Policiales Viernes, 14 de junio de 2019 | Edición impresa

Llegó moribundo a una subcomisaría de Maipú por un disparo y falleció horas después

Marcelo Garañiz (29) recibió un tiro en el abdomen en la "Triple Frontera" y murió en el hospital Central. Ya hay un sospechoso.

Por Ariel Cubells - Especial para Los Andes

La Fiscalía de Homicidios realiza las primeras medidas y averiguaciones tendientes a esclarecer el homicidio de un joven de 29 años, asesinado en la jornada del miércoles.

Hay un sospechoso en la mira de los investigadores, pero que hasta anoche no había sido detenido. 

Un balazo en el abdomen terminó con la vida Marcelo Sebastián Garañiz, un hombre domiciliado en el barrio Carbometal de Carrodilla, Luján. Todo comenzó cuando en la noche del miércoles la víctima llegó a la subcomisaría Lorenz de Maipú, manejando su moto luego de haber sido herido.

 

“Llegó como pudo manejando y se tiró pidiendo ayuda”, contó una fuente policial que lo vio. Los efectivos lo asistieron rápidamente y llamaron una ambulancia. Garañiz fue trasladado al hospital Central, en donde quedó internado. Fue operado pero no logró resistir, ya que en horas de la madrugada murió. 

La fiscal Claudia Ríos tomó la causa y fue recogiendo testimonios del entorno cercano de la víctima. Una de sus hermanas declaró que su esposo había salido con el fallecido y que instantes después se escucharon varios gritos. Esta escena se dio en el barrio Renacer de Maipú, en donde se perpetró el crimen. 

Si bien las testimoniales no aportaron mucho más, a oídos de los pesquisas ha llegado el apodo de un sujeto como posible sospechoso: un tal “karateka”.

 

Las primeras pruebas apuntan a un problema entre conocidos que habría terminado con el ataque al joven. 

La Policía quiere encontrar al hermano de Garañiz, ya que este hombre se hizo presente en la comisaría luego de que la víctima llegara herida. Trascendió que se lo vio “sacado”, insultando y prometiendo una venganza; luego se fue. Las autoridades sostienen que él podría saber quiénes son los asesinos. 

 

Otra declaración que puede ser reveladora es la del cuñado, quien habría estado en los instantes previos del disparo letal. 

En este contexto, los investigadores buscan profundizar algunos elementos para poder avanzar, mientras que en la zona, conocida como la “Triple Frontera”, se percibe la tensión por el hecho y ante una posible venganza.