Da La Nota Miércoles, 9 de octubre de 2019

Robo, infidelidades y búsqueda de fama: las relaciones frustradas de Lizy Tagliani

Los últimos noviazgos de la conductora coinciden más de lo que parece. A Lucas Tisera y Federico de Nihilo ahora se suma Leo Alturria.

Por Redacción LA

El gran presente laboral y la fama que vive Lizy Tagliani parece no ser compatible con una vida amorosa estable. Desde su salto a la fama hasta sus días como una de las comediantes más queridas del país, sólo ha cosechado fracasos en cuestiones del corazón. El más reciente es el de Leo Alturria, a quien dejó 48 horas después de haberlo presentado en el living de Susana Giménez. 

Con una angustia que no podía controlar y quedaba evidenciada en cada palabra que expresaba ante la cámara, Lizy habló en su programa de la decisión de terminar su relación con el rugbier cordobés por las críticas que recibieron después de visitar a la diva. “No me gustan los malos comentarios, me hacen pésimo. Me lastima mucho, no me gusta que me digan esas cosas. No puedo seguir”, comentó. “Pareciera que no tengo la posibilidad de conocer a alguien solo porque es más joven”, se lamentó. 

 

Ella viene de cumplir 49 años en septiembre y el joven tiene 31. Antes de formalizar su relación ella ya lo había dejado por sus inseguridades. “Tenía miedo de lo que podían pensar sus amigos y su familia al conocerme. Decía: ‘¿Qué van a pensar cuando me vean llegar, con un metro ochenta y todo lo que tengo? Cuando vayan al vestuario lo van a cargar’”, expresó sobre lo que sintió antes de ir a verlo en un partido.

El comentario más realizado sobre el chico que tiene un pasado por varios programas de TV y que sueña con convertirse en productor era que se estaba aprovechando de la fama de la conductora. “Yo hablo de más, cuento. A mí me gusta que esté en los medios, no tiene nada de malo si se convierte en famoso. A mí no me molesta mostrarlo. ¿Qué me va a sacar? Con que me dé felicidad es suficiente...", aclaró ella.

Lizy estuvo en el living de Susana con el cordobés.

Pero esta no es la primera vez que un muchacho que sale con la humorista es acusado de buscar fama a costa de su relación. “Estuve 11 años con Lucas (Tisera). Viajábamos en el 160 y comíamos fideos... me acompañó a todos lados. La gente no solo está conmigo porque soy famosa", se defendió ella el martes antes de comenzar el Precio Justo. 

Pero no parecía Lizy. El humor que la caracteriza y la ayudó a superar las situaciones más difíciles brilló por su ausencia. A diferencia de las bromas que realizó al momento de su ruptura con Federico de Nihilo, el último novio que había presentado antes de Alturria, esta vez habló desde el dolor. 

 

Infidelidad y búsqueda de fama

La lista de fracasos amorosos de Lizy Tagliani comenzó con Lucas Tisera. El hombre estuvo en pareja con la peluquera durante 11 años. Él la eligió mucho antes de que ella diera su salto a la fama, la acompañó en sus primeros pasos en los medios, pero todo terminó con engaños y desilusión. 

Lucas y Lizy estuvieron 11 años juntos.

Él quería formar un familia, cosa que con ella no creía posible. Por eso, comenzó a llevar una doble vida. “Lucas necesitaba una familia real, con una mina que se embarace, con una esposa y una familia tipo que yo no se la podía dar. Y, de repente, el empezó a engañarme y yo me entero. Él estaba generando como una vida paralela. Hasta que un día digo: ‘¿Por qué voy a negarle la posibilidad a este chabón de ser feliz, si realmente no tiene la seguridad de estar conmigo?’”, reflexionó Tagliani en sus primeros momentos de fama. 

En 2016 el decidió ganarse su lugar en los medios a costa de ser “el ex de Lizy Tagliani”. Ingresó a la casa de Gran Hermano, en su edición por la pantalla de América, aunque su momento de exposición fue efímero. 

Lucas Tisera se presentó en Gran Hermano como "el ex de Lizy Tagliani"
 

 

Robo y conductas sospechosas

Ya consolidada como una estrella de la TV argentina, la comediante apostó nuevamente al amor. También en el programa de Susana, presentó a su novio Federico de Nihilo. La relación parecía tener futuro, incluso llegaron a convivir y soñaban con casarse. Pero todo finalizó en un confuso episodio con el hombre detenido con pertenencias de ella, cuando estaba vestido de mujer. 

Tiempo después ella confesó que anteriormente ya había notado algunas actitudes extrañas que sucedían a sus espaldas. Como por ejemplo, encontrar todos sus maquillajes revueltos. Ella le dijo al muchacho que no estaba mal que él “tuviera su intimidad y sus secretos”, pero “lo malo es que esto sea dañino, que lo padezcas, porque nadie se puede maquillar rompiendo todo. Eso no es disfrutar. Lo que está mal es, cuando vos decidís convivir, la sorpresa”.

 

“Soy una mina de verdad, con educación. No le tengo miedo a la soledad, me gusta estar conmigo misma. ¿Por qué tengo que pasar por algo así? ¿Por qué en lugar de estar contando una anécdota divertida tengo que estar contando esto?”, expresó una vez terminada la relación. 

Con Federico de Nihilo todo terminó en un confuso episodio.
 

Romance fugaz

El último desfortunio de la ganadora de un Martín Fierro por su labor humorística en Cortá por Lozano es el de Leo Alturria. Desde su presentación pública sólo duraron dos días. Aunque a ella se la vio muy enamorada y feliz, decidió poner punto final a la relación para preservar al cordobés. Entre ellos todo terminó de buenos modos, incluso aseguraron que seguirán siendo amigos. 

Hoy, la ex pareja tomará un instante del ciclo que ella conduce en Telefé para dar sus explicaciones de su ruptura. 

Así, una vez más con el corazón roto, Lizy volvió a la soltería. Pero en esta ocasión no fueron las acciones de su pareja lo que la dañaron, sino la discriminación y el prejuicio del público que tanto dice amarla.