Policiales Lunes, 17 de febrero de 2020

Los dos rugbiers liberados podrían ser imputados como coautores del crimen de Báez

La querella pedirá que Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino vuelvan a ser detenidos.

Por Redacción LA

A un mes de la muerte de Fernando Báez Sosa, asesinado a la salida de un boliche de Villa Gesell, de la detención de los rugbiers y el consecuente inicio de la investigación del homicidio, la causa entra en una nueva etapa procesal. 

 

A partir del agravante de ‘alevosía’ que la Justicia de Garantías sumó a la calificación que pesa contra los imputados, se espera -según publicó Clarín- que en los próximos días los ocho rugbiers detenidos en la alcaidía de Dolores sean convocados para ampliar su declaración indagatoria para ser redefinida luego la coautorías por la fiscal. Por tal razón es posible que se sume a dos de los ocho detenidos como coautores del homicidio.

El expediente cuenta actualmente con videos y numerosa prueba que los muestran en distintas circunstancias, pero falta la declaración de los rugbiers , quienes hasta el momento se han negado a hacer.

El abogado defensor, Hugo Tomei aseguró que se sentarán frente a la fiscal Verónica Zamboni para dar su la versión de los hechos una vez que haya sido reunida toda la prueba y estén definidos el rol que cada uno de ellos ocupó esa noche.

 

Ciro Pertossi y Máximo Thomsen son por ahora los dos rugbiers imputados de ser coautores del homicidio de Fernando. Los otros seis, Lucas y Luciano Pertossi, Matías Benicelli, Enzo Comelli y Blas Cinalli, continúan como partícipes necesarios pero dos de estos podrían ser considerados “coautores” por la fiscal del caso, tras haber sido señalados en la rueda de reconocimiento. Se tratarían de Benicelli y Comelli. El primero, quien en el momento del ataque llevaba un rodete, fue señalado como quien pateó a Fernando cuando ya estaba inconsciente y quien le gritaba "a ver si volvés a pegar negro de mierda". El segundo, lo ubicaron arengando, pero un testigo además lo señaló como uno de los agresores. Aún cambiando las coautorías, la pena por el delito agravado que se les imputa igualmente sería prisión perpetua. 

Al mismo tiempo, se espera que el abogado defensor apele en estos días las imputaciones ante la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de Dolores. Insistirá en que sus defendidos no fueron debidamente notificados sobre el hecho que se les imputa, y eso los puso "en un estado de indefensión".


Mientras, los abogados de los papás de Fernando Báez Sosa, del equipo de Fernando Burlando, también harán presentaciones esta semana con "nuevos elementos" de prueba y se pedirá que Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino vuelvan a ser detenidos, recordando que desde hace una semana se encuentran en sus casas de Zárate. Les concedió la libertad la fiscal Zamboni, por falta de mérito.

 

No adelantó de qué se tratan los nuevos elementos, pero su postura de su estudio es clara: "Deberían estar detenidos. Para nosotros todos son coautores. No todos pegaron, pero todos participaron", había dicho Fabián Améndola, del equipo de Burlando, quien también aseguró que irá por el sospechoso número 11.

"Le vamos a apuntar a pesar de que la fiscalía lo ha negado", dijo Burlando, que anticipó que consiguió identificar al muchacho que en un video aparece caminando junto a los rugbiers después del ataque a Fernando.