Fincas Sábado, 1 de junio de 2019 | Edición impresa

Liliana Castillo: “Este año ha sido muy duro para la producción en Mendoza”

Asegura que la crisis ha marcado el ritmo de venta de los productores. Aumentos de costos, el mayor problema en 2019.

Por Sandra Conte - sconte@losandes.com.ar

A días de celebrar el 14° aniversario de la creación de El Arca, una organización que nació para vincular a productores y consumidores,  y que actualmente provee salsa a empresas como La Marchigiana y Zitto, su presidenta, Liliana Castillo, comenta que hoy trabajan en forma permanente con unas 250 personas. Si bien reconoce que estos últimos meses han sido difíciles, por el elevado precio de los insumos, repite el lema de la entidad “entre todos, se puede”.

 

- ¿Cómo nació El Arca?

- Al principio era un intercambio en el barrio San Martín, por la necesidad de las familias de tener salsa para todo el año. Quienes hacían la salsa se llevaban un porcentaje del producto final. A lo largo de los años fuimos intentando diferentes propuestas, como la del inversor, a quien se le pedía un monto como anticipo, que era como sembrar, y después se le entregaba ese importe en producto. 

Desde hace un tiempo elaboramos una receta especial para La Marchigiana y también una filetto para la pizzería Zitto. Pero el sistema es similar. Al empezar la temporada nos adelantan un 50% para poder comprar el tomate, los frascos y otros insumos. 

- Hoy tienen distintos rubros, no sólo el de la salsa...

- Sí, tenemos un sector textil. Estamos trabajando para Arcor. Hacemos guardapolvos y camichombas, una mezcla de camisas y chombas, con cuello, elástico en los puños y sin botones. También tenemos un servicio de catering.

- Y con respecto a los bolsones de frutas y verduras que venden, ¿cómo seleccionan a los productores?

- Siempre está llegando gente a ofrecernos sus productos. Lo primero que hacemos es pedirles que nos traigan una muestra para asegurarnos de que sean de calidad, porque es lo que nos exigen nuestros clientes. Vendemos bolsones de 8 kilos de verdura o 4 kilos de fruta, directo del productor, que los compradores pueden pasar a buscar por nuestra sede. Antes hacíamos reparto a domicilio pero teníamos que sumarle el costo del combustible y eso encarecía el producto. 

 

- ¿Cuántas familias están incluidas hoy en este esquema de trabajo en forma permanente?

- Tenemos unas 100 personas en textil, otras 100 personas que elaboran salsa durante la temporada y unas 50 más que son productores de frutas y verduras. Y también tenemos socios, que son los consumidores.

- ¿Cómo se suman los consumidores a la organización? ¿Realizan un aporte mensual?

- No pagan cuota. Tratamos de que ellos se concienticen de lo que significa comprar al pequeño productor. Participan de nuestras reuniones, les avisan a sus familias y amigos. Es un trabajo de hormiga para generar un cambio de conciencia. 

 

- ¿Cuentan con un sitio permanente para ofrecer los productos y servicios?

- Sí, tenemos un stock en la sede comercial en la Sexta Sección, en Lugones 36. Trabajamos en horario corrido, de 9 a 18, de lunes a viernes. Se puede comprar salsa, pasta de aceitunas, dulces, cereales, yerba mate, algunas artesanías. Es variado porque trabajamos con muchos pequeños productores. 

- ¿Cuál ha sido la situación para El Arca en los últimos meses?

- Ha sido muy duro desde el comienzo de año. Con el tema del tomate, no estuvo a tiempo y los precios de los insumos se nos fueron a las nubes. Con el rubro textil ha bajado la producción porque Arcor ha cerrado algunas plantas. En general, el tema de los pagos nos está costando mucho. Y hace dos semanas tuvimos un robo. Se llevaron las máquinas porque toda la sociedad está mal. 

 

- ¿Han pensado alguna propuesta nueva para intentar compensar estas dificultades?

- A fin de año, si vemos que nos está faltando dinero, solemos lanzar la campaña “Tomátelo en serio” y vendemos un paquete de ocho salsas a un precio promocional. Siempre estamos tratando de inventar algo para generar más recursos, que es lo difícil. 

Perfil

Liliana Castillo es presidenta de El Arca Productores + Consumidores desde setiembre de 2017 y productora textil. Su vínculo con la entidad se remonta a los inicios, en 2005, cuando se sumó a los proyectos Manos a la Obra en un CENS en el barrio San Martín.

Así empezó a armar su propio proyecto, con el acompañamiento de la Asociación Emprender, y participó de una capacitación para coser con máquinas industriales.