Economía Martes, 26 de noviembre de 2019 | Edición impresa

Con costos del transporte hacia arriba, el boleto podría llegar a $ 25

El Ente de Movilidad Provincial (EMOP) midió los incrementos sufridos por las empresas desde el último ajuste.

Por Bárbara Del Pópolo - bdelpopolo@losandes.com.ar

En el marco de la audiencia por el servicio de transporte público, el Ente de Movilidad Provincial (EMOP) informó que los costos de las empresas de micros se incrementaron 42% desde enero (última revisión) hasta hoy.  Si ese porcentaje se traslada al precio del boleto, el pasaje mínimo pasará a costar $ 25,50, un valor similar al que tienen provincias como Tucumán o Río Negro, e inferior al de Córdoba o Rosario.

De todas formas, la evaluación de costos no siempre coincide con el aumento que finalmente se aplica. En la audiencia pública pasada, por ejemplo, el EMOP había informado que el precio ponderado del kilómetro recorrido había pasado de $ 55,15 a $ 72,49 (31,4% de variación), pero el Gobierno autorizó una suba de $ 11 a $ 18 (se aplicó el 2 de enero de este año), lo que representó un incremento del 63%.

 

Manuel López, vicepresidente del EMOP, explicó que la discusión sobre los aumentos en la estructura de costos del transporte público urbano contempla cada uno de los elementos que integran el valor por kilómetro recorrido (personal, combustible, inversión en parque móvil y terminales) para determinar las subas, ponderando variables como la inflación.

De acuerdo con el funcionario, la discusión técnica plantea “el verdadero y actualizado costo para las empresas que prestan el servicio en la provincia”, pero aclaró que “esto no implica que inexorablemente guarde una relación el costo por kilómetro con el del boleto del colectivo”, como lo demuestra el ejemplo anterior.

 

López indicó que es potestad del Ejecutivo provincial establecer el precio del boleto y la política de subsidios. “Hasta la fecha se ha hecho un esfuerzo grande por sostener el porcentaje que afronta la provincia, teniendo en cuenta que la Nación retiró los subsidios, de manera que el usuario sólo pague entre el 25% y el 30% del valor real que costaría su traslado”, subrayó. 

“Nosotros hemos estimado, por nuestros informes técnicos que surgen de la asociación de auditoría, que el costo por kilómetro ponderado (promedio entre todas las empresas), subió 41,72% (desde enero). Esto no implica el aumento final. Es el Gobierno el que toma esa decisión”, precisó López.

 

Finalmente, el funcionario explicó que el último incremento fue superior al que se había ajustado por el costo del kilómetro, porque el precio del boleto surgió de la adjudicación de la licitación del Mendotran y no de la estimación de costos del EMOP. 

El presidente de la Asociación Unida de Transporte Automotor de Mendoza (Autam), Raúl Mercau, habló en nombre del sector empresario e insistió en el aspecto técnico y “no político” de la audiencia pública. Señaló que se trata de un instrumento con el que se transparenta y ofrece “la posibilidad de disentir o cuestionar la fórmula de costos”.

 

“La fórmula de Mendoza establece parámetros de exigencia, y entiende que si las empresas gastan más de lo necesario es a riesgo propio. Además, Mendoza tiene un sistema de premios y castigos sobre la rentabilidad”, explicó Mercau.

El titular de Autam señaló que los costos se tomaron en función de la participación de las empresas y el cálculo general responde a un monto ponderado. Adicionalmente, indicó que la última licitación incluye la obligatoriedad de encuestar la calidad del servicio.

 

Estructura de costos

Como se explicó anteriormente, el precio del boleto del colectivo tiene una parte subsidiada que, para el próximo año, ascendería a 1.500 millones de pesos, aunque aún resta saber si el Gobierno nacional mantendrá la quita para las provincias.

En tanto, para las empresas, el personal (35,63% de los costos totales) es el componente principal en la estructura de costos, seguido por el costo de inversión (19,58%), el combustible (18,29%), el mantenimiento del parque móvil, e “impuestos y otros gastos”. 

 

Teniendo en cuenta esas variables, se elabora una estimación del costo total del sistema, o el costo por kilómetro de cada uno de los grupos adjudicados, incluyendo a la Sociedad de Transporte de Mendoza (STM). 

El costo por kilómetro varía mucho según la empresa,  ya que va desde los $ 372,30 estimados para el STM (servicio de metrotranvía, servicio Parque, servicio Troncal, y los 18 colectivos eléctricos), hasta el monto calculado para la Empresa Maipú S.R: en $ 96,48. En términos generales, el resto de las empresas y uniones transitorias va de los $ 98 hasta los $ 136,94 por kilómetro recorrido hasta el presente mes.

 

Derecho a la información

Al igual que durante los años anteriores, diferentes miembros de asociaciones civiles como Consumidores Mendocinos y Protectora, se hicieron presentes en la Nave Universitaria para participar de la audiencia pública y plantear su nulidad, argumentando que nuevamente se “vulneró el derecho de los usuarios de acceder a información pública, adecuada, previa y detallada”.

“Vamos a solicitar que se suspenda todo tipo de aumento del boleto hasta que tengamos certezas de cuál será la política en materia de subsidios por parte del Gobierno nacional”, comentó Martín Sevilla, de Consumidores Mendocinos, al respecto. “Además de los costos, el EMOP debería tener en cuenta los ingresos familiares como eje de su análisis”, agregó.

 

También participaron oradores que se presentaron como usuarios, para exigir una “planificación conjunta entre el EMOP y otras autoridades para transparentar el proceso en el que se establece la estructura de costos”. Tal fue el caso del ingeniero Pulido, quien pidió que en adelante las empresas informen de manera mensual los incrementos de los costos, a fin de que la sociedad pueda ver realmente en qué se sustentan los pedidos de nuevas tarifas.

Finalmente, Francisco Cartelló, miembro del Centro de Empleados de Comercio, señaló que, en un contexto de caída de la actividad económica, cualquier aumento en el boleto de colectivo representa un problema importante para el presupuesto familiar, que puede impactar de manera negativa.

 

Uno de los precios más bajos del país

Mendoza se encuentra en la actualidad entre las provincias con boleto para el transporte urbano más bajo, con un valor $ 14,50 inferior al de Rosario, la ciudad que lidera el ranking ($ 32,50 por boleto), y apenas por atrás de Formosa en donde se cobra $ 19,50 el pasaje. Sin embargo, la ciudad santafesina actualizó el precio del boleto urbano en setiembre, y la comparación sería más acertada con el precio que empiece a manejarse en Mendoza desde enero.

En un escenario el que el precio del colectivo alcance los $ 25 en Mendoza, el valor para la zona urbana se equipararía a Río Gallegos ($ 25) y se acercaría a los precios que manejan Río Negro ($ 24,50) o Tucumán ($ 24).

 

Por encima del valor proyectado para Mendoza, quedarían Neuquén ($ 27,60), La Pampa ($ 27) y Córdoba ($ 28). Por el contrario, quedarían por debajo Buenos Aires y Catamarca, ambas con un boleto del área metropolitana en $ 20; Chubut, San Juan y San Luis, en donde se pagan $ 22; Santa Fe ($ 21) y Santa Cruz, donde se paga $ 21,50.