Espectáculos Sábado, 6 de abril de 2019 | Edición impresa

Leo García: “El exitismo te vuelve loco”

Multifacético, el músico pop llega a nuestra provincia para tocar entre los viñedos de la bodega Monteviejo. El WineRock es la excusa.

Por Martín Castillo - mcastillo@losandes.com.ar

Los cambios son buenos, pero mantener la esencia es más importante. Transitar las épocas deja muchas enseñanzas para seguir creciendo en lo que uno hace, conservando lo que uno es. Si alguien puede decir algo de transformaciones camaleónicas es Leo García. 

Surgido en los ‘90, crecido en los 2000 y experimentado en la última década, el cantante pop renueva el aire y camina entre los nuevos sucesos. Hoy se sumará a la extensa grilla de la nueva edición del WineRock. A su par, por el festival pasarán Babasónicos, Walas (Massacre), Coti, Juanse, Richard Coleman, Paula Neder y más.

 

“No sólo se disfruta tocar (que es lo que uno más quiere), se disfruta del paisaje, la bienvenida y la cultura del vino”. Así resumido, García adelanta su presentación que contará con la participación de Ezequiel Araujo, antiguo integrante de Avant Press que vuelve a la carga junto al cantante, y de Daniel ‘Negro’ Colombres en la batería, entre otros invitados.

La madurez es inevitable, los años no vienen solos. Algunas cosas se quedan atrás, pero otras vuelven. El regreso de la banda que formó Leo en 1990 está tomando forma con el músico a la cabeza y se prepara para nuevos desafíos: “Estamos grabando y hemos hecho dos singles, ahora voy a sacar uno nuevo. Estuvimos tocando mucho en Buenos Aires, ahora nos vamos a ir a tocar a Brasil y pronto a Barcelona. Planeando con mayor libertad que antes, me viene muy bien la madurez y estoy renovándome mucho”, dice Leo.

-¿Te ha cambiado musicalmente esa madurez?

-Yo creo que más que cambiar es evolucionar. Me gusta permanecer siendo lo que fui porque la verdad que no es poco, pero la idea es mejorar: hacer mejores shows, que se vea una mejor comunicación con el público. Uno es un “entertainment”, cuando elegís subir al escenario es para asumir el compromiso de estar ahí arriba. Paso a paso voy mejorando y te dan ganas de seguir y no volver atrás. El oficio, más que la profesión el oficio.

-Estuviste trabajando con Benito Cerati en su último disco, ¿qué tal es ese trabajo de participación?

-Fue maravilloso porque Benito es como mi familia, lo quiero mucho a él y a todo lo que me une. Me invitó a formar parte de su corte de difusión y también del videoclip y fue una experiencia hermosa. El tema es maravilloso, nos representa muchísimo y fue divertido. Estoy agradecido porque siempre me tocan lugares muy lindos y decorados como los “features”, son lindas oportunidades. Principalmente la oportunidad de divertirse haciendo música, es ahí donde conectamos.

 

-Los sonidos han cambiado con las generaciones y vienen oídos y voces nuevas, ¿qué visión tenés de toda esta vorágine? ¿Has indagado en otras cosas?

-Yo puedo probar de todo. Ahora estoy probando con Naila Borensztein (productora y música de No Lo Soporto) y estamos probando unas composiciones modernas, muy futuristas. Después estuve trabajando con Juan Blas Caballero, productor clásico del pop, con el que hicimos dos canciones: “Fusionados” y “Todo lo que tengo”. Yo creo que en un momento de tanta confusión y ambición que uno tiene siempre al emprender una carrera, lo importante es cuidar la música que lo representa. No sería inteligente, ni fluido ni sano de mi parte estar arrastrando una movida sólo para pertenecer. Respeto lo que me representa pero también me gusta mucho “aggiornarme”, participar, escuchar todo. Vivo en un estado de juventud absoluta, así que estoy todo el tiempo con un iPad, Netflix y las mismas cosas con la que la gente se envicia.

