Salud Jueves, 4 de abril de 2019

Linfedema: fácil de diagnosticar, difícil de tratar e imposible de curar

De qué se trata la patología que estaría afectando a Florencia Kirchner.

Por Redacción LA

Florencia Kirchner se encuentra en Cuba y desde un tribunal habían informado que debía regresar al país. La hija de la ex presidenta, Cristina Fernández no viajó porque tiene problemas de salud. Según informes médicos, la joven padece de linfedema.

Para conocer sobre esta patología, el doctor Alejandro Farmache, flebólogo, en Canal 9, explicó: “Es una enfermedad bastante infrecuente, cada 40, 50 pacientes que tienen enfermedades venosas aparece un paciente con problemas linfáticos”.

Consiste en un aumento del diámetro de la pierna, puede ser del pie, tobillo, pierna e inclusive del muslo, hinchazón determinada por una retención de líquido con alto contenido en proteínas.

 

Por otra parte, el profesional destacó: “Es una enfermedad crónica, evolutiva y dos personas no tienen el mismo cuadro de linfedema. Hay un grado inicial donde prácticamente no se diferencia mucho con una hinchazón de líquido y a medida que pasa el tiempo y va evolucionando el  grado de enfermedad esto se transforma en un edema duro. En el linfedema hay una gran tensión porque el cúmulo proteico hace que se ponga tensa la piel y eso genera molestias pero no es un dolor intenso”.

Esta patología no tiene cura, aunque se puede sobrellevar mejorando el proceso.

“Hoy está mucho más popularizado el drenaje linfático manual, que debe estar bien hecho por una kinesióloga especialidad que moviliza la proteína retenida y produce una reducción. Las botas de presoterapia pueden ayudar, de todas maneras es un colaborador, todo orientado a mejorar el drenaje linfático”, agregó el doctor.

En relación al caso de Florencia Kirchner y la posibilidad de viajar o no, el profesional indicó: “La persona puede viajar, el grado extremo sería una elefantiasis, que no creo que lo tenga. Hay una posibilidad de que haya hecho una infección y eso puede agravar el proceso. Si no hay ningún proceso de complicación del linfedema la persona puede viajar en avión, teniendo en cuenta que el avión tiene una cabina presurizada y deberá colocarse medias especiales para no sufrir complicaciones”.

“La patología linfática no tiene nada que ver con estrés post traumático, son dos enfermedades distintas”, aclaró además sobre el caso de Florencia Kirchner.

Por otra parte, destacó: “Argentina es formadora de linfólogos. En cuanto a la tecnología,  se puede hacer una linfografía radioisotópica donde se ve cómo está la circulación linfática.

 

“En algunas personas, la enfermedad puede ser congénita, pueden ser primarios o secundarios. Dentro de los primarios, antes de los 35 años y después  tardíos.

“Las causas secundarias, por ejemplo, un traumatismo. Hay personas que se seccionan la cara interna de la pierna y eso puede generar un linfedema. Las infecciones, las personas tienen hongos en los pies, eso genera grietas, se filtra una bacteria y se produce un enrojecimiento de la pierna con fiebre que se llama erisipela. Hay que tratarlo con antibióticos.

“Lo otro fundamental, puede ser también por radioterapia y el caso de las personas que tienen una mastectomía y se puede generar linfedema ya que se puede generar en los brazos. Cualquier vaciamiento ganglionar puede generar linfedema”, completó.