+ Deportes Martes, 25 de febrero de 2020 | Edición impresa

Leo y Diego: la comparación eterna

Messi, emblema del Barcelona, visitará esta tarde por primera vez el San Paolo del Napoli.

Por Redacción LA

El 20 de octubre de 1976, un tal Diego Armando Maradona debutó en la primera de Argentinos Juniors contra Talleres. Fue 1 a 0 para los cordobeses, pero los ojos se centraron en el joven de 15 años con su cabeza cubierta de rulos y una zurda hipnótica.

Pelé se retiraría el 1 de octubre de 1977, en un amistoso entre el Santos y el Cosmos, clubes donde militó y forjó, junto con sus actuaciones en el seleccionado brasileño, su propia leyenda, su reinado.

Aquel retacón de 1,66 m. que no dejaba de gambetear, de poner en ridículo a rivales, ganaría en 1979 el Mundial Sub 19 y comenzaría a poner en jaque a la monarquía de Edson Arantes do Nascimento. El debate sobre quién era mejor, comenzaba a escribir su capítulo más polémico, por lo menos hasta los primeros años de la década de 2000.

Otros competidores como Michel Platini, Zico e incluso Johan Cruyff también eran admirados, pero quedaron un escalón más abajo.

 

El 16 de octubre de 2004 se presentó en sociedad un joven rosarino llamado Lionel Messi. Fue contratado por el Barcelona algunos años antes con el compromiso de hacerse cargo de su familia y de su tratamiento por el desarrollo tardío.

La AFA, alertada de su existencia, organizó un amistoso relámpago contra Paraguay en la cancha de Argentinos Juniors para que se pusiera la camiseta argentina y pulverizar cualquier chance de que defendiera los colores de España a nivel selecciones.

Trece años después, Messi, su talento, sus récords, sus títulos, sus goles y sus gambetas, sigue poniendo en jaque el reinado de Maradona, en tierras donde Maradona desembarcó en Europa, como Barcelona y a horas de visitar por primera vez las entrañas del imperio maradoneano: Nápoles, por la ida de los octavos de final de la Champions League. Nada menos.

En ese contexto, Gerard Piqué y Quique Setién, defensor y entrenador del Culé, respectivamente, enfrentaron los micrófonos en la conferencia de prensa previa al duelo y las consultas sobre ambos números 10 fue inevitable.

 

Piqué elogió a los dos astros argentinos, informa la agencia AFP. Aseguró que con el primero se entrena y juega a diario por lo que se queda “con la magia de Messi”.

“Maradona es un jugador único en la historia del fútbol, que dio muchísimo a este deporte, que pasó por el Barcelona y también por el Napoli, que será recordado para siempre. Ahora si me preguntás entre Leo y Maradona, que es la pregunta del millón, te diría que me quedo con la regularidad de Leo y la magia que hace día a día”, añadió Piqué.

Luego, al defensor surgido de la mítica Masía, puso en duda un posible desembarco de Messi en el equipo del sur italiano y dijo: “En el fútbol nunca se puede decir nunca, pero supongo que es difícil. Hay que preguntarle a él. Por lo que a mí me incumbe, me gustaría que se retirara en el Barça”

Luego, fue el turno del entrenador, llegado hace pocas semanas del Betis. Las preguntas fueron en la misma dirección que para el campeón mundial en Sudáfrica 2010 y aseguró que la gran diferencia que distingue a Messi del resto es su “continuidad”.

“Leo es un grandísimo futbolista que lleva 14 o 15 años jugando todos los partidos. Ésta es la diferencia con el resto de jugadores que están a su nivel y remarcó que “la diferencia la marca esto; que no hemos visto un futbolista que tenga tanta continuidad, que después de tantos años sigue haciendo partidos como el último”, referencia a los cuatro goles contra el Eibar por La Liga el último fin de semana.

Las leyendas no pierden vigencia sino que la renuevan y la potencian día tras día. Este martes, en el San Paolo, lo harán otra vez.

 

Chelsea-Bayern reeditan la final de 2012

En el otro duelo del día por los octavos de final de la Champions League, el Chelsea recibe en Stamford Bridge, a un Bayern Munich que recupera su versión más aplastante en Alemania, con una serie de once partidos sin derrotas, diez de ellos saldados con victoria.

Es un encuentro al que llegan en momentos bien dispares, pues los londinenses están en un mar de dudas, mientras que los bávaros son líderes en la Bundesliga dando muestras de vivir los mejores instantes de lo que se lleva de campaña.

Los Blues, privados de N’Golo Kanté y sextos en la Premier League, no encadenan dos triunfos en el campeonato desde octubre. El duelo que reeditará nada menos que la final de la Liga de Campeones 2012 (el equipo inglés triunfa en los penales 4-3; luego del 1-1 en los 90’) comenzará a las 17 y será televisado por Fox Sports 2.