Sociedad Viernes, 28 de febrero de 2020

Los juguetes nazis, un método para promover el antisemitismo entre la juventud alemana

Entre los métodos de manipulación fascista utilizar objetos ocupó un lugar destacado.

Por Luciana Sabina - Especial para Los Andes

Materializar el pensamiento permite siempre hacerlo mucho más patente. Siguiendo esta receta infalible, los nazis hicieron uso de juguetes y juegos de mesa apuntando a la juventud, siempre de naturaleza más permeable.

El historiador André Postert señaló al respecto "Había muchos juegos con símbolos nazis para niños y adultos. En uno de ellos se movían esvásticas de un campo a otro en un tablero. Cada campo representaba un momento importante en la historia del Partido nazi. Cuando se llega al final, en un campo que representaba el año 1934, el jugador había destruido con éxito la democracia alemana".

 

Pero no solo atentaban contra el orden institucional. El  “Juden Raus”, cuya traducción sería “Judíos fuera”, fue de carácter xenófobo. Se comercializó por primera vez en 1938, siendo producido por la compañía Günther & Co. Fue conocido como un  “juego para toda la familia extraordinariamente divertido y muy actual”, el objetivo principal era expulsar a las personas de religión judía fuera de la ciudad. Cada jugador debía moverse  por los casilleros atacando comercios “de propietarios judíos”, así se capturaba al “oponente” para llevarlo fuera de la urbe. Ganaba quien primero lograra expulsar a seis y en una parte del tablero podía leerse: “¡A Palestina!”.

El juego "Judíos Fuera" promovía la xenofobia y el antisemitismo

Este repudiable “juego” antisemita forma parte de la muestra itinerante del Museo Estatal de Auschwitz–Birkenau desde principios de 2019. Aunque exponerlo resulte crudo resulta fundamental para comprender mejor la magnitud del horror y el modo en que se impregnó el nacionalsocialismo entre las masas. En palabras de los investigadores Andrew Morris-Friedman y Ulrich Schädler de la Universidad holandesa de Leiden:  

 

“Los juegos de mesa pueden usarse por los historiadores para obtener conocimiento de los valores de las diferentes culturas (...) la historia del racismo se refleja en el tema de muchos juegos de mesa, algunos de esos usan ideas racistas, otros hacen uso del racismo en sus reglas de juego”.

Los juguetes nazis era de carácter bélico
 

Además de este tipo de entretenimientos hubo numerosos juguetes nazis. Entre los que destacaron los de tipo bélico: soldaditos, armas, aviones, etc. No faltaron los muñecos de Hitler con réplicas de sus autos, ni naipes del partido. Llegaron a fabricarse juegos de títeres destinados a la propaganda, creados por una dependencia estatal que incluía un catálogo llamado  “Juego y cabezas para el teatro de Kasper” dónde se incluían las obras a representar.