Economía Jueves, 18 de abril de 2019 | Edición impresa

Las pymes que exporten más que en 2018 no van a pagar retenciones

Se trata de la obligación de tributar de 3 a 4 pesos por cada dólar exportado, según se trate de productos industrializados o primarios.

Por Bárbara Del Pópolo - bdelpopolo@losandes.com.ar

El Gobierno Nacional resolvió eliminar los derechos de exportación, o retenciones, para todas aquellas empresas que exporten por encima del promedio del año pasado. La medida sólo es aplicable a exportadores con ventas menores a U$S 50 millones anuales y en Mendoza podría significar un ahorro de  U$S 525 millones de dólares.

Según explicó el ministro de Economía de la provincia, el anuncio nació de un pedido que hizo el Ejecutivo provincial con miembros del sector exportador mendocino en el marco de la Mesa Vitivinícola durante la última visita presidencial.  

“Discutimos dos temas centrales, las no retenciones al incremental de las exportaciones y el aumento del mínimo no imponible. Hace un mes salió ese beneficio y en la última visita del Gobernador (Alfredo Cornejo) a Buenos Aires le adelantaron que se iba a anunciar este beneficio para los exportadores”, señaló el funcionario.

 

Según explicó Kerchner, se espera que este sea un alivio para los exportadores de la provincia, que el año pasado tuvieron un repunte en sus exportaciones desde la segunda mitad. “El año pasado se dividió en dos, durante los primeros meses las exportaciones no iban tan bien porque el dólar estaba bajo, el segundo semestre fue mejor y si se hace un cálculo en promedio, ya arrancamos con un beneficio, porque este año se exporta a un dólar superior a ese promedio”, agregó.

Además, el ministro resaltó que en el caso de los vitivinícolas esto viene a completar un beneficio que ya les otorgó la provincia con el “autobloqueo para las exportaciones” por el que se les abonará a las bodegas $ 1 por cada litro que decidan inmovilizar y $ 2 más una vez que este se haya exportado. En este caso, el beneficio no se otorgará con dinero en efectivo, sino que se dará a través de un bono fiscal para el pago de Ingresos Brutos. Así, si una bodega que inmovilice 1.000 litros, recibirá $ 1.000 en forma de bono y si luego logra exportarlo todo, cobrará $ 2.000 más. 

Expectativas de las pymes  

Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, fue optimista respecto al anuncio. “Frente a la crítica situación de la coyuntura esperamos que estas medidas representen un horizonte de esperanza para muchos sectores. La quita de retenciones puede ser positiva”, apuntó.

 

También Walter Bressia, presidente de Bodegas de Argentina, se mostró sumamente conforme con el anuncio y  destacó que fue una propuesta que surgió de la entidad y que gestionó el gobierno provincial. Esto implica una promoción a la exportación para las pymes, ya que incluye a las que exportan menos de U$S 50 millones.

Igualmente el gerente del Fondo Vitivinícola, Sergio Villanueva, celebró que el universo que se contempla dentro de la eliminación de los derechos a la exportación esté dirigido principalmente a las pymes y comentó que entre las bodegas consultadas las expectativas son igualmente buenas.

El sector exportador de servicios se mantiene calmo y a la espera de que se amplíen los detalles del anuncio oficial. De acuerdo con Marcelo Robbio, fundador de Belatrix y miembro de la Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos de la Argentina, el impuesto resultó ser de muy alto impacto para un sector que tiene “prácticamente cero desocupación y nada de empleo en negro” y que, por lo tanto, es generador de puestos de trabajo genuino. 

 

Según datos de ProMendoza a septiembre de 2018, hay cerca de 40 empresas registradas en la provincia que exportan productos o servicios informáticos y entre todas tienen una facturación promedio anual de U$S 80 millones, valor que ascendería a U$S 100 millones o más este año, debido al cambio de escenario que dejó el aumento del tipo de cambio.

 

El beneficio estimado  

De acuerdo a una estimación del ministerio de Economía, Infraestructura y Energía de la Provincia, sobre la base de datos que lleva la Fundación ProMendoza, durante todo el año 2019 si el incremental se computa a través de las exportaciones en dólares el beneficio para las Pymes sería de U$S 525 millones y si se computa por volumen exportado, el mismo ascendería a cerca de $ 870 millones.  

Si se estima el beneficio por la suma de Peso Neto, en Productos Primarios se calcula un ahorro de $10.474.056, en Manufacturas de Origen Agropecuario el mismo llegaría a los $400.738.232 y el resto corresponde a Manufacturas de Origen Industrial.