechos de exportación”, aseveró.

Mientras tanto, la devaluación del lunes -que continuó ayer aunque más leve (ver aparte)- generó preocupación en sectores del oficialismo.

“Debemos tratar de que impacte lo menos posible en los sectores más pobres de la Argentina. En eso está trabajando el gobierno: ver cómo se aminoran los efectos sobre la gente más pobre”, afirmó el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo.

 

Al respecto, enfatizó que “tanto el Gobierno como la oposición” deben trabajar “para bajar el riesgo y generar más confianza en Argentina”. Y destacó “las definiciones” del candidato Alberto Fernández “en el sentido de que la posición de ellos es cumplir con obligaciones de la Argentina. Eso ayuda a la economía de la Argentina”.
 

Claves

Recuperar el voto de la  clase media. El Gobierno intenta con estas medidas volver a tener el apoyo de los votantes que lo abandonaron en las PASO del domingo. 
 
Carrió se adelantó  por Twitter. La diputada anunció ayer por Twitter que presentará un proyecto en el Congreso para subir el mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias. 
 
Dudas sobre reabrir  el Congreso. En el Ejecutivo hay planteos para implementar algunas medidas a través de leyes, pero objetan si eso no es un riesgo para que la oposición insista con la rebaja de tarifas.
 

Para arriba: el billete verde llegó a venderse  a $ 65 ayer

Tras el dramático lunes negro, el dólar continuó en alza ayer en el mercado cambiario argentino, aunque las extremas intervenciones oficiales lograron moderar su avance. La divisa norteamericana culminó a $ 58,32 para la venta en el sector minorista.  

Según el promedio oficial del Banco Central, el billete estadounidense acumuló un salto diario de  $ 1,03 en casas de cambio y bancos.  Sin embargo, el panorama fue aún peor en el inicio de la jornada, cuando la divisa llegó a negociarse por encima de los $ 65 en algunas entidades.

 

 La renovada presión sobre la moneda estadounidense, ante la decisión de los inversores de abandonar sus posiciones en pesos, obligó a la autoridad monetaria a replicar el esquema de intervención que estrenó el lunes, cuando el mercado afrontó un histórico cimbronazo que provocó un salto de $ 10,75 en el dólar.

 Aunque decidió no elevar mucho más el nivel de las ya récord tasas de interés de referencia, la autoridad que preside Guido Sandleris volvió a realizar operaciones en futuro y colocó otros U$S 150 millones con ventas directas en el spot de contado, que se sumaron a los U$S 60 millones que subastó por orden y cuenta del Tesoro.

 

 El accionar del Central logró amortiguar el golpe sobre el dólar mayorista, que así y todo ganó otros $ 2,8 respecto al cierre previo y terminó a $ 55,80. / Corresponsalía