Espectáculos Jueves, 29 de agosto de 2019 | Edición impresa

Lucrecia Martel, contra Roman Polanski

Es jurado en la Mostra y se negó a asistir al estreno de la película del director, a la que tendrá que juzgar.

Por Redacción LA

Lucrecia Martel, presidenta del jurado de la competición oficial de la 76ª edición del Festival de Venecia, anunció ayer que no asistirá a la gala en la que se proyectará la película de Roman Polanski, mañana viernes 31, en solidaridad con las víctimas de acoso. 

 

“No voy a asistir a la gala de Polanski porque represento a muchas mujeres que estamos luchando en la Argentina por cuestiones como ésta. No deseo ponerme de pie y aplaudir”, señaló la directora en la rueda de prensa inaugural del certamen.
Al mismo tiempo, Martel consideró “acertado” que la película de Polanski esté en el festival “porque es un diálogo que nos debemos y qué mejor lugar que éste para emprender ese camino”.

 

Polanski, con pedido de captura en los Estados Unidos por la violación de una menor en 1977, presentará la película “J’accusse: el oficial y el espía”, en la que dará su visión sobre el caso Dreyfus (un oficial francés de origen judío, al que acusaron de entregar documentos secretos a los alemanes).

La cineasta confesó que le ha resultado difícil tomar una decisión sobre su participación en este jurado.

 

“La presencia de Polanski con noticias del pasado me resultó muy incómoda”, dijo, “pero he visto que la víctima considera el caso cerrado, no negando los hechos, sino porque cree que Polanski ha cumplido lo que su familia y ella habían pedido”.

Y profundizó: “No separo la obra del hombre, pero creo que su obra merece una oportunidad por las reflexiones que plantea”. También, Lucrecia analizó: “Si la víctima se ve resarcida, ¿qué vamos a hacer nosotros?, ¿ajusticiarle, negarle estar en el festival, ponerle fuera de competición para proteger el festival? Son conversaciones pendientes de nuestro tiempo, sacar o meter a Polanski nos obliga a conversar, no es algo sencillo de resolver”.

 

Martel también se refirió a la escasa presencia femenina en la sección oficial, que cuenta sólo con dos mujeres, la saudí Haifaa Al Mansour y la australiana Shannon Murphy, frente a 19 realizadores hombres.

 

“No me da felicidad, pero no sé de qué otra manera podemos empezar a forzar a esta industria a pensar de otra manera. Esto no quiere decir que cualquier película dirigida por una mujer esté haciendo una gran lectura sobre la humanidad, pero es indudable que el cine no está representando la complejidad de la sociedad”, agregó.

Durante la rueda de prensa quedaron claras las diferencias de criterio de Martel con el director de la Mostra, Alberto Barbera.

 

Sobre el tema de Polanski, Barbera reiteró la necesidad de distinguir entre artista y hombre. “La historia del arte está llena de personas que han cometido crímenes, pero no por esa razón dejamos de considerar sus obras”, manifestó.