Sociedad Viernes, 21 de febrero de 2020 | Edición impresa

Llegó de China y generó alarma en el Central: descartaron coronavirus

Se trata de un mendocino que estuvo aislado hasta ayer en el hospital público. Seguirá en cuarentena en su casa.

Por Ignacio de la Rosa - idelarosa@losandes.com.ar

Primero fue en el Notti con la versión de “dos niños chinos internados”, chicos que ni siquiera estuvieron en el hospital infantil. Luego, el domingo pasado, la versión viajó hasta San Martín y se instaló en el Perrupato, esta vez centrada en una mujer coreana que efectivamente había llegado con fiebre y otros síntomas desde una bodega que estaba visitando en Nueva California. Y el más reciente de los casos tuvo como escenario al hospital Central y a un mendocino que permaneció desde el comienzo de esta semana y hasta ayer internado y aislado en un pabellón especial dentro del nosocomio. El hombre había estado dos semanas en China, aunque en enero.  

En los tres casos el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes -en base a todos los estudios efectuados sobre las personas involucradas (aunque en el caso del Notti ni siquiera existieron pacientes)- descartó rotundamente que se tratara de casos de coronavirus. Una vez más, advirtieron sobre la importancia de no crear psicosis ni dar difusión a rumores o información hasta tanto no estén confirmadas o provengan de una fuente sanitaria oficial.

 

Más allá de esto, el más reciente de los casos -como ocurrió en el Perrupato- asustó y mantuvo en alerta a los trabajadores, tanto del Central como del hospital sanmartiniano.

El más reciente de los internados permaneció aislado en el Central hasta ayer por la tarde y, ya con la confirmación precisa de los últimos estudios que confirmaban que su cuadro no era coronavirus (con anterioridad habían descartado que fuese también Gripe A -H1N1-), recibió el alta. No obstante, y aunque ya no presentaba fiebre y sólo le quedaba algo de tos, autoridades sanitarias confirmaron que el hombre continuará aislado en su casa hasta que finalmente logren dar con el cuadro que lo aqueja, sobre el que hasta ayer por la tarde no había confirmaciones.

 

Además de descartarlo en el Central, los médicos del hospital Fernández -uno de los efectores de referencia en Infectología del país- ya habían realizado estudios al hombre y también habían descartado que se tratara del tan temido coronavirus.

Alarma

El paciente que protagoniza la más reciente de las noticias es un hombre aficionado al tenis que el mes pasado estuvo 15 días en China, más precisamente a 700 kilómetros de la zona del epicentro del brote del virus.

 

Luego de su paso por el gigante asiático, el mendocino continuó con su periplo por Medio Oriente y fue allí donde presentó los primeros síntomas de fiebre. Por este motivo, y a través de la recomendación de un amigo que precisamente trabaja en el hospital Central de Mendoza, es que el damnificado se hizo ver en el hospital Juan A. Fernández, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

Aquí llegó la primera de las dos confirmaciones: el resultado de un probable caso de coronavirus dio negativo. No obstante, y según confirmaron fuentes de Salud, el hombre regresó a Mendoza y se dirigió por su cuenta al Central, dado que seguía con fiebre y otros síntomas de riesgo. Siguiendo el protocolo para estos casos, el paciente quedó internado en el sector de aislamiento.

 

“El hospital Central cuenta con un sector de aislamiento, con habitaciones donde quedan internadas las personas que presentan cuadros que requieren de esta medida preventiva. Es un sector al que sólo pueden ingresar algunos pocos profesionales, y sí o sí utilizando barbijo”, resumieron desde el Ministerio de Salud, y aclararon que, tanto el pabellón como este tipo de medidas, son para todos aquellos casos en que el o la paciente presenten algún cuadro virósico o delicado y haya riesgo de contagio.

Como ocurrió en el Perrupato, en la medida en que la noticia se fue propagando la alerta se fue haciendo más y más fuerte. Es que todo giraba en torno a un cuadro del virus que se originó en la ciudad china de Wuhan: un hombre internado y asilado con fiebre, que había estado en China. Más allá de ya contar con el diagnóstico del Fernández, se realizaron distintos hisopados y estudios para intentar determinar qué tenía el hombre.

 

Durante los últimos días, la fiebre del paciente bajó -aunque no desapareció del todo-, por lo que permaneció asilado en el Central. A ello se sumaba que faltaban los resultados de los análisis. Lo primero que se descartó fue la Gripe A, mientras que ayer desde el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes confirmaron que también la prueba de coronavirus había dado negativa. “Había permanecido aislado, como otros tantos pacientes, por precaución, por una cuestión de protocolo. Pero estaba bien. De hecho, apenas recibió los resultados de los últimos estudios, recibió el alta. Como continúa con algo de tos, seguirá con el aislamiento en su casa, hasta que se logre determinar qué es lo que tiene”, indicaron desde el Central.

Sin casos

Más allá de estas tres alarmas que se activaron, cada una con sus matices, lo cierto es que tanto en Mendoza como en todo el país siguen sin detectarse casos de coronavirus. Esto no quita que las autoridades estén preparadas y con sus protocolos listos ante algún caso sospechoso o confirmado.

 

Además de solicitar a la población y a los medios no difundir información que pueda generarse de fuentes dudosas -muchas veces, fake news-, desde Salud mantienen las mismas recomendaciones de higiene y sanidad: lavado periódico de manos, cubrirse con el pliego del codo al momento de estornudar, airear las habitaciones y consultar al médico ante síntomas riesgosos.

Muertes por dengue y sarampión en Buenos Aires

Un hombre y una mujer oriundos de la provincia de Buenos Aires murieron en las últimas horas en centros de salud privados de la CABA. Según informó Clarín, el hombre de 73 años tenía dengue, por lo que estaba internado en el hospital Italiano de la ciudad de Buenos Aire.  

 

Mientras que una mujer de 50 años, que vivía en el partido de La Matanza y que fue hospitalizada en el Cemic, falleció por un cuadro de sarampión.

Esta última noticia preocupa ya que desde 1998 no había en Argentina muertes por esta enfermedad, que se transmite de persona a persona.

 

En lo referido a dengue, en Mendoza hay cinco casos no autóctonos identificados, mientras que las últimas grandes epidemias en el país ocurrieron en 2009, cuando hubo cinco muertos, y en 2016, cuando se contabilizaron oficialmente 11 decesos. Desde ese momento no se habían registrado nuevos fallecimientos.

Además de los cinco casos mendocinos, el panorama nacional contabiliza otros cinco casos autóctonos en Santa Fe y decenas de pacientes en otras provincias.