Espectáculos Sábado, 23 de marzo de 2019 | Edición impresa

Latinoamérica toda suena con un largo aliento

La flautista Beatriz Plana presenta en sociedad su tercer disco solista, “Sola flauta sola”. En el Museo Carlos Alonso.

Por Daniel Arias Fuenzalida - darias@losandes.com.ar

 “Sola flauta sola” es el final de un camino. Es una imagen que reúne diversas enfoques musicales, geografías latinoamericanas y sonidos transitados a lo largo de una carrera: la de la reconocida flautista Beatriz Plana. Beti, para los que la conocen. 

Lo explica: “El disco es una síntesis de un camino andado en la música. Desde hace muchos años que me dedico a difundir la música de autores latinoamericanos que se han ocupado de la flauta. Siempre me atrajo la mirada de los autores que escriben desde estos lugares”.

 

Fue gracias a un subsidio del INAMU (Instituto Nacional de la Musica) que este disco pudo ver la luz. No es, por supuesto, su primer trabajo. Plana siempre muestra no solo la versatilidad que tiene la flauta, sino su versatilidad como intérprete: “Clásicos Cuyanos”, a dúo con la guitarra de su esposo Leopoldo “Polo” Martí, es un trabajo que ningún comprovinciano debiera desconocer. “Sola flauta sola” es el tercero de ella como solista

Es que la flauta se basta a sí misma para unir el continente de norte a sur, con la “necesidad de transmitir las diferentes miradas de diversas músicas de Nuestra América, término que usamos con Polo, que tomamos de José Martí y que simboliza una América que pelea, que defiende el valor de lo nuestro",  explica Plana. 

 

Dicho esto, hay piezas de Cergio Prudencio (Bolivia), Mozart Camargo Guarnieri (Brasil), Diego Luzuriaga (Ecuador), Adina Izarra (Venezuela) y de los argentinos Gerardo Gandini (referente de la música contemporánea), Marcelo Toledo y Martí. Cada pieza tiene su contexto y su imaginería (explicadas como postales musicales en la edición física, diseñada por Germán Quiroga). Como “Luvina”, de Izarra, que se inspira en el cuento homónimo de Juan Rulfo, o “Serenata nocturna para flauta y ranas”, donde Martí escenifica un diálogo entre flauta y una orquesta de ranas nocturnas, grabadas. 

Pero entre todas, hay una pieza especial que se interpretará hoy y que no está en la lista del disco: un homenaje al mismo Carlos Alonso. “Polo hace mucho que quería escribir una obra en homenaje al maestro, y justamente apareció esta posibilidad en este momento, donde podemos presentar el disco en un museo maravilloso y en una fecha muy especial, que es la vigilia del 24 de marzo. Él ha trabajado sobre distintos objetos sonoros, desde un audio de una entrevista donde aparece la voz de Alonso hasta objetos sonoros que tienen que ver con lo cotidiano. Los usó para construir una pieza teñida de un dramatismo muy cargado".

 

Explica, en efecto, que aparecen sonidos cotidianos como un afilador o unas campanas grabadas en Isla Negra (Chile) . Sobre ese tapiz sonoro se tiende la historia desgarradora de Carlos Alonso, con una puesta en escena especial diseñada por Federico Ortega Oliveras.   

Presentación de "Sola flauta sola". 

Hoy a las 20:30, con entrada libre y gratuita, en el Museo Carlos Alonso, antigua Mansión Stoppel (Civit 348). El disco fue grabado en Mendoza en Underplace Estudio y editado por Ediciones “Del Urú” con el apoyo del INAMU, e integra el Catálogo del destacado sello argentino Los Años Luz Discos.