+ Deportes Sábado, 2 de junio de 2018 | Edición impresa

Listo para el lío

La primera doble jornada de entrenamientos de la Selección en Barcelona dejó en claro que Sampaoli arma su equipo alrededor del 10.

Por Redacción LA

A nadie le caben dudas que elegir Barcelona era elegir la casa de Messi. Donde más se sintiera a gusto, donde realizara la mejor puesta a punto que podría lograr.

Por él se organizó la concentración allí, a él le apuntan todas las cámaras cuando llega caminando, entre los últimos, al campo de entrenamiento, y en él se centran las ilusiones argentinas de ganar el Mundial Rusia 2018.

Solo que nunca antes Lio había corrido por la hermética Ciudad Deportiva Joan Gamper vestido con los colores y el escudo de la AFA. Hasta este viernes. Él, en definitiva, hizo más visibles esos botines verdes sobre el césped, en el ejercicio de calentamiento con pases a un toque que protagonizó en uno de los grupos con Nicolás Otamendi, Nicolás Tagliafico, Lucas Biglia, Javier Mascherano, Cristian Ansaldi y sparrings.

Esa escena de la tarde, con el sol a pleno y los 24 grados haciendo muy agradable la primavera, fue algo de lo que la prensa pudo observar, mientras el preparador físico Jorge Desio ordenaba los movimientos y Jorge Sampaoli miraba, antes de ponerse al frente para iniciar los trabajos tácticos. 

  • Mientras tanto, el técnico sigue pensando (y ejercitando) cómo darle variantes a la estructura que pretende consolidar. Por lo pronto, en el controvertido amistoso ante Israel -el sábado 9 en Jerusalén- planea darle su primera oportunidad a Franco Armani, que debutaría en la selección.

¿Implica un cambio de fondo? No, para Sampaoli el titular sigue siendo Willy Caballero, pero ese partido es la única posibilidad que tendrá de probar variantes. 

Otra posibilidad que imagina es que Mercado juegue como marcador central, algo que el defensor conoce bien de Sevilla, donde juega. Eso le daría la chance a Salvio de jugar como lateral -lo que ocurrió ante Haití, por caso-, una situación que podría darse ante Islandia. Para eso servirá esta semana entera de trabajo en el patio de la casa de Messi: probar, ensayar, equivocarse, descartar, confirmar. Y volver a hacer girar esa rueda tantas veces como sea necesario.

Hoy a la mañana, por ejemplo, será otra oportunidad, cuando los 23 elegidos para la expedición a Rusia realicen la única práctica de la jornada. De fondo volverán a verse los símbolos de Barcelona, como esa tela que se despliega detrás de uno de los arcos. Y delante, claro, estará Messi, uno que aquí se mueve con la autoridad de un dueño de casa.

Un amistoso incómodo

La Argentina no viajará a Jerusalén detrás un rito, como acudió Carlos Bilardo en la antesala de México 86 y repitió semanas antes de Italia 90. La AFA va por dinero. Mucho dinero: la Selección cobrará 2.200.000 dólares, entre 1,7 de cachet y otros 500 mil que asumirá la organización en concepto de gastos. Una paga récord.

A Sampaoli no le cae simpático este viaje previo al Mundial. Es que perderá tiempo de trabajo y permanecerá más horas en suelo israelí, un escenario incómodo en la cuenta regresiva a Rusia.

La Selección se trasladará el jueves 7, un día antes de lo previsto porque está contratada no solo para jugar al fútbol. Eso se deduce del anuncio que hace en su página web la empresa Comtecgroup, organizadora del partido: “Junto con el fútbol, el equipo de fútbol argentino realizará un viaje espiritual a los principales sitios de Israel antes de viajar a Rusia para la Copa Mundial de Fútbol 2018”. El sitio agrega el período que abarcará la actividad albiceleste: 8 y 9.

Otra pista sobre las actividades de la Selección la ofreció la ministra de Cultura y Deportes, Miri Reguev, cuando semanas atrás se discutía la sede: Haifa, Tel Aviv o Jerusalén: “No puede ser que el equipo argentino venga al país y no se haga en Jerusalén. Después de todo, Messi viene a rezar al Muro de los Lamentos”. Vale citar que el amistoso está encuadrado en los festejos por el 70° aniversario de la creación del Estado israelí. 

El plantel salió de Ezeiza con un plan -iban a ser ocho días de trabajo, con 10 prácticas repartidas en la Ciudad Deportiva Joan Gamper- y ya no será así.

En el campo futbolístico, se sabía que la prueba tendría relativa valoración: la Federación israelí está envuelta en luchas intestinas y el seleccionado tiene un técnico interino, Alon Hazan, el DT de la Sub 19. De todos modos, la queja se agrava por el imprevisto recorte de entrenamientos y la nueva hoja de ruta en Jerusalén: llegaba el viernes a la noche, jugaba el sábado y de inmediato seguía para Moscú. Ahora estará desde el jueves y también deberá asumir una agenda extrafutbolística.