Sociedad Sábado, 29 de febrero de 2020 | Edición impresa

Las reinas tendrán clases de yoga y de cocina durante la “convivencia”

Las 17 candidatas a la corona nacional de la Vendimia ingresaron ayer al hotel en el que vivirán hasta el sábado.

Por Priscila Mateos - pmateos@losandes.com.ar

Las 17 candidatas, junto a María Laura Micames y Luz Martina Mervcol, Reina y Virreina de la Vendimia 2019, compartirán una semana de actividades que incluirán clases de yoga y de cocina regional.

 

El clima vendimial ya está instalado en Mendoza y sólo faltaba que hicieran lo propio las 17 reinas departamentales, quienes desde ayer y hasta el 7 de marzo convivirán en el Hotel Fuente Mayor. 

Ignacio Blanco / Los Andes

La cita era a las 8 de la mañana y desde esa hora la calle Espejo empezó a poblarse de combis, carteles, fotógrafos, turistas y familiares de las soberanas, quienes fueron las protagonistas absolutas de la jornada.

 

Una de las primeras en llegar fue Sofía Grangetto (de Guaymallén) quien lució feliz rodeada de familiares y amigos. “Estoy desde las 8.15. Lo primero que quiero hacer es disfrutar y pasarla bien”, adelantó la joven.

Junto a ella estuvo parte de su corte. Felices, las reinas distritales mostraron su apoyo a Sofía “porque es una persona hermosa”, según aclaró la representante de La Primavera. 

 

La que llegó con el vestuario más original fue Anabella Ludmila Carreras, de La Paz, quien lució un conjunto “gauchesco” diseñado por María Allub. Respecto de quién tuvo la idea, reconoció que “lo decidimos en equipo, porque queríamos mostrar la tradición. Lo hablamos con mi coordinadora y con el director de Cultura y nos pareció bien”.

Ignacio Blanco / Los Andes

Otra de las representantes tempraneras fue Juliana Miller, de San Rafael. “Estoy en la Ciudad de Mendoza desde el miércoles y llegué a las 8.15 al hotel”, precisó. La joven se mostró ilusionada con la idea de poder llevar de nuevo la corona nacional a su tierra. “La última Reina Nacional que tuvimos fue Cecilia Fornara, en 1998, que fue el año en el que nací”, indicó.

 

Por supuesto, también se sumaron a la convivencia María Laura Micames y Luz Martina Mercol, Reina y Virreina Nacional de la Vendimia 2020. Esta última se mostró visiblemente emocionada cuando las hicieron ubicarse para la foto grupal, secándose disimuladamente las lágrimas.

Ignacio Blanco / Los Andes

En cuanto a Laura, se la pudo ver más descontracturada: “Estoy bien, muy feliz, terminando una etapa muy linda de mi vida. Es más relajado estar de este lado, se siente mejor”, bromeó en referencia a no estar compitiendo.

 

Otro que dijo presente fue Santiago ‘Buenas Ondas’ Morales, conocido popularmente también como ‘el cambelán de las reinas’. Sin brillos, pero con gorro y de sport, acompañó a las candidatas en su día de ingreso.

Bienvenida y capacitación

Una vez que arribaron todas las reinas, se dio inicio al acto protocolar de bienvenida por parte de las autoridades del hotel. Después fue el turno de la ministra de Cultura y Turismo, Mariana Juri, quien pidió a las soberanas que “compatibilicen las actividades con la vida personal” y que “disfruten” de esta semana que será de “afecto, cariño y emociones encontradas”.

 

Finalmente, Juri reflexionó sobre el significado de la fiesta máxima local: “La Vendimia excede a lo que es el Gobierno; la Vendimia es de los mendocinos”.

Ignacio Blanco / Los Andes

Por su parte Roberto Barth, gerente comercial del hotel (que no les cobra a las candidatas el alojamiento), aseguró que al equipo del lugar los hace felices recibir por segundo año consecutivo a las reinas y las coordinadoras. 

Muchos de los huéspedes se encontraron con la novedad del alojamiento “real” mientras tomaban el desayuno o se alistaban para salir. “Recién un grupo de Chile se mostró sorprendido y les tuve que explicar de qué se trataba”, comentó entre risas Barth.

 

Al finalizar el acto protocolar, las 17 soberanas comenzaron con su capacitación, siendo la primera charla sobre Perspectiva de Género, a cargo de Silvina Anfuso, directora de Género y Diversidad.

Pero junto con esa actividad tendrán otras más curiosas. Por ejemplo, hoy a la mañana, Alejandra Navarría les dará una clase de yoga, prevista para realizar alrededor de la piscina. Luego de participar de la Bendición de los Frutos, las reinas también recibirán el lunes una clase de cocina regional, a cargo del chef Flavio Eglez.

 

“Guerra” de hinchadas

Como cada año, muchas de las reinas llegaron acompañadas de familiares y amigos que buscaron mostrar su apoyo con carteles, redoblantes y trompetas. La primera barra ruidosa en arribar fue la de Junín, quienes esperaron a Melisa Simón con mucho ruido, banderas y cantos.

Luego se sumaron otras hinchadas, pero claramente el “cruce” más fuerte se dio entre Tupungato y Junín, quienes buscaban taparse entre sí, mientras las soberanas ya estaban formadas para la foto oficial.

 

María Adriana Burgos, mamá de Oriana Nadalini (Lavalle), no se achicó frente a las barras numerosas y mantuvo su aliento constante para que su hija se sintiera acompañada, mientras sostenía un cartel en cada mano.

Si bien fueron varios los intendentes que decidieron acompañar a su soberana, la funcionaria de Santa Rosa, Flor Destéfanis, fue más allá y trajo un número musical para homenajear a Daniela Vanín, su reina departamental.

 

Es más, la intendenta, que fue Reina Nacional de la Vendimia en 2010, se informó hasta de cómo estaba armada la agenda de actividades y se mostró muy cercana con la joven a quien trató con toda amabilidad y afecto.