Opinión Jueves, 1 de agosto de 2019 | Edición impresa

Los candidatos “best seller” - Por Leonardo Oliva 

Los libros escritos por políticos son un boom editorial este año, en el que votaremos a lo largo de 9 meses (si hay balotaje).

Por Leonardo Oliva - loliva@ losandes.com.ar

En una campaña electoral eterna como la de 2019, donde se votará durante 9 meses -de marzo a noviembre, si hay balotaje-, las estrategias de los candidatos para capturar la atención de un electorado hastiado han tenido que diversificarse. Tal vez eso explique el boom editorial de libros escritos por políticos este año, un fenómeno que bien han sabido aprovechar por igual los dos principales interesados: las editoriales, porque venden más ejemplares en un contexto monopolizado por la política; y los candidatos, por lo dicho antes: bombardeada con propaganda electoral, la gente ya no quiere saber nada con promesas y eslogans vacíos, así que bien vale un libro como folleto de campaña.

El mejor ejemplo es el hiperexitoso “Sinceramente” de Cristina Fernández, el libro más vendido del año por lejos. Más que las memorias de una dirigente retirada de la arena política, es el “manual del buen kirchnerista” que la candidata a vicepresidente utiliza como original plataforma electoral.

Aunque la más exitosa, CFK no es la única mujer de la política que incursionó en el mundo editorial en 2019. Dos de sus archienemigas también están entre las más leídas: Elisa Carrió con “Vida”, una autobiografía en clave mística con la que la diputada nacional pretende convencer a los antimacristas de que tienen que votar a Macri; y Margarita Stolbizer con “Ella miente”, un libro para responderle a Cristina y, de paso, colgarse de las ventas de su “best seller”.

Ahí nomás aparece otro autor proveniente de la política que no para de firmar autógrafos: Martín Lousteau. El economista que “nos dejó el muerto de la 125” (Alberto Fernández dixit) publicó “Debajo del agua” un mes antes de convertirse en candidato a senador nacional porteño.

Y si hablamos de candidatos-economistas, hay otro que también sacó a la luz un libro recientemente: Axel Kiciloff. Con “Y ahora ¿qué?”, el joven postulante K se pone el traje de intelectual dialoguista para enfrentar a María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires.

A esta ya profusa lista debemos agregar a dos precandidatos presidenciales en los extremos del arco ideológico. De este lado del ring (la derecha) está José Luis Espert con “La Argentina devorada”; y de este (la izquierda), Nicolás Del Caño con “Rebelde o precarizada”, libro que se publica en estos días.

Curiosamente, en este boom editorial no figuran los presidenciables que lideran las encuestas de voto para el próximo 11 de agosto: Alberto Fernández (tiene seis libros, el último de 2011), Mauricio Macri (nunca publicó uno) y Roberto Lavagna (también escribió seis, el último en 2015). Los tres, con este silencio, parecieran desmentir nuestra tesis inicial de que más vale libro en mano que boleta volando en el cuarto oscuro. Aunque quién sabe si alguno de ellos no se despacha con uno escrito a las apuradas para las generales de octubre.