Política Domingo, 13 de octubre de 2019 | Edición impresa

Por desdoblamiento y PASO, Mendoza lleva 10 meses de campaña

Si bien oficialmente empezaron en abril para las PASO municipales, desde que empezó el 2019 vienen haciendo proselitismo.

Por Juan Manuel Torrez - jtorrez@losandes.com.ar

El 2019 ha sido un año desgastante en términos electorales. Tres tipos de procesos elccionarios (municipios, provincia y país), que tienen sus respectivas primarias y generales, terminarán consumiendo 200 días oficiales de campaña electoral (215 si hay segunda vuelta presidencial en noviembre). Esto si situamos su comienzo oficial en abril, con los cuatro departamentos del PJ que desdoblaron sus comicios.

Pero en realidad la cuenta aumenta considerablemente a al menos 10 meses, teniendo en cuenta que todos los precandidatos “ingresaron” a la ola eleccionaria ni bien empezó este año.

 

En enero ya había tres políticos lanzados a la carrera por la gobernación: el ministro provincial Martín Kerchner, la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti y el diputado nacional Omar Félix habían anunciado sus precandidaturas. Pero además, en San Martín, San Rafael, Lavalle y Tunuyán sus intendentes habían decidido desdoblar tras la decisión del gobernador Alfredo Cornejo de limitar sus reelecciones promulgando una emienda constitucional (que terminó en la Justicia y que la Corte local ratificó meses después). 

Este desdoblamiento se anunció a fines de noviembre del año pasado y de esta manera, las PASO municipales del 28 de abril fueron las primeras elecciones en la provincia. La campaña oficial para elegir intendentes en esas cuatro comunas arrancó 25 días antes -como marca la ley -, es decir el 3 de abril. Desde entonces, Mendoza vive bombardeada por un proselitisimo electoral sin fin porque ni bien termina una elección ,empieza la campaña para otra.

 

Agotados de la campaña

El vicegobernador electo, Mario Abed le confesó días a tras a Los Andes que el 29 de setiembre, día en que junto a Roberto Suárez ganaron las elecciones provinciales, cumplió “203 días de campaña”, es decir casi 7 meses.

“Fue una campaña larguísima. Es mucho y muy largo, casi un esfuerzo sobrehumano, porque volvía de los viajes del sur a las 2 de la mañana a mi casa y a las 6 me levantaba para ir a la Municipalidad”, se sincera ahora el intendente de Junín.

 

Para el vicegobernador electo, las PASO nacionales, donde no hubo competencia interna, no sirvieron para nada. “Ha sido un gasto de tiempo”, destacó, pero descartó que la solución sea reunificar las elecciones, al indicar que “la ciudadanía ha llegado a una madurez democrática de saber con mucho conocimiento qué se vota”

En ese sentido, reparó en detalles de algunos departamentos donde ganó Cambia Mendoza en las provinciales y el Frente de Todos en las nacionales, como en Junín; o el caso de San Martín, donde el radicalismo le dio vuelta la elección en las generales departamentales al peronismo. 

 

En cuanto a la combinación del trabajo de gobierno del municipio con la campaña, Abed aseguró que no dejó de lado su gestión, “sobre todo porque es un municipio ordenado y en el cual sabíamos qué debíamos hacer”.

Más categórico se mostró Jorge Tanús, diputado provincial y ex candidato a la vicegobernación por el peronismo. Para él, no estuvo bien haber desdoblado todos los comicios. 

Según contó a Los Andes, vivió esta campaña de manera “muy intensa” y destacó que “arrancó el 3 de enero, junto a Anabel (Fernández Sagasti). Han sido 10 meses”. 

 

Después dio cuatro razones del problema que genera el desdoblamiento. “Es una molestia para la gente votar tantas veces; es insalubre para los candidatos que tienen que dar propuestas mes a mes; es antieconómico para las provincias por los costos de todas las elecciones; y además la mayoría de los candidatos que tienen cargos ejecutivos o legislativos descuidan la gestión”.

Tanús aseguró además que “a disgusto” lo tuvo que aceptar en 2015, cuando Francisco Pérez decidió desdoblar por primera vez las elecciones provinciales. De esta manera, destacó que hay que avanzar en opciones como la boleta única o el voto electrónico para “eliminar la lista sábana” y así ahorrar dinero, evitar el cansancio de la ciudadanía y mejorar el trabajo de los políticos con cargos con campañas más cortas. 

 

El voto socializador

El encuestador Elbio Rodríguez le adelantó a este diario que ha analizado estudiar si el electorado se cansa o no de la cantidad de elecciones que hay, pero se arriesgó a opinar que a la gente “no le molesta tanto ir a votar, porque cuando uno vota es una forma de socializar”. 

“En mi experiencia no es un problema, y de hecho los números marcan que sube la participación desde las PASO a las generales. Muchas elecciones pasaron y la gente va, vota, charla con los vecinos y se va”, consideró. 

 

Si consideró que el desdoblamiento ayuda a que la gente ponga atención en cada categoría que se elige, mientras que una unificación implicaría inevitablemente el “arrastre” de los candidatos a las demás categorías que se votan. 

 

“Si estuviese la boleta única por categoría, seguramente se votaría un político por cada lado en Mendoza. No sé en otras provincias, pero al menos el 40% de los mendocinos no tiene una pertenencia política definida para toda la vida. Ese porcentaje es el que termina decidiendo la elección”, cerró Rodríguez. 

Algunos votarán  6 veces  en el año

El 77% de los mendocinos ya ha votado tres veces este año. Pero el 23% restante que vive en los cuatro departamentos que desdoblaron sus elecciones ya fue cinco veces a las urnas. La primera fue el 28 de abril con las PASO municipales y desde ahí volvieron a votar de manera intercalada: el 9 de junio PASO provinciales; el 11 de agosto PASO Nacionales; el 1 de setiembre generales municipales; y el 29 de setiembre generales provinciales. 

 

Pero todavía queda -al menos- una elección más: el 27 de octubre son las generales nacionales y si Macri logra revertir la dura derrota que sufrió a manos de Alberto Fernández, el eventual balotaje será el 24 de noviembre.

Suárez quiere  que se vote  cada 4 años

La frecuencia de los calendarios electorales será parte del debate que se viene: la eventual reforma de la Constitución que pretende proponer el nuevo oficialismo, con Rodolfo Suárez a la cabeza.

 En declaraciones la última semana al portal Mendoza Post, el gobernador electo sugirió que “una elección cada dos años es muchísimo. Por eso hay que eliminar la elección de medio término porque si no los políticos se la pasan pensando en las elecciones”, sostuvo.  

 

Esto se sumaría a otra propuesta de Suárez: el paso del sistema legislativo bicameral a uno unicameral, con la posibilidad de que se renueve la cámara completa cada 4 años.