-Los seguidores cotizan hoy en día, ¿dónde encontrás lo diferente, lo que suena de verdad?

-Es difícil seguir el ritmo de la actualidad. Hace poco descubrí a Radagast, que es un performer, y es un tipo divino. Vi su show y me alucinó y capaz que ponéle dos meses atrás ignoraba que eso pasaba. Lo mismo con Paulo Londra: lo empecé a escuchar y me sorprendí. Todo el mundo habla más del fenómeno comercial que de la música, en mi generación por ahí era al revés. Por más que existiera un Soda Stéreo o unas bandas con mucho éxito comercial, siempre uno se quedaba con la canción. Eso se perdió bastante, entonces no puedo seguir el ritmo desde ese lugar. Mucho éxito pero la canción no la escuchás, es cuestión de prestar atención y no quedarse ahí. Conozco youtubers, influencers y hay que estar al tanto de eso, pero una vez que me vuelvo un poco loco vuelvo a la realidad y lo único que quiero es agarrar una guitarra y cantar.

 

-Por ahí hay que ser crítico de las cosas que hay para terminar haciendo lo que uno quiere al final del día...

-Creo que más que ser crítico a veces cuesta más ser sincero en el sistema, porque está bueno quedar bien con todos. Vos no podés hablar mal de un colega porque le va bien o porque no te gusta lo que hace. En definitiva tenemos la libertad de hacer lo que queremos y ya de por sí en base a eso hay que tener respeto. Pero hacés una nota, te preguntan y, ¿qué querés que te diga, que me gusta todo? No, no me gusta todo. 

-Si no, terminás funcionado como aplaudidor compulsivo.

-Creo que el tiempo nos llevó a esto un poco. Antes iba a todas las discotecas, a todos los festivales, de acá para allá. Ahora estoy un poco vago con eso, a veces le echo la culpa a la edad. También creo que el sistema nos invitó a quedar en casa, ahora los festivales funcionan de otro modo como con la congregación del público más que con lo que pueda llegar a juntar un solo artista. Personalmente lo veo de manera optimista: no sabemos qué podemos hacer y está bueno eso. Lo más excitante de la vida es no saber qué va a pasar después porque es así, y hay que aceptarla.

-En los festivales se da eso: una mezcla de fenómenos comerciales y alguno que otro talento que también podés escuchar desde YouTube.

-Sí, eso y también el exitismo. No nos hace bien a nadie eso, te vuelve loco. El ego siempre está ahí interactuando como para hacer que uno no tenga una paz interior. Uy, tengo que hacer algo como esto, como lo otro. Pero bueno, artistas como yo o de mi camada siempre somos bienvenidos: en un bar, en un estadio, en un festival. Siempre hay que valorar eso, la bienvenida de un artista. La oportunidad de compartir, seguir componiendo, de tener colegas. Todo eso está intacto, todo lo demás puede ser pasajero, también es muy difícil mantenerse. Los estilos van cambiando, en una época era trabajar y ganar mucha plata y ahora no es así. Lo mejor de todo es tener una visión del tiempo, del mundo, de las personas que tenés al lado y cuidar a la gente. 

Winerock 2019

La novena edición del festival tendrá lugar hoy sábado en la Bodega Monteviejo (Vista Flores, Tunuyán)

El line-up estará conformado por Babasónicos, Coti, Vanthra, Leo García, Patricio Sardelli, Richard Coleman, Walas, OnOff, Joaco Vitola (Indios), Bruno Albano (Banda de Turistas), Hombres Bien, Ibiza Pareo, Paula Neder, Potra y muchos más.

Al igual que en ediciones anteriores, durante toda la jornada se podrá disfrutar de patio de comidas con foodtrucks y degustaciones de vino. 

Las entradas anticipadas pueden adquirirse en tuentrada.com y sus puntos de venta. A partir de las 10.30, estará habilitada la boletería en el acceso al predio, solo para entradas generales y pago en efectivo.