Economía Sábado, 6 de abril de 2019

Las preocupaciones del FMI: menos recaudación, más inflación y el "riesgo político"

El organismo internacional mostró su temor con respecto a la administración del Gobierno, tras el nuevo desembolso de 10.870 M de dólares.

Por Redacción LA

El FMI desembolsó ayer 10.870 millones de dólares correspondiente al el cuarto tramo del crédito stand by, para que el Tesoro lo use con el fin de contener el dólar en nuestro país. Sin embargo, el organismo le advirtió al Gobierno su preocupación sobre la inestabilidad en el 2019: menor recaudación, una mayor inflación y un "riesgo político" de cara a las elecciones presidenciales.

 

 

La recesión “ha tocado fondo”

En su evaluación de la economía argentina, el Fondo Monetario Internacional aseguró que hay indicios de que la recesión “ha tocado fondo”. Por ello pidió a la administración de Mauricio Macri “prudencia en la ejecución de gastos” y fue contundente sobre la política argentina para bajar los precios: “Los resultados en términos de la inflación han decepcionado”.

En un comunicado difundido, la directora gerente del Fondo, Christine Lagarde, dijo que “las políticas de las autoridades que sustentan el acuerdo respaldado por el FMI están dando fruto” y que el déficit fiscal y de cuenta corriente “están disminuyendo”.

Sin embargo la actividad económica se contrajo en 2018. "Se contrajo 2,5%, impulsado por una fuerte compresión en el consumo privado y la inversión". Y "la recesión se aceleró en el último trimestre" de ese año.

Como consecuencia, "se perdieron 200 mil empleos formales terminando la tasa de desempleo en 9,1% contra 8,4% del año anterior". Otro dato: "la disminución de los salarios reales parece estar tocando fondo tras caer 8% en 2018".

 

“La inercia inflacionaria resulta difícil de quebrar”.

Luego Lagarde advirtió que “la inflación sigue siendo elevada; las expectativas inflacionarias están aumentando y la inercia inflacionaria resulta difícil de quebrar”.

Lagarde avaló la política monetaria del Banco Central, pero fuentes oficiales del FMI advirtieron que para que la inflación este año ronde el 30% que el organismo ha pronosticado se necesitan unas paritarias que ronden esa cifra o quizás un poco más. Pero “que no miren completamente hacia atrás”, es decir que no busquen “recuperar la perdida total de los salarios reales” del año pasado.

 

El Banco Central aumentó sus reservas pero no hay consumo

El FMI destacó tres datos del Banco Central (BCRA): las reservas internacional, al decir que "aumentaron casi u$s7000 millones en el cuarto trimestre de 2018; el fin de las Lebacs, al observar que "el stock pendiente fue eliminado, sacando una importante vulnerabilidad en la economía", y sobre las Leliq, "la limitación de tenencia a los bancos nacionales". Recordó además que Hacienda presentará un borrador de la nueva carta orgánica del BCRA en el Congreso.


Sin embargo, el organismo multilateral de crédito insistió una vez más que el Estado tendrá una menor recaudación a la esperada (-1,7% sobre el PBI). Entre otros aspectos, por la caída de los ingresos por IVA, es decir por consumo, aunque eso podría revertir a final del año conforme a una tendencia al crecimiento de la economía.

 

Preocupación en el FMI por las Elecciones 2019

Respecto de las elecciones de octubre, el staff report manifestó su preocupación por cómo podría impactar en el escenario económico. “Representan una incertidumbre importante”, dijeron.

"Las elecciones nacionales de octubre representa un riesgo visible a corto plazo. Esto podría aumentar la ansiedad del mercado, potencialmente alimentando una dolarización mayor que la esperada y salidas de capital que, a su vez, debilitarían el peso y crearían preocupaciones renovadas sobre la dinámica de la deuda y las fuentes de financiamiento presupuestario".

Y, aunque sin decirlo, sugirió un cambio de signo político: "Una recesión más profunda que la esperada o la incapacidad de reducir la inflación podría debilitar el apoyo público al programa de ajuste. Este sentimiento podría, a su vez, alimentar las dinámicas electorales".

Consultado sobre si el FMI estaría dispuesto a renegociar el programa en caso de que ganara una fuerza opositora, un alto funcionario del Fondo dijo que los técnicos van seguido a Buenos Aires y ven a todos. “Queremos lo mejor para la Argentina”, dijo. “Queremos responder en cualquier circunstancia y con cualquier autoridad”.