Política Lunes, 8 de abril de 2019

Las últimas horas del joven ultimado en Godoy Cruz: lo siguieron antes de su asesinato

Nahuel Vitali (18) fue ultimado de una puñalada en el corazón en Tiburcio Benegas y Uruguay. Las cámaras de seguridad serán claves.

Por Rodrigo Cuello

Roberto Nahuel Vitali (18) publicó en su Facebook el viernes a las 22. “Un día nada más. Ya tenés tu free? Háblame y te anoto en lista”, decía el mensaje. El joven relacionista público promocionaba una fiesta que se desarrolló el sábado en un boliche de Chacras de Coria. Pero él nunca llegó, fue brutalmente asesinado cuatro horas después de ese posteo de una puñalada en el corazón cuando salía de otra fiesta en Godoy Cruz.

 
su última publicación

La hipótesis de que Nahuel fue asesinado durante un robo es la que suena con más fuerza, al adolescente le faltaban las zapatillas. Por estas horas, los investigadores se enfocan en las cámaras de seguridad de la zona para lograr identificar al o a los homicidas. El adolescente fue abordado, aparentemente por dos hombres, alrededor de las 2 de la madrugada del sábado en la intersección de Tiburcio Benegas y Uruguay.

Vitali llegó cerca de las 23 al boliche Iskra, ubicado en la calle San Martín Sur, en ese lugar se desarrolló una matiné que él mismo publicitó entre sus contactos y que se extendió hasta las 2. Una cámara de seguridad grabó su llegada al local bailable: el adolescente se apoyó en una de las vallas de la entrada para mandar algunos mensajes, luego ingresó.

 

2 am, ya del sábado. Otra cámara de vigilancia capta a Nahuel afuera del boliche. El joven camina por calle San Martín hacia el sur tres cuadras y dobla hacia el oeste por Tiburcio Benegas. En las inmediaciones de esa esquina, los investigadores identificaron el detalle, hasta el momento más revelador, dos desconocidos lo siguen desde atrás. El RR.PP. no advierte su presencia porque va mirando su celular.

Luego, una media hora más tarde, un llamado al 911 advierte que hay un joven tirado a unos 200 metros de la escena previa del presunto robo, en Tiburcio Benegas y Uruguay (según fuentes policiales, este primer aviso aseguró que la víctima había sido atropellada). Los efectivos que llegaron al lugar, constatan que en esa esquina hay un adolescente herido y piden una ambulancia del SEC. Los médicos rectifican la información del incidente vial y certifican lo peor: una herida punzocortante a la altura del corazón había acabado con la vida del adolescente.

Horas más tarde, y pese a que no contaba con ninguna documentación al momento de ser hallado, el muchacho asesinado fue identificado como Roberto Nahuel Vitali.

Uruguay y Tiburcio Benegas. La esquina del homicidio. | Orlando Pelichotti / Los Andes

Víctima de un robo

Si bien por el momento no se ha descartado ninguna hipótesis. El homicidio en situación de robo es la principal y hay pruebas que la sustentan: la grabación que evidencia los instantes previos a un aparente asalto y que los agresores escaparon con las zapatillas de Vitale. El joven sí tenía su celular y en una de sus muñecas, un precinto de “Mantra” (la vip de Iskra), lo que certifica que horas antes estuvo en ese boliche.

Además, el joven asesinado presentaba lesiones cortantes defensivas en su cuerpo.

Los investigadores, al mando del fiscal Horacio Cadile, trabajan a contrarreloj para identificar a los asesinos. “Las grabaciones de las cámaras de seguridad de los comercios de la zona serán fundamentales”, adelantó una fuente judicial.

 

Una zona “agitada”

La conmoción que ha generado el asesinato de Vitale no solo ha destrozado a su familia y a su círculo íntimo, sino que ha despertado la preocupación de los vecinos de la calle San Martín Sur, una zona destinada a locales gastronómicos, bares y boliches.

“Todos los fines de semana es igual acá, a la salida de los boliches pasan un montón de chicos, siempre golpean las puertas y gritan. Nunca nos había pasado de encontrar una persona que se había muerto, eso nos chocó, podría haber sido cualquiera de nuestros hijos”, sentenció una mujer a Canal 9.

Por su parte, el comisario Camilo Uvilla, jefe departamental de Godoy Cruz, confesó estar muy dolido por el crimen y detalló los operativos que se realizan en esa zona durante los fines de semana.

“Desde las 20 dos móviles patrullan constantemente la San Martín Sur, de punta a punta. Luego, a las 4 de la mañana, con la salida de los boliches, se monta un gran dispositivo de seguridad al que se suman efectivos de la policía Vial”, detalló el comisario.