+ Deportes Miércoles, 19 de septiembre de 2018 | Edición impresa

Los aperitivos (coperos) antes del plato fuerte

El próximo domingo, el Superclásico detiene el planeta fútbol. Pero esta noche tanto River como Boca juegan por la Copa Libertadores.

Por Redacción LA

El momento de la verdad está cada vez más cerca. Boca y River, River y Boca. Ambos calientan motores para afrontar el Superclásico del fútbol argentino el próximo fin de semana. Pero esta noche los compromisos de ida de los Cuartos de Final de la Copa Libertadores, acaparan la atención.

El Millonario va a Avellaneda para chocar con Independiente, el Xeneize espera por el Cruzeiro de Brasil. Pero más allá de estos compromisos, el del domingo acapara todas las miradas. Más allá de que el partido, fuera del terreno de juego, ya está en marcha: declaraciones cruzadas, partidos previos que serán importantes para armar el equipo y objetivos de un lado y el otro.

 

Los dos equipos llegan de manera parecida, al menos a juzgar por su participación en la actual edición de la Superliga, la instancia en la que se encuentran en la Copa Libertadores y su respectiva vigencia en la Copa Argentina 2018.

Pasado perfecto

En la quinta jornada de la liga local ambos ganaron: el Xeneize superó 1-0 a Argentinos Juniors en La Paternal, mientras que el Millonario hizo lo propio ante San Martín de San Juan, pero por 4-1. El rendimiento colectivo fue mejor en estos últimos partidos, pero los de Guillermo Barros Schelotto no aflojan y muestran efectividad pero no son tan vistosos; Boca está tercero con 10 puntos y River está octavo con 7.

 

Más copas

En el otro certamen criollo, la Copa Argentina, uno llegó a una instancia más lejos que el otro, pero solo por cuestiones de calendario: los de Núñez ya jugaron su partido de octavos de final ante Platense, ganaron 2-0 y esperan en cuartos, fase la que todavía debe clasificar Boca. Para eso deberá imponerse ante Gimnasia y Esgrima La Plata, el jueves 27 de septiembre, desde las 21:10, en el estadio Kempes de Córdoba. Si ambos llegan a la semifinal, podrían cruzarse.

Calentaron la previa

En las dos veredas hubo palabras referidas al gran choque del próximo domingo. Mediáticamente, el partido empezó varios días atrás, con las declaraciones de Lucas Pratto que luego respondieron Carlos Tevez, Marcelo Gallardo y Darío Benedetto. Y tras los partidos del último fin de semana, los protagonistas volvieron a hablar. 

 

El entrenador del Xeneize sabe que el triunfo sobre Argentinos le permite llegar mejor parado a los duelos contra el equipo brasileño y el Millonario.

"Son partidos claves. Ahora hay que tratar de ganarle a Cruzeiro. Luego llegará el Superclásico", reconoció el DT. Y continuó: "Es una semana importante. Primero pensamos en el partido del miércoles y recién después en River".

Del otro lado, Rodrigo Mora, que el último partido anotó dos goles en el triunfo sobre San Martín, lo tiene muy claro: "Se viene lo más importante, lo que todos estamos esperando. Son dos partidos determinantes, que, sin ninguna duda, nos van a marcar mucho", dijo el uruguayo, en relación a los cruces con Independiente y Boca.

 

Pero el uruguayo fue un paso más allá con sus pretensiones: "Queremos volver a ganar la Copa Libertadores y para eso tenemos que hacer un buen partido contra Independiente. Después se viene el Superclásico, que es el partido más importante para nosotros".

La importancia del partido

El Superclásico siempre tiene un valor adicional, por más de que no haya demasiado en juego. Pero este no es el caso: a Boca ganar le puede servir para reforzar su intención de ser tricampeón por primera vez en la Superliga, mientras que al Millonario quiere imperiosamente volver al primer plano del torneo local, teniendo en cuenta que no logra alzar el título desde el Torneo Final 2014.

 

Más allá de lo que signifiquen esos tres puntos en el certamen, para los dos un triunfo puede ser un envión anímico fundamental de cara a la competencia copera.